.

Empleados de Standard Cognition entrenan el sistema de detección de objetos.

Negocios

La tienda del futuro no tiene personal, pero no se moleste en robar, sus cámaras lo ven todo

1

Los puntos de venta se están volviendo autónomos. El establecimiento de demostración de Standard Cognition identifica a cada usuario y acierta con un 98% de precisión los productos que ha cogido, incluso si intenta esconderlos debajo del abrigo

  • por Rachel Metz | traducido por Maximiliano Corredor
  • 11 Septiembre, 2017

Despídase de los escáneres de autopago de su tienda local que fallan más que una escopeta de feria. La compra de comestibles está a punto de recibir un gran impulso gracias a la inteligencia artificial.

En una tienda prototipo en California (EEUU), el usuario agarra una cesta de plástico, la llena mientras camina por un pasillo lleno de todo tipo de cosas: Doritos, jabón de manos, Coca-Cola, etcétera, y camina hacia una tablet que hay junto a la puerta. La pantalla muestra una lista con todo lo que hay en la cesta y cuánto se debe. El usuario paga y se va.

Esta tienda es en realidad el espacio de demostración de una start-up llamada Standard Cognition, que utiliza una red de cámaras y visión artificial así como técnicas de aprendizaje profundo para crear una experiencia de pago autónomo.

El cofundador y director de operaciones de Standard Cognition, Michael Suswal, explica que la compañía espera implantarlo en una tienda, ya sea de un socio o de la propia empresa, en seis meses, lo más probable es que en el área de la Bahía de San Francisco (EEUU). Y aunque la aplicación para tablet de la empresa actualmente da instrucciones para pagar, cree que una aplicación para smartphones también podría permitir el pago automático.

Si esto suena familiar es porque el gigante de la venta al por menor en línea Amazon está ejecutando una prueba beta privada en una tienda en Seattle (EEUU) para un proyecto muy similar, Amazon Go. Una start-up con sede en Estocolmo (Suecia) llamada Wheelys está probando una tienda similar en China. Esto estimula al equipo de Standard Cognition, ya que parece validar la idea de que este tipo de experiencia de compra, aunque todavía solo esté en fase experimental y que tal vez sea algo que algunas personas encuentren espeluznante, podría ser un día un gran negocio.

Por ahora la empresa está dedicando mucho tiempo a refinar su tecnología en su espacio de pruebas, donde una pared muy parecida a la de una tienda ofrece productos, principalmente de Costco. Hay grandes bolsas de Cheetos y Doritos, frascos gigantes de mantequilla de cacahuete, y artículos no alimentarios como soportes para toallas de papel y ventiladores de plástico.

El vídeo de arriba muestra el funcionamiento del sistema de punto de venta autónomo de Standard Cognition. La compañía utiliza sus cámaras para rastrear a personas individuales en tiempo real mientras se mueven por la tienda (Suswal asegura que no hacen reconocimiento facial) y detectar los artículos que sacan de los estantes. Las redes neuronales profundas también se encargan de reconocer artículos en la tienda, en un proceso que dura cerca de dos minutos por artículo. Un empleado agarra el producto y lo manipula para darle la vuelta, ponérselo en la espalda y colocarlo en una cesta a la vista de las cámaras.

Puede verse una representación visual de esto justo cuando se entra en la falsa tienda de Standard Cognition. En una pared hay un gran monitor de pantalla plana que muestra un vídeo en directo del espacio, con un marcador de color diferente para identificar a cada persona; siempre que recoja algo, se le pone un círculo alrededor y una etiqueta en la pantalla. Un vídeo de la compañía muestra la tecnología en acción, en el que dos personas sujetan productos mientras tratan de volver loco al sistema.

Agarré una cesta de la compra para probarlo yo misma. Los resultados, aunque un poco rudos, eran impresionantes. Me paseé por el pasillo, colocando Nilla Wafers [marca de galletas de vainilla], botellas de Coca-Cola, y otros artículos en mi canasta, para luego dejar algunos de vuelta. Me metí una lata de Red Bull en mi camisa con la esperanza de que las cámaras se lo perdieran, y cargué artículos de aspecto similar (una bolsa de Doritos y una bolsa de Cheetos, así como dos tipos distintos de jabón de manos líquido de la Sra. Meyer).

Cuando terminé, me acerqué a una tableta que me mostró una lista con todos los elementos que Standard Cognition pensaba que tenía en mi cesta. Faltaba una de mis dos botellas de Coca-Cola y añadió un frasco adicional de jabón, cosas que podríamos editar en la aplicación de pago en la tableta. Pero la lista era en su mayor parte correcta, y, para mi desazón, también incluyó aquel Red Bull.

El también cofundador e ingeniero de la empresa, Brandon Ogle, dice que la clasificación de artículos en la tienda de demostración actualmente acierta el 98% de las veces. Standard Cognition está trabajando en ello, enseñando a sus computadoras a identificar más productos. Ogle afirma que cuantos más artículos añade, más preciso se vuelve.

Sin embargo, puede pasar bastante tiempo hasta que la comprobación autónoma se convierta en la norma en la mayoría de las tiendas. El profesor de Babson College y coautor de Only Humans Need Apply: Winners and Losers in the Age of Smart Machines, Tom Davenport, piensa que cada vez veremos más experiencias como esta, pero es escéptico sobre la rapidez con la que llegarán. Después de todo, dice, el autopago lleva existiendo durante aproximadamente dos décadas y todavía no ha revolucionado el proceso de pago.

El experto sentencia: "Creo que nadie en estos días sugeriría que convertirse en un cajero de supermercado sea una industria en crecimiento. Pero están demostrando una notable resistencia a desaparecer".

Negocios

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Las máquinas deben tener la misma responsabilidad legal sobre sus actos que las personas

    Así lo asegura un grupo multidisciplinar de expertos que ha unido sus mentes para abordar el creciente problema de la carga legal sobre las decisiones tomadas por la inteligencia artificial. Afirman que la tecnología puede razonar por qué hace lo que hace sin tener que revelar cómo funciona

  2. El festival colombiano que convirtió a sus ciudadanos en héroes de la innovación y el emprendimiento

    Héroes Fest se celebra desde 2014 en el país de la mano de MinCIT e iNNpulsa Colombia. Gracias a él, los colombianos han ido transformando su mentalidad y su cultura hasta convertirse en la tercera nación del mundo en la que existe mayor intención de crear una empresa

  3. "Sería una parodia que las empresas crearan tecnologías revolucionarias sin salir de Silicon Valley"

    De pequeña, Yasmin Green tuvo que huir de Irán. Ahora, su amplio punto de vista sobre la sociedad y la censura son su mejor herramienta para combatir la falta de libertad, el acoso y los abusos en internet. Green es la directora de I+D de Jigsaw, una de las ramas de Alphabet