.

Negocios

Los inversores dividen Bitcoin a pesar del rechazo de sus mineros

1

Pasen y vean a Bitcoin Cash, una nueva criptomoneda que intenta superar el problema de Bitcoin para aumentar su capacidad de transacciones por segundo. Pero para que triunfe, los mineros, en general contrarios a esta ruptura, deberán cambiarse de bando

  • por Mike Orcutt | traducido por Patricia R. Guevara
  • 04 Agosto, 2017

Después de años y años de peleas internas sobre qué tipo de cambios necesita el software de Bitcoin para satisfacer su creciente popularidad, de repente, la comunidad que apoya a la moneda digital se ha dividido en dos. Todavía no está claro cuáles van a ser las consecuencias de esta ruptura para Bitcoin y sus usuarios. Pero para empezar, es seguro que la nueva moneda, Bitcoin Cash, necesita atraer a los mineros de las criptomonedas.

Estos desarrolladores son los que hacen que el mundo Bitcoin funcione: sus ordenadores llevan a cabo las transacciones digitales de los usuarios de Bitcoin, y las añaden a su libro de contabilidad criptográfico, conocido como la cadena de bloques, o blockchain. Y la recompensa que reciben por su trabajo es, precisamente, en bitcoins (ver ¿Qué es Bitcoin, y por qué es importante?). 

Detrás de esta tensa división no están los propios mineros sino un grupo de inversores y empresarios, muchos de ellos con sede en Asia. Irritados por lo que entienden como una perjudicical falta de avances en el sistema, en particular, para poder aumentar el número de transacciones que Bitcoin puede manejar (sólo siete por segundo, en comparación con las miles que manejan sistemas convencionales, como Visa), los empresarios han cogido el asunto por los cuernos y han lanzado Bitcoin Cash. Este sistema pretende funcionar como el original, pero no se sabe cómo calará en la comunidad minera.

La realidad es que, durante años, la mayor parte de la comunidad Bitcoin estaba de acuerdo en que, con el tiempo, el software necesitaría ajustarse al número creciente de transacciones. Pero decidir qué camino seguir para lograrlo se ha convertido en una lucha que ha llegado a ser clasificada como "guerra civil" (ver Bitcoin está a punto de saturarse y no hay líderes que lo solucionen). Los programadores encargados de actualizar el código se han resistido a las campañas que defendían aumentar el "tamaño del bloque", es decir, el número de transacciones que se pueden procesar cada diez minutos. Uno de los motivos del rechazo es la posibilidad de que este incremento de tamaño excluya a los jugadores más pequeños, que no pueden permitirse el hardware necesario para explotar bloques más grandes. Además, ese escenario les facilitaría la jugada a los peces grandes, que podrían ganar el control de la red.

Los expertos sostienen que el diseño de Bitcoin Cash sí aborda el problema de la capacidad, pero esto no implica que se vaya a popularizar. Bitcoin no se hecho tan popular gracias a su diseño, sino porque tiene la red más extensa y por su antigüedad. En este sentido, su comunidad estable de desarrolladores es crucial. Para conseguir un impulso, Bitcoin Cash (que en este momento vale alrededor de 186 euros, en comparación con los 2.343 euros de Bitcoin) tendrá que atraer a su propia masa crítica de mineros. El profesor de la Universidad de Cornell y experto en criptomoneda, Emin Gün Sirer explicó a Wired que para ello los desarrolladores tendrán que apostar por Bitcoin Cash lo antes posible, como pasó con Bitcoin.

Y si este es el camino que van a tomar las cosas, tal vez la división se convierta en una solución adecuada para el problema de la capacidad de Bitcoin. Y podría hacerlo por dos vías, ya sea sustituyendo a la versión original, o presionando a la comunidad Bitcoin para que solucione sus problemas por sí misma. En cualquier caso, por ahora, esto sigue siendo un gran "y si".

(Más información: The New York TimesWired, Bitcoin está a punto de saturarse y no hay líderes que lo solucionen, ¿Qué es Bitcoin, y por qué es importante?).

Negocios

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Un gigante chino quiere ayudar a Google a superar el 'gran cortafuegos'

    El CEO de Sogou, Wang Xiaochuan, quiere aprovecharse de la tecnología del gigante a cambio de ayudarle a adaptarse a la censura y las regulaciones del Gobierno chino y darle acceso a la enorme base de datos de usuarios del país. Google no se ha pronunciado al respecto

  2. "Los ordenadores cuánticos no valen para todo"

    El director de Tecnología de Alibaba, Jeff Zhang, tiene una visión clara de lo que necesitan las empresas y clientes del futuro, y todo se basa en IA, chips y computación cuántica. Pero lo más importante de su estrategia se basa en pensar con cabeza quién necesita qué y para qué

  3. El 'hyperloop' español: un transporte de ficción cada vez más real

    España está ganando posiciones en la carrera internacional por cumplir el sueño de este tren del futuro que promete alcanzar los 1.200 kilómetros por hora. Aunque el concepto parece viable técnicamente, queda por ver si lo será a escala económica y si la sociedad lo aceptará