.

Mario Adolfi, 27

Ha diseñado un programa de gestión sanitaria para la atención médica en poblaciones de escasos recursos

Cuando era niño, Mario Adolfi vivió las continuas visitas de su hermano al hospital causadas por problemas respiratorios. Este hecho le hizo reflexionar sobre la importancia que una atención médica eficiente tiene en la vida de los pacientes y sus familias. Casi dos décadas más tarde, este graduado en Informática Biomédica en la Universidad de São Paulo (Brasil) ha puesto en marcha HealthBI, un programa informático de gestión de datos científicos en atención sanitaria.

En 2009, Adolfi inició su primer gran proyecto dentro de su empresa recién constituida, Kidopi, consistente en la creación e implantación en la ciudad de Ribeirão Preto (Brasil) del primer sistema de coordinación médica de urgencias basadas en la web y dirigidas a una población de más de un millón de personas. Este proyecto mejoró la eficiencia y aumentó la seguridad en la coordinación del servicio de salud pública de la región, y se convirtió en la base principal para la organización de emergencias en todo el Estado de São Paulo.

Esta primera experiencia fue lo que le encaminó hacia el desarrollo del programa HealthBI. Adolfi explica: “Pensamos que era importante unir la atención médica y la ciencia de datos para alcanzar una gestión inteligente”. A finales de 2012, el joven investigador tenía listo el programa, que ofrece a los administradores de los hospitales la posibilidad de conocer en tiempo real distintos indicadores para la toma de decisiones. Estos datos crean un entorno de gestión inteligente capaz de identificar los eventos adversos de forma anticipada.

Con esta herramienta Adolfi intenta dotar a los gestores de la capacidad para identificar puntos ineficientes, planificar acciones para cumplir demandas futuras y optimizar los flujos de pacientes en los centros hospitalarios. El programa HealthBI ha sido utilizado como modelo de implantación de posteriores programas de gestión sanitaria en el Estado de São Paulo. Además, fue elegido por la ONU como el mejor software en Brasil de la categoría de e-salud y el representante del Brasil en la fase internacional del concurso World Summit Award. Adolfi afirma:”Creo que hemos conseguido una herramienta capaz de proporcionar tratamientos más eficientes, ágiles y específicos para toda la población”.

Nuevas fronteras

Los buenos resultados de HealthBI en el ámbito hospitalario han llevado a Kidopi a explorar otras áreas sanitarias como la asistencia en atención primaria. Para afrontar el reto de adaptar y ampliar el programa, en 2013 Kidopi se incorporó a la aceleradora Artemisia y ha buscado financiación adicional. El objetivo para atención primaria es centrarse en la atención integral y la vigilancia continua, en particular en el tratamiento de enfermedades agudas y crónicas. HealthBI proporcionará una atención anticipada, preventiva y también participativa, es decir, se nutrirá de las experiencias de uso de médicos y pacientes para corregir errores.

Con este propósito ha buscado alianzas dentro de los sectores más afectados por la brecha de acceso a los servicios públicos. Por ejemplo, ha colaborado con un proyecto piloto en un programa de vivienda local cuyo objetivo es llevar a cabo reformas cualitativas asequibles en favelas con el foco en el aumento de la calidad de vida.

Este nuevo proyecto que Adolfi propone como extensión de HealthBI consiste en mejorar el algoritmo del programa para incluir la prevención de enfermedades crónicas y las alertas de mensajería móvil. En concreto, servirá para enviar advertencias a los pacientes y lograr que no interrumpan los tratamientos, así como para hacer promoción de hábitos saludables, organizar visitas de pacientes crónicos, identificar y priorizar los hogares con necesidades y controlar los factores de comportamientos de riesgo.

La idea es crear una extensión del software de forma que la primera versión pueda seguir utilizándose por separado. En resumen, esta nueva herramienta proporciona más autonomía al paciente y una mayor adherencia al tratamiento. El uso de esta tecnología de comunicación vincula estas informaciones a la consulta del médico, lo que permite emprender acciones para evitar el reingreso, controlar factores de riesgo y mejorar dicha adherencia. Adolfi asegura que, a pesar de la existencia en el mercado de otros softwares especializados en gestión, "Kidopi ya se adapta a la realidad brasileña”.

El nuevo proyecto de Adolfi es una oportunidad para mejorar el servicio a la población que no puede tener acceso a la medicina de familia y mantiene los objetivos del programa inicial: buscar un servicio de atención pública sanitaria más eficiente accesible e inteligente, que acelere la atención y mejore los recursos disponibles. Los módulos del HealthBI tienen en común la tarea de transformar la información en herramientas para predecir y gestionar. Esto permitiría a las redes sanitarias ahorrar recursos financieros y ofrecer un mejor servicio a los pacientes, lo que reduciría el riesgo de experimentar problemas.

La tecnología desarrollada por el joven investigador se nutre de la innovación de la informática avanzada, la inteligencia artificial, el aprendizaje automático, el reconocimiento de patrones, el procesamiento del lenguaje natural y muchas otras técnicas para ayudar a la resolución de problemas reales, como la mejora de la atención de las enfermedades crónicas en los barrios con escasos recursos.

Según el inversor de capital riesgo en General Catalyst Partners (EEUU), Niko Bonatsos, que es miembro del jurado de los premios MIT Technology Review Innovadores menores de 35 Brasil, en el proyecto de este joven "la cuestión clave es cómo convertir en parte central del trabajo de todos los grupos interesados la necesidad de que el big data irrumpa en la asistencia sanitaria”; y añade: “Si tiene éxito, esto puede transformar la práctica de la medicina". - María C. Sánchez