.

Rolando Gittens, 32

Sus técnicas para modificar implantes de titanio a nivel nanométrico aceleran la regeneración de los huesos

  • Por Maximiliano Corredor

La humanidad se enfrenta al problema del creciente envejecimiento de su población. Un informe de la ONU estima que para el año 2050 la quinta parte de la población mundial será mayor de 60 años, más del doble de personas que ahora (ver Gráfico: más vida, menos muerte). Uno de los principales problemas asociados al envejecimiento es la pérdida de tejido óseo, que aumenta el número de fracturas y obliga a usar implantes para estimular el proceso natural de regeneración del hueso.

El panameño Rolando Gittens es doctor en Bioingeniería por el Instituto Tecnológico de Georgia (EEUU). Mientras realizaba su tesis doctoral descubrió que la nanoestructura presente en la superficie de los implantes de titanio promueve la formación de tejido óseo sobre ella. Este hallazgo le ha permitido desarrollar dos métodos que ha patentado para alterar esta nanoestructura superficial de forma que incite aún más a la regeneración ósea. El joven innovador confía en que su descubrimiento llegue al mercado en forma de nuevos implantes creados mediante sus técnicas.

Los dos métodos desarrollados por Gittens emplean el calor para modificar la capa superficial de óxido de titanio del implante. Así, altera la disposición de las moléculas de la capa de óxido para que se coloquen de forma similar a la estructura del tejido óseo a nivel molecular.

"La clave radica en entender cómo las propiedades de la superficie afectan al comportamiento de una célula madre en su diferenciación", explica el bioingeniero. En su investigación, Gittens demostró que una superficie de titanio nanoestructurada induce a células madre mesenquimales a convertirse en células óseas. "Este fenómeno se observa también con estructuras a escala de micrómetros, pero a escala nanométrica el efecto es aún mayor", aclara.

Ya ha licenciado la tecnología a una empresa que desarrolla implantes para la columna vertebral. Y Gittens espera lograr en un futuro extender su uso a otro tipo de estructuras, como reemplazo de cadera, pero también trabaja en otras aplicaciones, como el cultivo de células madre. Este trabajo lo lleva a cabo desde su laboratorio en el  Instituto de Investigaciones Científicas Avanzadas y Servicios de Alta Tecnología de Panamá, donde administra el centro de espectroscopía de masas e instrumentación para la investigación en bioingeniería.

Según el director académico para Centroamérica y Caribe de la International Latin University, Allan Orozco, Gittens "posee una extraordinaria carrera científica, y su excelencia se refleja en su gran trabajo de investigación en nanoestructuras e implantes". Para este miembro del jurado de los premios MIT Technology Review Innovadores menores de 35 Centroamérica 2015, merece mención especial el esfuerzo de Gittens de llevar a Panamá una investigación iniciada en EEUU.


Aquí puedes ver el listado completo de los 8 ganadores de Innovadores menores de 35 Centroamérica 2015.