.

El próximo otoño, Apple Watch empezará a comunicarse con equipos de gimnasio para rastrear los entrenamientos. Para desarrollar los algoritmos, Apple tiene un gimnasio secreto de inteligencia artificial donde recopila datos de empleados voluntarios

Cadenas de bloques y aplicaciones

En otoño podrá conectar su Apple Watch a las máquinas de su gimnasio

1

Durante años, la compañía ha operado un laboratorio secreto en forma de gimnasio donde los empleados voluntarios practican diferentes actividades mientras se rastrean sus datos. El objetivo es que el reloj logre entender la actividad física en tierra y mar, e incluso en reposo

  • por Rachel Metz | traducido por Teresa Woods
  • 17 Agosto, 2017

Apple lleva varios años operando un laboratorio de fitness en una ubicación no revelada de su campus en Cupertino, California (EEUU). Y no ha sido hasta ahora cuando la empresa ha decidido mostrar algunas migajas de lo que hace ahí dentro. Ante un pequeño grupo de periodistas en Los Ángeles (EEUU), la empresa hizo algunas demostraciones de cómo está estudiando todo tipo de actividades físicas, tanto en tierra firme como en agua, para desarrollar algoritmos capaces de rastrearlas desde un Apple Watch.

Durante las demostraciones, el director de fitness para las tecnologías de salud de Apple, Jay Blahnik, explicó que cree que el laboratorio tipo gimnasio, que fue construido antes de que se lanzara el Apple Watch en 2015 y utiliza empleados voluntarios como conejillos de indias, ha recopilado más datos biométricos que nadie. También se ha convertido en el mayor comprador de carros metabólicos, unos aparatos que se utilizan para rastrear el consumo de oxígeno. Según el responsable, la empresa ya cuenta con 50 de estas máquinas y la mitad de ellas son portátiles para poder ser utilizadas para rastrear actividades como la natación y el ciclismo. Y añadió que los empleados los utilizan a diario para dar paseos en bicicleta junto con una protección de seguridad.

La natación se hace en una piscina infinita cubierta. Según Blahnik, sus datos revelan que las personas no nadan tan bien como creen. Resulta que incluso cuando la gente practica este deporte con frecuencia, resulta difícil medir la diferencia entre, por ejemplo, sus movimientos de crol y de braza.

Eso no quiere decir que todo el mundo que entre en este gimnasio de datos vaya a realizar una actividad física. El responsable detalló: "Podrías presentarte para que estudiemos cuántas calorías quemas mientras estás sentado, porque también debemos entender eso".

Las demostraciones, presentadas por la propia Apple y varios desarrolladores externos, también incluyeron algunas capacidades nuevas y futuras de salud y acondicionamiento del Apple Watch, incluida una que vincula el reloj directamente con una cinta de correr para rastrear el entrenamiento. Esta prestación estará disponible en otoño con el lanzamiento del nuevo sistema operativo de Apple Watch, WatchOS 4, y equipos de gimnasio compatibles.

Cadenas de bloques y aplicaciones

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. Puzles: la nueva moda de Instagram para luchar contra el estrés

    Cada vez más gente busca una actividad analógica y relajante a la que dedicar su tiempo libre, y la encuentra en los rompecabezas. Esta tendencia no solo se refleja en las etiquetas y foros de las redes sociales, también está creando una industria especializada en modernos modelos y complementos

  2. Por qué la 'app' del coronavirus puede ser más dañina que beneficiosa

    El Gobierno chino ha lanzado una aplicación que evalúa si los usuarios han estado cerca de algún infectado. Aunque el servicio podría reducir los contagios y aumentar nuestro conocimientos sobre la epidemia, también podría aumentar el estigma social de los enfermos y de los falsos positivos

  3. Criptomonedas, la nueva arma para la guerra entre EE. UU. y China

    Si creía que la fiebre por las monedas digitales se había acabado, se equivoca. Este año, la tecnología podría darnos aún más quebraderos de cabeza por la presión de Zuckerberg por lanzar Libra a nivel global y el contrataque del gigante asiático, que podría estar a punto de presentar la suya propia