.

Grant Cornett

Computación

Las cinco cosas más increíbles que la impresión 3D creó el año pasado

1

Suelas personalizadas para zapatillas, metales con propiedades asombrosas, piezas de gran tamaño para procesos industriales y velocidades de vértigo son algunos de los grandes avances que la fabricación aditiva consiguió el año pasado. Y la revolución no ha hecho más que empezar

  • por Erin Winick | traducido por Maximiliano Corredor
  • 02 Enero, 2018

La fabricación aditiva lleva anunciándose desde hace años. Pero en 2017, gran parte de sus promesas se hicieron realidad. El año pasado la impresión en 3D dio varios grandes pasos más allá de los prototipos, en el mundo de la fabricación en masa. A continuación presentamos algunas de las cosas más impresionantes fabricadas por impresoras 3D, así como también lo que estas creaciones presagian para el futuro.

Zapatillas de correr

Foto: Adidas.

A través de un acuerdo con la empresa de fabricación aditiva Carbon (una de nuestras 50 compañías más inteligentes de 2017), Adidas (también incluida en la lista) ha imbuido a sus "fábricas rápidas" la capacidad de imprimir zapatos 90 veces más rápido que antes. La tecnología de impresión rápida de Carbon se utiliza para fabricar suelas intermedias de elastómero para las zapatillas deportivas personalizadas de la empresa. Cuando en 2018 se abran las puertas de su segunda fábrica rápida, Adidas estará lista para fabricar un millón de zapatillas al año con esta técnica.

Gafas, un engranaje cónico y una réplica en miniatura de la cúpula del MIT

Foto: MIT

En realidad, estas pequeñas baratijas de plástico no son particularmente impresionantes, pero sí lo es la velocidad a la que fueron creadas. Los investigadores del MIT las fabricaron en una nueva máquina que imprime objetos tan rápido que cualquiera diría que se trata de un vídeo que se reproduce a velocidad acelerada. Elementos que antes tardarían horas en salir de la máquina ahora lo hacen en minutos. El equipo publicó los detalles de su máquina, que utiliza un láser generador de calor y un mecanismo de tuerca husillo de alta presión, en la revista Additive Manufacturing en noviembre.

Revestimiento de combustión de un motor a reacción

Foto: GE

En noviembre, General Electric (puesto número 40 de nuestra lista de las 50 Empresas más Inteligentes de 2017) presentó su más novedosa impresora 3D para metales, así como una parte, llamada revestimiento de combustión de motor a reacción, impreso con la versión beta de la máquina. Como la mayoría de las impresoras para metales, utiliza láseres para transformar el polvo metálico en una versión sólida, pero esta impresora se fabricó con el objetivo de superar las limitaciones de tamaño que frenaban los diseños anteriores. El revestimiento de combustión demostró las capacidades de tamaño de la máquina: puede imprimir partes metálicas de hasta un metro de diámetro. Cuando se estrene en 2018, la impresora podría convertirse en una pieza central de la apuesta de la compañía por la impresión 3D para abastecer el futuro de su negocio. En diciembre, GE también utilizó piezas metálicas impresas en 3D para ayudar a establecer el récord de eficiencia para una turbina de gas natural .

Acero más fuerte

Foto: Laboratorio Nacional Lawrence Livermore

Durante mucho tiempo el acero impreso en 3D se ha enfrentado a un problema: hay que sacrificar la resistencia por la ductilidad. Pero en 2017, un equipo del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore desarrolló un método que utiliza una impresora de sinterización por láser común para controlar la estructura microscópica del grano del metal. Esto permite crear componentes con una ductilidad similar al acero inoxidable común pero con el doble de la fuerza, y tres veces más que la de algunos tipos previos impresos en 3D.

Piezas metálicas al momento

Foto: Grant Cornett

En abril informamos sobre las revolucionarias impresoras 3D de Desktop Metal que, en teoría, aumentan 100 veces la velocidad de impresión de las piezas metálicas. El colector hidráulico de la foto superior, que no puede fabricarse con métodos tradicionales, se procesa en el interior de un horno de microondas, que utiliza temperaturas de hasta 1.400 °C para finalizar las piezas después de la impresión. Se espera que en 2018 se empiecen a vender estas impresoras destinadas a producir piezas a gran escala.

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. Testamento digital: seis medidas para dejar en herencia sus datos

    Los familiares de un fallecido pueden tener problemas para conseguir su legado digital. Asegurarse de que alguien de confianza puede acceder a sus cuentas o revisar las políticas de datos en las redes sociales son algunas de las precauciones que usted puede tomar antes de morir para ponérselo fácil a sus allegados

  2. Un avatar con los datos de nuestra vida, la fórmula para ser inmortales

    La plataforma Augmented Eternity pretende recoger datos de redes sociales y ‘apps’ para crear una versión virtual de nosotros mismos que interactúe con nuestros allegados después de que fallezcamos. Sin embargo, replicar la complejidad humana en un avatar es uno de los retos pendientes del 'big data' de la vida eterna

  3. "Los datos permiten evaluar si las políticas de urbanismo funcionan"

    El investigador de Telefónica Enrique Frías-Martínez analiza a la población a través de sus 'smartphones' para planificar aspectos como el uso del suelo de una urbe. Para él, uno de los mayores retos es la resistencia al cambio que limita a las instituciones para utilizar nuevas herramientas