.

Eduardo Bontempo, 30

Ha creado una plataforma de aprendizaje adaptativo para personalizar la educación en los colegios y universidades

Los profesores y padres saben que en una clase de instituto convive un grupo muy heterogéneo: el grado de madurez de los alumnos, sus carácteres, habilidades e intereses divergen mucho. Es ilusorio pretender que todos avancen al mismo ritmo y, sin embargo, el profesor intentará conseguirlo a toda costa. "En general, adaptará la clase a la media del grupo", explica el joven innovador Eduardo Bontempo. "Muchos podrán seguir el ritmo, pero algunos se quedarán atrás y otros irán por delante, lo que crea un círculo vicioso y discapacidades de aprendizaje", añade.

Este emprendedor, graduado en Administración de Empresas por la Fundación Getúlio Vargas (Brasil) y MBA por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (Estados Unidos), es el creador de una plataforma de aprendizaje adaptativo llamada Geekie Lab que ya han utilizado 2,4 millones de estudiantes de más de 17.000 colegios en Brasil.

Geekie Lab identifica las necesidades educativas de cada alumno y crea un plan de estudio personalizado acorde a su ritmo natural de aprendizaje y a sus debilidades y fortalezas en determinadas materias. Para personalizar la educación, Bontempo y su equipo han incorporado a su plataforma algoritmos basados en inteligencia artificial, en modelos matemáticos como la Teoría de Respuesta al Ítem (ITR) y Modelos Gráficos Probabilísticos (PGM), y en fenómenos como el Efecto de red.

El primer producto creado por Geekie, la empresa que Bontempo fundó en 2011 junto a su socio Claudio Sassaki, fue la herramienta de diagnóstico Geekie Teste, una prueba de evaluación que puede utilizarse para conocer el rendimiento de los alumnos en diferentes ámbitos: escuela primaria, educación superior, oposiciones y pruebas de idiomas, entre otros. Hasta ahora la principal aplicación de esta herramienta ha estado orientada al ENEM, un examen de acceso a la universidad que realizan los estudiantes de secundaria en Brasil.

Pero además de realizar un diagnóstico, Geekie ofrece a los alumnos y profesores la posibilidad de ir un paso más allá gracias  al otro producto creado por su compañía, la plataforma de aprendizaje adaptativo Geekie Lab. En 2013, la empresa de Bontempo creó los Juegos Geekie, un evento en el que más de dos millones de estudiantes de escuelas públicas brasileñas realizaron pruebas en cuatro áreas evaluadas por el ENEM y recibieron gratuitamente un diagnóstico de su rendimiento en cada área de conocimiento. "Pudieron comparar sus puntuaciones con las de otros estudiantes en todo el país", recuerda Bontempo.

Para cada grupo de debilidades detectadas, Geekie Lab generó un plan de estudios con "Misiones" compuestas por diferentes tipos de contenido -clases en varios formatos, ejercicios y tutoriales- que ayudaron a cada alumno a mejorar de acuerdo a su perfil de aprendizaje. Bontempo recuerda: "Cuanto más usaban los estudiantes la plataforma, más información obteníamos y más preciso podía ser este plan de estudio para cada uno". Esto se debe a que las acciones realizadas por los alumnos en la plataforma "generan puntos de datos que se capturan por el módulo de inteligencia y repercuten el resto de módulos de la plataforma".

Según los datos de la compañía, en dos meses de uso tras los Juegos Geekie, los estudiantes que utilizaron Geekie Lab tuvieron un rendimiento entre un 25% y  un 30 % más elevado que los que no la usaron. Los estudiantes pasaban, de media, dos horas y 20 minutos en la plataforma cada vez que se conectaban, y el 62% de ellos tenían entre 16 y 20 años.

Hasta ahora, Bontempo ha comercializado la herramienta Geekie Teste para evaluar las competencias de los alumnos, sobre todo en institutos y centros educación superior, para todas las asignaturas establecidas por el plan curricular oficial. No obstante, el joven señala que están empezando a dirigir sus productos hacia otros segmentos, como los estudiantes de K-8 (educación primaria hasta octavo curso), con la ventaja de que éstos, al ser nativos digitales, están "incluso más acostumbrados a la tecnología" que los más mayores.

Preguntas inteligentes, respuestas útiles

Los ejercicios Geekie Teste son preguntas de opciones múltiples compuestas solo de texto. Sin embargo, los contenidos que los alumnos estudiarán durante el proceso formativo posterior al diagnóstico -sugeridos por la plataforma Geekie Lab- pueden ser vídeos, juegos y documentos en Power Point, entre otros formatos.

Construir correctamente esas preguntas, de manera que aporten información significativa, forma parte del know how que han desarrollado en Geekie. Para lograrlo han creado internamente metodologías y modelos para "mejorar la inteligencia de la plataforma". Por ejemplo, los algoritmos basadas en IRT les aportan información sobre si una pregunta "es buena o no " y sobre "la competencia de ese estudiante y sus debilidades y fortalezas", explica Bontempo. Por su parte, el PGM les permite predecir "todos los prerrequisitos de una debilidad concreta detectada en un alumno concreto". Para el análisis de datos utilizan también el Efecto de Red, que ayuda a que la información recolectada por cada individuo "no beneficie solo a ése, sino a todos los demás que están en la plataforma", resume Bontempo.

Gracias a estos sistemas, Geekie es capaz de presentar datos referentes a todo el proceso de aprendizaje de una forma "digerible" a los agentes implicados en él (alumnos, profesores, directores de colegio). Así, la plataforma ayuda al alumno con el plan de estudios, pero el profesor puede también optar por acciones específicas, como proponer a los más avanzados que ayuden a los rezagados, o sugerirles contenidos adicionales o clases extraescolares. "Hay distintas estrategias, pero teniendo la información el primer paso está dado", afirma Bontempo.

Los contenidos que Geekie Lab sugiere a los alumnos son cedidos gratuitamente por editores y proveedores de contenidos con los que Geekie ha llegado a acuerdos. Actualmente, hay escuelas que solo están usando Geekie Teste y otras que ya usan Geekie Lab, el producto más completo, que ofrece tanto la posibilidad de realizar diagnóstico como la plataforma adaptativa.

Bontempo, hijo de profesores y sensibilizado desde niño sobre la importancia de la educación, decidió fundar su start-up tras varios años dedicado al sector de las finanzas. Asegura que ha trabajando "como nunca antes" para levantar la empresa, pero no se arrepiente: "Cuando ves que estás marcando una diferencia en la vida de las personas, no hay dinero que compre esta sensación", asegura. Actualmente el modelo de negocio de Geekie incluye la donación de productos a las escuelas públicas brasileñas. El joven explica: "Por cada Geekie Teste vendido, ofrecemos otro a estudiantes que no pueden permitírselo".

Según la asesora sénior independiente de TPG Credit Funds, Paloma Cabello, que es miembro del jurado de los premios MIT Technology Review Innovadores menores de 35 Brasil,  Bontempo muestra las cualidades que buscan reconocer estos galardones: "disrupción, capacidad tecnológica, visión de transferencia al mercado efectiva y alto impacto".- Elena Zafra