.

clement127 | flickr

Negocios

¿Cuántos empleos destruirán los robots? Nadie lo sabe, según este gráfico

1

A la hora de predecir cuántos puestos de trabajo desaparecerán a manos de la automatización, parece que hay tantas opiniones como expertos. Un repaso a las predicciones más citadas refleja que las cifras varían enormemente entre los escenarios optimistas y los más devastadores

  • por Erin Winick | traducido por Naia Hernando
  • 30 Enero, 2018

Probablemente, en los últimos tiempos haya leído alguno de nuestros titulares de este tipo: Drones y robots inteligentes amenazan con destruir los trabajos de inspección industrialLos robots han destruido casi 700.000 empleos en EEUU en menos de 30 años y El empleo en las ciudades pequeñas será el más castigado por la robótica y la automatización. Es tentador tomarse estas frases al pie de la letra. ¿A quién no le preocupa saber si su futuro profesional o el de sus hijos está amenazado por la automatización?

El problema es que las predicciones sobre la futura destrucción de empleos a manos de las máquinas se basan en una amplia variedad de estudios publicados por empresas, centros de investigación e institutos de investigación. Y sus pronósticos están por todas partes. Aparecen tantos y tan rápido que, desde MIT Technology Review hemos decidido empezar a llevar la cuenta de todas las estimaciones que realizan los distintos grupos relacionados con predicciones de pérdidas de empleo (y algunas ganancias) por la automatización, los robots y la inteligencia artificial.

*Los valores porcentuales se han convertido en números absolutos en función del número de trabajos en EE. UU. cuando la predicción fue realizada.

Como puede ver, nadie está de acuerdo. Hay predicciones muy optimistas y otras devastadoras, con diferencias de cientos de millones de puestos de trabajo, incluso aunque se refieran a marcos temporales similares. También encontramos numerosas predicciones centradas en pérdidas en industrias concretas, y otras asociadas a una única tecnología, como los vehículos autónomos.  

Por supuesto, no todas las estadísticas tienen la misma validez. Los números más frecuentemente citados vienen de tres fuentes: un estudio de Oxford de 2013 que dijo que el 47 % de los trabajos estadounidenses se automatizarán en las próximas décadas, un estudio de la OCDE que sugiere que el 9 % de los trabajos de los 21 países miembro de la organización son automatizables, y un informe de McKinsey del año pasado que dijo que para 203 se automatizarán entre entre 400 millones y 800 millones puestos de trabajos en todo el mundo.

En resumen, aunque todas estas predicciones proceden de expertos globales en economía y tecnología, no hay mucho consenso entre ellos. Así que parece que solo hay una conclusión coherente: no tenemos ni idea de cuántos trabajos se perderán por el proceso tecnológico.

Negocios

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Conoce a los 35 jóvenes más innovadores de Latinoamérica de 2018

    Estas 9 mujeres y 26 hombres son los latinoamericanos con mayor potencial para cambiar el mundo gracias a sus revolucionaras prótesis, sus nuevos sistemas de pago, su consultoría de polinización, sus robots e IA y sus nuevos materiales y tratamientos médicos, entre otros proyectos. Así son los 35 ganadores de Innovadores menores de 35 Latinoamérica 2018 de 'MIT Technology Review en español'.

  2. 'Digital twin', un gemelo virtual para aconsejar a la industria 4.0

    Las copias digitales de elementos físicos, como fábricas y edificios, aprenden automáticamente de los sistemas reales a los que imitan. Simulan su comportamiento y lo mejoran al instante, lo que traduce en más eficiencia y ahorro de costes, y son aplicables a todos los sectores

  3. Conoce a los 35 jóvenes más innovadores de Europa de 2018

    12 mujeres y 23 hombres conforman la lista de ganadores de Innovadores menores de 35 Europa 2018 de 'MIT Technology Review en español'. Sus novedosos enfoques de consumo, ciberseguridad, tratamientos, transporte y computación podrían estar a punto de cambiar el mundo