.

Adrián Armijos, 23

Utiliza la realidad aumentada para que los libros resulten más atractivos y los niños aprendan sin darse cuenta

  • Por Maximiliano Corredor

"Hoy en día los niños nacen con una tablet bajo el brazo mientras que los libros les parecen algo aburrido", afirma fundador de la empresa dedicada a la creación de libros educativos The Wawa, Adrián Armijos. Así que para acercar este formato tradicional a los más jóvenes, su empresa hace uso de la propia tecnología para ofrecérselos de forma atractiva. En concreto, Armijos trabaja con la realidad aumentada para adaptar los contenidos al entorno digital, algo que le ha convertido en uno de los ganadores de Innovadores menores de 35 Ecuador 2016 de MIT Technology Review en español.

"El objetivo es mostrar a los niños que los libros no muerden", explica este joven estudiante de Ingeniería Informática en la Universidad San Francisco de Quito (Ecuador). Quiere mejorar la tasa de lectura de países en vías de desarrollo como el suyo, por eso, critica: "Aquí se lee entre medio libro y un libro al año, mientras que en países desarrollados esta tasa está entre cinco y diez libros". Y recuerda que la motivación para crear su empresa fue precisamente la de intentar cambiar esa cifra.

La filosofía del proyecto es "usar las tablets para lograr que los niños dejen de usar tanto la tablet", detalla. Para ello ha creado un motor de realidad aumentada para transformar la experiencia de leer un libro y convertirla en una actividad más interactiva, una tendencia cada vez más fuerte en la educación y entretenimiento infantil.


Foto
: Los libros esconden actividades que ayudan a que los niños aprendan sin darse cuenta. Crédito: The Wawa.

Cada página de los libros que publica se identifica con la cámara del dispositivo que tiene instalada la app de Wawa. Así, surgen animaciones y juegos virtuales sobre las hojas que complementan la experiencia lectora. Por ejemplo, un cuento sobre dinosaurios esconde actividades con las que el niño se entrena en matemáticas sin darse cuenta. De momento Armijos ha editado tres libros, distribuidos en librerías y cadenas de supermercados y que también pueden encargarse a través de su página web. En sus primeros seis meses en funcionamiento, la empresa ya acumula más de 3.000 unidades vendidas.

El contenido y las actividades están diseñados con ayuda de psicólogos y pedagogos.  Y Armijos afirma haber realizado estudios que demuestran que sus materiales aumentan la retención de conceptos como vocabulario en lengua extranjera, comparados con libros tradicionales. Para el copresidente de Grupo Zed, Ignacio Pérez Dolset, miembro del jurado de Innovadores menores de 35 Ecuador 2016, Armijos "aprovecha las infinitas posibilidades que ofrece la realidad aumentada para mejorar la educación infantil en una empresa cuyo éxito servirá para ayudar a los niños de su país". 

Descubre todos los proyectos de los ganadores de Innovadores menores de 35 Ecuador 2016