.

Computación

Rastrear pavos con 'blockchain' en Acción de Gracias, el inicio de una revolución

1

Sí, ha oído bien. Algunos consumidores pudieron comprobar de dónde procedían exactamente sus ejemplares gracias a esta tecnología. Más allá de las finanzas y los seguros, la cadena de bloques podría transformar la cadena de suministro de alimentos y fomentar la transparencia

  • por Mike Orcutt | traducido por Teresa Woods
  • 24 Noviembre, 2017

Ayer, EE. UU. celebró una de sus mayores fiestas nacionales: el Día de Acción de Gracias, en el que los ciudadanos se reunen para agradecer cosas, generalmente en una mesa coronada con un gran pavo. Si esta celebración no le parece demasiado innovadora, tal vez debería saber que estas aves están siendo los sujetos de prueba de un nuevo experimento de blockchain. Sí, lo ha oído bien. Pavos y cadena de bloques. El objetivo es comprobar si la tecnología puede resultar útil para rastrear a los pavos en su viaje desdes las granjas hasta el mercado para ayudar a entender a los consumidores a entender de dónde provienen sus aves.

Algunos de los consumidores que compraron el plato por excelencia de esta fiesta a la compañía Cargill pueden enviar un mensaje de texto con un código que figura en la etiqueta, o introducirlo en internet, para averiguar de qué granja exacta proviene su pavo.  Y la empresa está gestionando esta información una cadena de bloques, un libro central criptográficamente seguro mantenido por una red de ordenadores e inspirado por la tecnología que subyace la criptomoneda líder, Bitcoin (ver La utilidad de Bitcoin en el futuro es independiente de la moneda).

La iniciativa sólo es un piloto a pequeña escala, pero Cargill se toma muy en serio el potencial de la cadenas de bloques de mejorar su gestión de datos interna y la información que ofrece a sus clientes, para que tengan mayor conciencia sobre el origen de los alimentos que consumen. Así lo explica la directora de información para la división de proteínas de esta empresa norteamericana, Deb Bauler.

Pero el experimento de Cargill no es el único. En agosto, IBM y un grupo de grandes marcas como Nestlé, Dole y Tyson Foods anunciaron una colaboración para explorar nuevas aplicaciones para las cadenas de bloques en el suministro mundial de alimentos. Impulsadas por la creciente demanda de los consumidores de una mayor transparencia y unos requisitos de seguridad alimentaria cada vez más estrictos, muchas empresas están buscando formas de rastrear los alimentos de manera más eficiente y efectiva que las etiquetas de identificación por radiofrecuencia (RFID, por sus siglas en inglés).

Bauler señala que los sistemas de seguimiento basados ​​en RFID seguirán funcionando bien para algunas cosas, pero las cadenas de bloques podrían revolucionar las cadenas de suministro de alimentos. Eso se debe, en parte, a que es más fácil que más usuarios accedan y añadan datos a una cadena de bloques sin necesidad de equipos especializados, explica.

En el caso de los pavos de Acción de Gracias, Cargill vio la oportunidad de utilizar una plataforma de cadena de bloques de código abierto (rehúsa especificar cuál) para destacar su confianza en los agricultores familiares independientes, algo que Bauler considera exclusivo para empresa del tamaño de Cargill. Los agricultores añaden datos a la cadena de bloques para certificar que un ave determinada se crió en su granja, o que fue alimentada con una dieta determinada, por ejemplo.

Los consumidores de Cargill sólo tienen acceso a una pequeña parte de los datos recopilados, concretamente, a la información de la granja de origen de su pavo. Pero a través de la web, los clientes pueden saber más sobre los agricultores que criaron sus aves. Bauler explica que su equipo usará los resultados del proyecto para determinar si es positivo dar más datos sobre la cadena de suministro de pavos de Cargill.

La responsable considera que la tecnología de cadena de bloques podría convertirse en una representación digital de la cadena de suministro para todo tipo de alimentos. Bauler concluye: "Estamos intentando entender cómo funciona la cadenas de bloques en este sector. ¿Sirve para lo que creemos que sirve? Y, ¿a los consumidores les importa?".

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. La computación a exaescala busca máquinas pero también aplicaciones

    Mientras los ordenadores cuánticos funcionales siguen intentando despegar, los países compiten en el terreno de la supercomputación. Los primeros superordenadores a exaescala podrían llegar en 2021, pero también hacen falta programas especializados para que sean realmente útiles

  2. La propia naturaleza de Bitcoin le impide ser tan importante como el oro

    La seguridad de la criptomoneda estriba en que resulta carísimo atacarla. Pero si su valor aumenta infinitamente, resultará más rentable atacarla, dado que su seguridad solo aumenta linealmente, según una investigación que intenta aportar un punto de vista científico a los debates sobre las criptomonedas

  3. La IA ya sabe recrear lugares a partir de imágenes a vista de pájaro

    Un algoritmo de aprendizaje automático ha sido entrenado para crear imágenes vistas desde el suelo teniendo como referencia una fotografía por satélite. Esta red generativa antagónica puede ayudar a los geógrafos a clasificar la tierra de forma más rápida y sencilla