.

Móvil

Así se convirtió Gangnam Style en una pandemia mundial

El vídeo del cantante surcoreano Psy se convirtió en la peste negra de la difusión de contenidos virales por redes sociales. Un grupo de investigación de Budapest intenta comprender el patrón

  • por Emerging Technology From The Arxiv | traducido por Teresa Woods
  • 11 Agosto, 2017

La propagación de las enfermedades siempre ha seguido un patrón claro. El brote comienza en un lugar y un momento específicos y luego se extiende como si se tratara de ondas desde la fuente.

La velocidad a la que avanzan esas ondas u olas depende de los medios de transporte y las formas de desplazarse. Los registros históricos muestran que la peste negra recorrió Europa a unos dos kilómetros al día. La propagación de esta forma especialmente virulenta de la peste bubónica que mató a entre 35 y 200 millones de personas durante el siglo XIV se vio limitada por los medios de transporte disponibles entonces.

Pero algo extraño ocurrió en el siglo XX. Aunque parecía que esa forma de expansión por oleadas había desaparecido, los viajes aéreos permitieron que las enfermedades dieran de repente el salto de un continente a otro a una velocidad vertiginosa. No obstante, los teóricos de redes encontraron que podían restaurar la naturaleza ondulatoria de las epidemias si incluían el factor velocidad en sus modelos. Al hacerlo, los investigadores recuperaron el patrón de dispersión en forma de onda para las enfermedades.

Se cree que los fenómenos sociales, como las canciones, los tuits y los videos virales se propagan de forma parecida. Y puesto esto sucede de persona a persona a través de una red social, debería seguir un patrón de propagación de onda.

El problema es que resulta difícil de identificar un patrón así porque la expansión geográfica de la información se distorsiona por las redes sociales en las que se transmite. Entonces, las dudas vuelven a surgir y los investigadores se preguntan si se trata realmente de un movimiento ondulatorio u otra forma totalmente diferente.

Para resolver el misterio, los científicos de redes estarían encantados de tener un ejemplo emblemático de la manera en la que una información específica se ha propagado por todo el mundo y, además, de forma medible.

La epidemia Gangnam Style

Hoy, la investigadora de la Universidad Eotvos de Budapest (Hungría) Zsofia Kallus y varios de sus compañeros afirman haber encontrado un ejemplo en cómo recorrió el mundo entero el vídeo de Gangnam Style, la canción del cantante surcoreano Psy, en 2012, el primer vídeo de la historia en acumular más de 1.000 millones de reproducciones en YouTube. Según el equipo de Kallus, el caso de Gangnam Style permite recuperar la firma única en forma de onda para la difusión de la información siempre que se tengan debidamente en cuenta las redes sociales involucradas.

La historia detrás de la pandemia de este vídeo musical es extraordinaria. Se trata de una canción del estilo conocido como k-pop y obra del músico surcoreano Psy, el cual era relativamente desconocido fuera de su país de origen. Lanzada el 15 de julio de 2012, la canción se convirtió de inmediato en un éxito en Corea del Sur.

Sin embargo, y dado que Psy era un desconocido fuera de su país, el éxito posterior del vídeo era difícil de predecir. Pese a ello, el 21 de diciembre de 2012 el vídeo ya se había convertido en el más visto de la historia al alcanzar los 1.000 millones de reproducciones en YouTube en todo el mundo. "En 2012, el récord de Gangnam Style supuso la aparición de un nuevo tipo de meme en línea, alcanzando un nivel de fama sin precedentes a pesar de su pequeña audiencia local original ", escriben Kallus y sus colaboradores.

Explicar cómo sucedió esto es el objetivo del trabajo del equipo de Kallus. Para ello, examinaron la difusión del vídeo a través del historial de tuits geolocalizados de Twitter a fin de encontrar los que mencionan Gangnam Style. "La información de la ubicación nos permite registrar la hora de llegada aproximada de ciertas noticias a una región geopolítica concreta", explica el equipo de Kallus.

El estudio revela la forma en la que se propagó el vídeo, que empezó en Filipinas y de ahí al resto del mundo. Probablemente se debe a que Filipinas está relativamente cerca de Corea del Sur pero también a que está más conectada con el resto del mundo a través de su diáspora. El país también tiene vínculos más fuertes en inglés.

Pero nada de eso reveló el clásico patrón ondulado que los epidemiólogos esperan observar cuando se producen eventos virales. De hecho, la difusión del vídeo trazada a partir de la distancia geográfica con Corea del Sur parece más o menos aleatoria.

Esto se debe a que la distancia geográfica no es el factor clave en la difusión de la información por redes sociales. Eso depende, en su lugar, de la fuerza de los vínculos entre una zona y otra: los lugares que tienen muchos lazos sociales probablemente reciban información más rápidamente que los que tienen vínculos débiles.

Y de hecho, eso es exactamente lo que encontró el equipo de Kallus: una manera de reemplazar la distancia geográfica por una distancia efectiva que refleje la velocidad a la que la información puede propagarse entre dos puntos. Una vez que el equipo investigador reemplazó la distancia geográfica por esa distancia efectiva, apareció el ansiado patrón en forma de onda.

El equipo de Kallus fue incluso capaz de comprobar lo reflejado por el patrón con la búsqueda de la frase Gangnam Style en Google Trends para comprobar en qué momento empezó a buscar el vídeo por primera vez en diferentes partes del mundo. Los resultados de Google Trends coincidieron, en efecto, con los de Twitter.

Es un trabajo interesante que muestra que los memes modernos se propagan del mismo modo que las enfermedades antiguas. ¡El vídeo pandémico de Gangnam Style se propagó de exactamente la misma manera que la peste bubónica!

Eso no es realmente una sorpresa. Pero sí confirma el vínculo extraordinariamente profundo entre el mundo físico y el mundo de la información pura. Por qué dos cosas aparentemente diferentes -la materia y la información- comparten estos comportamientos no se entiende claramente, pero sí ofrece una convincente justificación para una investigación más en detalle.

Ref: arxiv.org/abs/1707.04460 : Video Pandemics: Worldwide Viral Spreading of Psy's Gangnam Style Video.

Móvil

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. Los auriculares sin cables de Apple se convertirán en un audífono 'low cost'

    Esta aplicación compatible con los AirPods promete ayudar a las personas con pérdida auditiva por un par de cientos de euros frente a los más de 1.000 euros que puede costar un dispositivo tradicional. Y no es la única, cada vez hay más y mejores opciones

  2. En otoño podrá conectar su Apple Watch a las máquinas de su gimnasio

    Durante años, la compañía ha operado un laboratorio secreto en forma de gimnasio donde los empleados voluntarios practican diferentes actividades mientras se rastrean sus datos. El objetivo es que el reloj logre entender la actividad física en tierra y mar, e incluso en reposo

  3. Este videojuego de realidad virtual pasa de mandos y utiliza la mente

    La start-up Neurable diseña un videojuego de ciencia ficción pensado para ser controlado con la mente, sin embargo tanto el software como el hardware necesario se encuentran todavía en sus primeras etapas

    Un usuario utiliza un casco de realidad virtual