.

Animación de Nick Bavarsky

Computación

Los retos que tendrán que afrontar las criptomonedas en 2018

1

Si aún confía en el potencial de las criptomonedas, debe tener en cuenta todos los temas que le quedan por resolver a esta tecnología. El gasto energético que suponen y la privacidad son algunos de los más importantes. 

  • por Mike Orcutt | traducido por Naia Hernando
  • 12 Enero, 2018

En 2017 se dijo que la tecnología de cadena de bloques o blockchain y las criptomonedas salvarían el mundo a través de una revolución que afectaría a todo lo que tuviera una huella digital (ver El día que 'blockchain' devolvió la identidad y la economía a los refugiados). En realidad, vimos muy pocos ejemplos tangibles que justificaran estas grandes expectativas. Este año muchos mantendrán el mismo discurso, pero también se enfrentarán a un nuevo reto: encontrar una forma de suministrar productos y servicios reales. Estos son algunos de los problemas más importantes que los pioneros de blockchain tendrán que resolver si quieren consolidar el potencial del que tanto han hablado.

La Guerra Civil de Bitcoin

Cuanto más altas sean las tasas de transacción, es decir, la relación entre la demanda de los usuarios y la capacidad de procesamiento de transacciones, más tensas serán las discusiones entre los dos principales sectores de devotos de Bitcoin (ver Dividir Bitcoin o no dividir Bitcoin, esa es la cuestión). Por un lado, están aquellos a favor de abordar este cuello de botella doblando el tamaño de los bloques de transacción grabados en la cadena de bloques. Muchos de ellos son emprendedores que desean que la criptomoneda se convierta, por fin, en un método de pago corriente. Por otro, están los tradicionalistas, leales a los desarrolladores centrales, el pequeño grupo a cargo de mantener el software de Bitcoin.

La lucha se supone que debería haber llegado a un punto crítico el pasado mes de noviembre, pero una nueva bifurcación de la moneda (también conocida como hard fork, que supone un despliegue de cambios en el código Bitcoin, lo que puede afectar a las transacciones) se pospuso. El resultado de este choque de opiniones podría decidir el futuro de la primera criptomoneda del mundo (ver ¿Qué es Bitcoin, y por qué es importante?).

El momento de la verdad de Ethereum

Vitalik Buterin diseñó Ethereum específicamente para facilitar la creación de las las llamadas aplicaciones descentralizadas. El sistema, que fue lanzado en 2015, tiene un lenguaje de programación construido internamente con el que los desarrolladores pueden crear todo tipo de nuevos programas, impulsados por esta red.

Sin embargo, la forma más popular de utilizarlo hasta ahora ha sido para crear nuevas criptomonedas y vender unidades a inversores en lo que llaman ofertas iniciales de monedas (ICO, Initial Coin Offerings). Los promotores y defensores de estos bonos o tokens digitales afirman que podrían formar la base de una nueva economía digital cuyos valiosos datos serán manejados en cadenas de bloques en vez de en servidores centralizados. Algo que está muy bien, pero nos prometieron una revolución económica, y hasta ahora lo único que tenemos es un juego en el que intercambias y crías gatos digitales. Si esto no cambia en 2018, los inversores quedarán decepcionados.

Prueba de trabajo versus prueba de participación

Se mire como se mire, Bitcoin necesita muchísima energía (ver El plan para que Bitcoin deje de consumir tanta energía como Nigeria ya está en marcha). Igual que la segunda red de cadena de bloques pública más grande, Ethereum. Ambas se basan en un método de computación llamado sistema de prueba de trabajo (del inglés “proof-of-work”), que establece un acuerdo entre todos los participantes de la red para validar las nuevas transacciones.

Hay alternativas que son más eficientes energéticamente. Una de ellas es el sistema de prueba de participación (del inglés “proof of stake”) que, en vez de confiar la validación de nuevas transacciones a los mineros, deja esta responsabilidad en manos de los usuarios con una participación monetaria en la red, los llamados stakers. Es poco probable que Bitcoin abandone sus sistema a corto plazo, ya que conllevaría una serie de repercusiones técnicas y económicas complejas, pero Buterin afirmó recientemente que Ethereum podría actualizarse a un esquema híbrido que incluyera componentes del sistema de prueba de participación el próximo verano.

Trucos de privacidad que parecen ciencia ficción

¿Pensaba que Bitcoin era anónimo? Esperamos que no comprara nada ilegal o inmoral con esta criptomoneda, ya que (¡sorpresa!) en realidad no lo es. Pero la privacidad tiene aún una gran importancia para la comunidad de las criptomonedas, por lo que este año es posible que le suene el protocolo criptográfico llamado prueba de conocimiento nulo o protocolo de conocimiento cero.

Las complejas matemáticas de las pruebas de conocimiento nulo hacen posible probar una información dada (por ejemplo, que es mayor de 18 años) sin revelar ningún dato más (como la edad concreta). La criptomoneda Zcash ya utiliza este sistema para realizar transacciones verdaderamente anónimas y JP Morgan Chase lo ha adoptado para su sistema de cadena de bloques para empresas. Gracias a una actualización de software, los desarrolladores de Ethereum pueden implementar esta capacidad de conocimiento cero. Es posible que el año que viene empecemos a ver nuevas aplicaciones con este protocolo que ahora mismo no podemos ni imaginar. Prepárese: las cosas podrían estar a punto de ponerse muy extrañas (y privadas). 

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. La computación cuántica en la nube, cada vez más rápida y accesible

    La 'start-up' Rigetti Computing conecta ordenadores cuánticos con computadoras convencionales en la nube, lo que reduce la latencia y optimiza los procesos informáticos. Este tipo de propuestas están acercando mucho más las soluciones cuánticas a los investigadores y cada vez más empresas apuestan por ello

  2. "La innovación en el mundo de 'Internet+' puede matarnos"

    El experto en seguridad Bruce Schneier alerta de los peligros que supone que cada vez haya más dispositivos conectados a internet sin una protección ni regulación adecuadas. En lo que bautiza como "Internet+" engloba todo lo relacionado con el IoT, también las personas, a las que considera incluso en riesgo físico ante posibles ataques cibernéticos​

  3. 'Big data', la fuerza que debilitará al Gran Hermano chino

    Aunque pueda parecer intrusiva, la tecnología basada en datos masivos podría aumentar la conciencia sobre privacidad de los ciudadanos de China, históricamente muy reducida. Además, el 'big data' y la computación en la nube ya ayudan a la caótica gestión del tráfico en el país asiático