.

Shoukhrat Mitalipov es el primer científico estadounidense en editar el ADN de embriones humanos.

Biomedicina

Nuevos embriones humanos modificados genéticamente baten todos los récords

1

La investigación, la primera de su tipo reportada en EEUU, demuestra que es posible editar el ADN de embriones humanos para evitar enfermedades genéticas hereditarias mediante la técnica CRISPR. Por seguridad, los embriones sólo se desarrollaron durante unos días 

  • por Steve Connor | traducido por Teresa Woods
  • 28 Julio, 2017

Vídeo: muestra la inyección de químicos para la edición genética en un óvulo humano cerca del momento de la fertilización. La técnica está diseñada para corregir un trastorno genético del padre.

El primer intento conocido de crear embriones humanos modificados genéticamente en EEUU ha sido realizado por un equipo de investigadores de Oregón (EEUU), según información recibida por MIT Technology Review.

El esfuerzo, dirigido por el investigador de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón Shoukhrat Mitalipov, modificó el ADN de un gran número de embriones de una única célula mediante técnica de edición genética CRISPR, según personas familiarizadas con los resultados científicos.

Hasta ahora, los científicos estadounidenses han visto cómo científicos de otros países han realizado experimentos parecidos con una mezcla de asombro, envidia y cierta alarma. Hasta la fecha, se han publicado tres informes sobre la edición de embriones humanos en China.

Pero parece que Mitalipov ha ido un poco más lejos, tanto en el número de embriones como en la capacidad de demostrar que es posible corregir genes defectuosos que causan enfermedades hereditarias de manera segura y eficiente.

Aunque los embriones modificados sólo pudieron desarrollarse durante un par de días, y nunca hubo intención de implantarlos en un útero, los experimentos son un hito en lo que podría convertirse en un viaje inevitable hacia el nacimiento de los primeros humanos modificados genéticamente.

El objetivo de los científicos es demostrar que pueden erradicar o corregir los genes que causan enfermedades hereditarias, como el trastorno sanguíneo beta talasemia. El proceso se denomina ingeniería de la línea germinal porque cualquier niño modificado genéticamente transmitiría los cambios a las generaciones posteriores a través de sus propias células germinales: el óvulo y el esperma.

Algunos críticos creen que este tipo de experimentos podría abrir las compuertas a un nuevo mundo de "bebés de diseño" con mejoras genéticas. Varias organizaciones religiosas, grupos civiles y empresas de biotecnología se oponen fuertemente a este escenario.

El año pasado, la comunidad de inteligencia de Estados Unidos calificó CRISPR un "arma de destrucción masiva" en potencia.

Shoukhrat Mitalipov es el primer científico de los Estados Unidos conocido por haber editado el ADN de embriones humanos.

Foto: Shoukhrat Mitalipov es el primer científico estadounidense en editar el ADN de embriones humanos.

Contactado por Skype, Mitalipov rehusó hacer comentarios sobre los resultados, y alegó que aún están pendientes de ser publicados. Pero otros científicos sí han confirmado que se ha llevado acabo la edición de embriones mediante CRISPR. El colaborador del Instituto Salk en California (EEUU) Jun Wu, que participó en el proyecto, afirma: "Hasta donde yo sé, este será el primer estudio reportado en los Estados Unidos".

Una técnica mejor

Las publicaciones chinas, de menor alcance, descubrieron que CRISPR causaba errores de edición y que los cambios de ADN que se intentaban conseguir no llegaban a todas las células de un embrión sino sólo a algunas. Este fenómeno, llamado mosaico genético, dio peso a los defensores de que la edición de la línea germinal sería una manera insegura de crear una persona.

Pero Mitalipov y sus compañeros han demostrado que es posible evitar tanto el mosaico genético como los efectos no deseados, "o fuera del objetivo", como se conocen los errores del CRISPR.

