.

Fernando Derossi, 33

Emplea el 'big data' y el procesamiento de imágenes para aumentar la productividad de la agricultura

  • Por Maximiliano Corredor

Ocho años de experiencia en la industria agraria le otorgaron a Fernando Derossi la inquietud por buscar una solución tecnológica para acabar con las ineficiencias que aquejan al sector, que pierde hasta un 30% de la producción debido a factores como plagas, malezas y enfermedades. Este joven emprendedor argentino ha fundado Agrozone, una plataforma de análisis de big data, procesamiento de imágenes e inteligencia artificial en una app que ofrece a los agricultores la mejor solución frente a cualquier problema presente o potencial que afecte a sus cultivos. Gracias a su avance, Derossi se ha convertido en uno de los ganadores de Innovadores menores de 35 Argentina y Uruguay 2016 de MIT Technology Review en español.

El joven explica: "En mis visitas a los productores locales cuando trabajaba para BASF o Syngenta siempre observaba el mismo patrón". Derossi relata cómo los agricultores recorrían su campo anotando en libretas lo que observaban. Ante una anomalía debían llamar a expertos para consultar su causa y las posibles soluciones. El resultado no era la mejor solución para ellos, sino aquella que el proveedor contactado ofrecía. "Todo esto offline", señala el fundador de Agrozone.

Tras obtener un MBA en la escuela de negocios Sloan del MIT (EEUU), Derossi formó un equipo multidisciplinar para desarrollar una herramienta de software que permitiera a los agricultores tener toda la información necesaria para detectar plagas, enfermedades o identificar malezas, tanto presentes en su área de cultivo como en las inmediaciones. Estos datos les permitirían obtener la mejor recomendación para actuar frente al problema. Esta idea ha resultado finalista en varias competiciones de emprendimiento organizadas por el MIT y han servido de espaldarazo para el lanzamiento de Agrozone.

"Gracias a un algoritmo de inteligencia artificial de procesamiento de imágenes de tipo red neuronal, la app puede identificar malezas, plagas y enfermedades presentes en una fotografía realizada en el cultivo", explica Derossi. De momento esta funcionalidad está en marcha para plantaciones de trigo, maíz y soja. La información analizada por la app es almacenada por Agrozone, junto con su geolocalización y otras variables ambientales, lo que sirve para que los datos obtenidos en un campo por un usuario de puedan servir para prevenir a usuarios colindantes de la posibilidad de que se extienda a sus cultivos y en qué plazo de tiempo.

"Además de la identificación, la app analiza el porcentaje de severidad y ofrece una recomendación de tratamiento, teniendo en cuenta qué productos y qué distribuidores hay disponibles en la zona", añade el emprendedor argentino. La app es gratuita para los usuarios, ya que el negocio de Agrozone se enfoca en vender a los proveedores de productos agrarios información que les permita adecuar sus existencias a las necesidades locales. También contempla un modelo de comisión por ventas a través de la plataforma.

Derossi matiza: "Para nuestro modelo de negocio es fundamental contar con la confianza del agricultor, que siempre recibirá las recomendaciones objetivamente mejores de forma totalmente transparente. Además, cuantos más usuarios tenga la app, mayor será el poder predictivo de la misma y según escale el impacto será nacional, regional y hasta mundial". De momento, Agrozone cuenta con acuerdos con empresas tanto en Argentina como en Estados Unidos.

Según el presidente y cofundador de Hot Hotels, Joe Haslam, miembro del jurado de Innovadores menores de 35 Argentina y Uruguay 2016, Fernando Derossi combina una clara visión comercial para su start-up con un profundo conocimiento de la industria agraria derivado de su experiencia en el sector, lo que augura el éxito para su empresa.


Consulta la lista completa de ganadores de Innovadores menores de 35 Argentina y Uruguay 2016 de MIT Technology Review en español.