.

Biomedicina

El médico que se descubrió un cáncer cuando probaba un iPhone con ultrasonidos

1

El cirujano John Martin había sido nombrado jefe médico de una empresa que había desarrollado un aparato de ultrasonidos de bajo coste que podría ser usado por cualquiera. Para su sorpresa, cuando lo estaba probando, detectó una mancha sospechosa en su garganta 

  • por Antonio Regalado | traducido por Patricia R. Guevara
  • 31 Octubre, 2017

Todo comercial quiere la historia perfecta para contar. Pero cuando se trabaja en medicina, es preferible que la historia no sea sobre uno mismo. Pero eso fue justo lo que le pasó al cirujano vascular John Martin cuando a principios de año empezó a probar un dispositivo de ultrasonido de bolsillo desarrollado por Butterfly Network, una start-up de Connecticut (EE. UU.) a la que acababa de incorporarse como director médico.

El Butterfly IQ es la primera máquina de ultrasonido de estado sólido que llega al mercado en EE. UU.Foto: El Butterfly IQ es la primera máquina de ultrasonido en estado sólido en llegar al mercado en EE. UU.

Llevaba tiempo notando una incómoda sensación en la garganta. Así que sacó un poco de gel y pasó la sonda, del tamaño y la forma de una maquinilla de afeitar eléctrica, a lo largo de su cuello.

En su smartphone, conectado con el dispositivo, aparecieron unas imágenes en negro y gris. Martin no es especialista en cáncer, pero sabía que la masa oscura de tres centímetros que vio no pertenecía a esa parte de su cuerpo. El doctor recuerda: "Estaba lo suficientemente capacitado como médico para saber que tenía problemas". Era un cáncer de células escamosas.

El dispositivo que usó, llamado Butterfly IQ, es la primera máquina de ultrasonido en estado sólido que llega al mercado en EE. UU. El ultrasonido dispara sonido contra el cuerpo y capturar los ecos. Por lo general, las ondas sonoras son generadas por un cristal vibrante. Pero la máquina de Butterfly usa 9.000 diminutos tambores grabados en un chip semiconductor.

Fabricar dispositivos de ultrasonidos en una planta de fabricación de semiconductores hace que la tecnología sea más económica y versátil, según la propia compañía. Los responsables afirman que su máquina saldrá a la venta este año por unos 1.700 euros, un precio mucho menor que cualquier otro modelo en el mercado.

La masa que el Dr. Martin descubrió con su Butterfly IQ resultó ser cáncer.

Foto: La masa que el doctor Martin descubrió con su Butterfly IQ resultó ser cáncer.

Martin detalla: "Por ahora lo vemos como una compra individual. La máquina da al usuario la capacidad de hacer todo lo quiera desde su propia cama: puede sacarlo de su bolsillo y escanear todo su cuerpo".

El ultrasonido, una técnica que antes sólo podía ser realizada por profesionales, ya se ha extendido entre las especialidades médicas como un tipo de examen más rutinario. En las salas de emergencia, los médicos la utilizan para examinar rápidamente el interior del corazón, los pulmones y el estómago de un paciente sin necesidad de radiografías.

Butterfly nació en 2011 de la mano del emprendedor Jonathan Rothberg, que se ha especializado en adaptar la tecnología de los semiconductores a la biología. Previamente inventó un método para secuenciar ADN en un chip. Tardó ocho años en trasladar la idea del dispositivo de ultrasonido desde el concepto hasta el mercado. En lugar de los cristales vibratorios, utiliza "transductores capacitivos ultrasónicos micromecanizados" (CMUT, por sus siglas en inglés), diminutos emisores de ultrasonidos colocados en capas en un chip semiconductor un poco más grande que un sello postal.

La compañía, que ha recaudado más de 86 millones de euros hasta la fecha, está entrando en un mercado que ya está abarrotado por la anterior generación de escáneres de ultrasonido portátiles como Lumify de Philips, que cuesta más de 5.000 euros y utiliza la tecnología de cristal más antigua. El menor coste del nuevo dispositivo implica que se tendrán que vender muchos para generar beneficios. "Tendrán que llevar el volumen de los escáneres de ultrasonido mucho más lejos de lo que está ahora ahora", dice el cofundador de Chirp Microsystems Richard Przybyla.

"Ver esto como solo un dispositivo de ultrasonido es como mirar un iPhone y decir que es solo un teléfono".Foto: "Ver esto solamente como un dispositivo de ultrasonido es como mirar un iPhone y decir que es sólo un teléfono".

El director de ultrasonidos del departamento de emergencias de Denver Health (EE. UU.), John Kendall, es uno de los asesores de la compañía y ha estado usando el dispositivo. Dice que las imágenes resultantes no son tan detalladas como las producidas por las máquinas de ultrasonido de alta gama que van en los carros. Pero afirma que la verdadera pregunta es si pueden ofrecer "una respuesta de diagnóstico mejor". Teniendo en cuenta el bajo coste del dispositivo y la forma en que puede colocarlo en el bolsillo superior de su bata, "ni siquiera es una comparación justa", advierte. Y concluye: "Es infinitamente portátil. Ni siquiera es el mismo género de máquina".

La compañía espera poder combinar el instrumento con un software de inteligencia artificial que podría ayudar a un principiante a colocar la sonda, recoger las imágenes correctas e interpretarlas. Cree que, para el próximo año, su software permitirá que los usuarios calculen automáticamente cuánta sangre bombea un corazón y detectar problemas como los aneurismas aórticos. El trabajo en esa dirección se describe en este vídeo publicado por la compañía.

La interpretación automatizada de imágenes de ultrasonidos borrosas podría convertir la tecnología en algo muy fácil de usar para los equipos de ambulancias, en regiones remotas o incluso en casa. Kendall afirma: "Creo que se acerca la capacidad de adquirir una imagen y saber lo que está viendo".

Crédito: 4CATALYZER.

Martin, quien desde que se diagnosticó su cáncer se ha sometido a una cirugía de cinco horas y media y a radioterapia, cree que los dispositivos aún podrían evolucionar hacia nuevas formas, como un parche que podría enviarse a casa con los pacientes. Tal vez, dentro de poco, los padres puedan diagnosticar la fractura de un niño en casa.

El responsable médico concluye: "Ver esto solamente como un dispositivo de ultrasonido es como mirar un iPhone y decir que es sólo un teléfono. Si tienes una ventana al cuerpo accesible a cualquiera, todo el mundo puede usarla y e interpretarla, por lo que se convierte en mucho más que un dispositivo de ultrasonido."

Biomedicina

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. El Biobanco de Reino Unido hará públicos 500.000 genomas para ayudar a crear nuevos fármacos

    La unión de seis compañías del sector farmacéutico ha hecho posible la financiación de esta secuenciación masiva, que permitirá encontrar nuevos fármacos y entender mejor las enfermedades atendiendo a su base genética. 

  2. La científica que quiere modificar al ganado con CRISPR para que solo se críen machos

    Los toros generan más carne que las vacas, por lo que la industria cárnica sería mucho más eficaz si solo nacieran machos. La científica Alison Van Eenennaam está decidida a ayudar a los ganaderos, a pesar de los obstáculos que pone la regulación y los escépticos de los organismos modificados genéticamente. 

  3. Todo lo que ha curado la terapia génica y lo que queda por ver

    Aunque ya se preveía que 2017 podía ser un año prometedor para las terapias génicas, nadie esperaba todos estos avances. Este tipo de tratamientos han conseguido curar algunos tipos de cáncer y devolver la vista a algunos pacientes, y todavía queda mucho más.