.

Amazon ha comprado Kiva, que desarrolla robots de almacén que ayudan a cumplir con los pedidos

Negocios

El almacén se alza como el entorno ideal para probar coches autónomos antes de salir a carretera

Estos espacios privados, cerrados y altamente controlados son perfectos para que los vehículos sin conductor se enfrenten a situaciones en las que hay humanos presentes. Varias empresas ya están trabajando en este enfoque

  • por Jamie Condliffe | traducido por Teresa Woods
  • 12 Julio, 2017

Se habla mucho de la llegada inminente de los coches autónomos a nuestras carreteras. Pero los primeros grandes avances de los vehículos sin conductor podrían limitarse a los entornos de almacén. Muchas instalaciones de almacenamiento, como las de Amazon, ya están altamente automatizadas. La mayoría de los robots de almacén instalaciones dedican su tiempo agrupar los distintos artículos de un pedido para que puedan ser recogidos, embalados y enviados a los clientes. Pero eso es tan solo parte de la historia. "Siempre hay otras cosas que pueden trasladar", asegura el director de tecnología de Ocado, el minorista de alimentación online más grande del mundo, Paul Clarke. "Incluso en centros de distribución altamente robotizados, las mercancías tienen que entrar. Cuando llega un camión de reparto, deben ser descargadas y llevadas a un lugar desde el cual un humano o un robot pueda guardar los artículos".

Muchas empresas ya están desarrollando robots para ayudar a automatizar esa parte del puzle. Por ejemplo, Bloomberg informa de que la empresa española de ingeniería Asti ha recibido inversiones de importantes empresas como Caterpillar y General Electric para desarrollar montacargas, apiladores y transpaletas autónomos. Y la empresa estadounidense Fetch Robotics, cuya directora ejecutiva, Melonee Wise, fue una de nuestros 35 Innovadores menores de 35 en 2015, lanzó recientemente un robot que transporta palés capaz de soportar cargas de 1.500 kilos y definir su propia ruta gracias a una combinación de LIDAR y cámaras estereoscópicas.

Pero lo más interesante está por venir, ya que lo más probable es que los entornos industriales empiecen a adoptar de forma masiva este tipo de vehículos autónomos mucho antes de que lleguen a las carreteras. De hecho, un almacén es un "entorno interesante" para el desarrollo de vehículos autónomos ya que "permite experimentar con la misma tecnología [que se utiliza en carreteras], pero en un entorno más controlado y no regulado", señala Clarke. El CEO detalla: "[El entorno] es de nuestra propiedad, y podemos asegurarnos de que la gente no salte [delante de los vehículos] o haga cosas extrañas como hacen los peatones".

Esta limitación sería una ventaja para lanzar, por ejemplo, vehículos que han aprendido a conducir desde cero por sí mismos gracias al aprendizaje profundo. Estas tecnologías provocan recelo en muchas personas porque actualmente no hay forma de saber cómo han tomado sus decisiones. Es probable que los dueños de los almacenes sean más permisivos y dejen que los robots rueden por sus plantas antes de que los Gobiernos les permitan circular por las carreteras públicas.

Por su parte, Clarke afirma que Ocado está empezando a colaborar con la empresa británica de vehículos autónomos Oxbotica en el desarrollo de unos vehículos autónomos que serán utilizados dentro de sus almacenes. (Las dos empresas también se han asociado en un ensayo de entregas de alimentos sin conductor.) De momento, el proyecto ya ha mapeado uno de los centros de distribución de la tienda de comestibles para recopilar datos que los vehículos necesitarán para circular solos. Pero Clarke no quiere dar detalles sobre cuáles serán los usos que se darán a estos vehículos dentro de sus almacenes. Lo único que dijo fue que Ocado "podía crear un entorno seguro" en el que Oxbotica podría "realizar experimentos que aún no se pueden llevar a cabo en carretera".

(Para saber más: Bloomberg , Los robots siguen adueñándose de las tareas, ahora es el turno del montacargas, Unas furgonetas autónomas de supermercado están haciendo repartos en Londres, Un enjambre de 1.000 robots transporta y almacena los productos frescos del súper)

Negocios

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Los quioscos inteligentes se están convirtiendo en el cerebro de la ciudad del futuro

    Nueva York y Londres están instalando estas infraestructuras para ofrecer conectividad a sus ciudadanos, pero podrían llegar a ofrecer información ambiental, rutas de tráfico, datos sobre eventos locales y hasta vigilar todo lo que pasa a su alrededor

  2. Las empresas de ciberseguridad se ofrecen a pagar el pato si hackean a sus clientes

    No es justo que una compañía que contrata a una empresa de ciberseguridad sufra todas las consecuencias en caso de ciberataque. Así que los responsables de seguridad están empezando a ofrecer programas de garantía (que además les distinguen de la competencia)

  3. La economía 'freelance': las empresas ganan a costa de los derechos del trabajador

    Un informe del Gobierno de Reino Unido calcula que las compañías se están aprovechando de un millón de personas sujetas a trabajos esporádicos a las que controlan como empleados pero tratan como si no existiera una relación laboral y valora una nueva figura de contratista dependiente