Una persona familiarizada con la investigación explica que para la investigación se crearon "muchas decenas" de embriones humanos por fecundación in vitro (FIV) con esperma donado de hombres con mutaciones hereditarias que causan enfermedades. Los embriones en esta etapa son pequeños grupos de células invisibles a simple vista. MIT Technology Review no pudo determinar qué genes de la enfermedad habían sido elegidos para ser editados.

Otro científico cercano al proyecto afirma: "Es una prueba de concepto que puede funcionar. Redujeron significativamente el mosaico genético. No creo que vaya a ser el comienzo de los ensayos clínicos todavía, pero han llegado más lejos de lo que nadie había llegado antes".

El grupo de Mitalipov parece que han conseguido superar los retos de que sufren los primeros que llegan a un nuevo campo, y han logrado inyectar CRISPR a los óvulos al mismo tiempo que eran fertilizados con espermatozoides.

Ese concepto es similar a uno probado en ratones por el investigador de la Universidad de Bath (Reino Unido) Tony Perry. Perry editó con éxito el gen responsable del color de pelo en ratones. El resultado fue que en lugar de nacer con el esperado pelaje marrón, el pelo de la progenie era blanco. De manera algo profética, el trabajo de Perry, publicado a finales de 2014, dice: "Este enfoque u otro similar podrían algún día permitir la edición del genoma humano en sus primeras fases de desarrollo".

Mejora genética

Nacido en Kazajstán cuando aún era parte de la antigua Unión Soviética, Mitalipov lleva años ampliando los límites de la ciencia. En 2007, dio a conocer los primeros monos clonados del mundo. Luego, en 2013, creó embriones humanos a través de la clonación, como una forma de crear células madre específicas a un paciente.

El trabajo de su equipo con la edición de embriones coincide con un informe de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos publicado en febrero que fue ampliamente considerado como una luz verde para la investigación de laboratorio sobre la modificación de la línea germinal. El informe también ofreció un apoyo calificado para el uso de CRISPR para producir bebés modificados genéticamente, pero sólo para eliminar enfermedades graves.

El comité consultivo trazó una línea roja sobre las mejoras genéticas, como modificar el ADN para conseguir una inteligencia superior. "Editar el genoma para mejorar los rasgos o habilidades más allá de la salud plantea preocupaciones sobre si los beneficios superan a los riesgos y sobre la imparcialidad si sólo están disponibles para algunas personas", dijo la copresidenta del comité del estudio de la Academia Nacional de Ciencias y profesora de derecho y Bioética en la Universidad de Wisconsin en Madison (EEUU), Alta Charo.

En Estados Unidos, todos los esfuerzos por convertir un embrión FIV editado en un bebé han sido bloqueados por el Congreso, que añadió texto al proyecto de ley de financiación del Departamento de Salud y Servicios Humanos para prohibir la aprobación de ensayos clínicos de este concepto.

A pesar de estas barreras, crear un ser humano editado genéticamente se podría intentar en cualquier momento, incluso por las clínicas de FIV que operan instalaciones en países donde no existen tales restricciones legales.

*Steve Connor es periodista freelance con sede en Reino Unido.

Biomedicina

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. La terapia génica no salvará a nadie si la detección precoz no aumenta

    Cada vez aparecen más tratamientos capaces de evitar graves problemas genéticos. Pero para que sean eficaces, muchas deben administrarse antes de que se produzcan daños irreparables. Y para eso es imprescindible aumentar la amplitud de las pruebas de diagnóstico en recién nacidos

  2. 'The Moment', la película que el espectador controla con la mente

    Basta de quedarse sentado en la butaca a ver el montaje elegido por el director. La última creación de Richard Ramchurn incorpora un casco que registra las ondas cerebrales para modificar el contenido en función de la atención de una persona del público. La experiencia resulta sorprendente

  3. 'Los juegos del patógeno', así viviría el mundo un ataque bioterrorista

    La simulación recrea un escenario real en el que un malhechor provoca una pandemia mundial, un teatro que ayuda a los responsables a descubrir las mejores estrategias para responder al ataque. Gracias a avances como CRISPR, atentar contra la población con un virus modificado es cada vez más fácil