.

Jorge Bueno, 30

Su sistema de posicionamiento en interiores es más preciso y menos intrusivo

  • Por Maximiliano Corredor

Pepa y Pepe regresan a casa después de un largo día en una gran tienda de muebles. Han comprado cuatro cosas que ya sabían que querían, pero también han pasado bastante tiempo mirando sofás, pensando si querían renovar el suyo o no. Finalmente no lo han hecho, pues su presupuesto está algo ajustado. Al llegar a casa, Pepa, que se había dejado el smartphone, descubre un correo electrónico de la tienda. Primero le agradecen la compra, después, le ofrecen una promoción exclusiva: un descuento del 10% y financiación sin intereses en cualquier sofá. Es como si les hubiesen seguido y, en efecto, así podría habría sido si Pepa y Pepe fueran personas reales y si la tienda dispusiera del invento del joven innovador español Jorge Bueno.

Se trata de un sistema de posicionamiento de gran precisión para el interior de grandes superficies. Su empresa, Proximus, lo comercializa a centros comerciales para que puedan realizar un seguimiento de los movimientos de sus clientes. El objetivo es ayudar a las empresas a analizar el efecto de la colocación de productos y ofertas y permitirles segmentar campañas de marketing de manera más efectiva. "Es como un GPS para dentro de edificios", explica su creador.

Este sistema de localización en interiores se compone de dos partes: un elemento de hardware basado en la tecnología iBeacon y un algoritmo matemático que permite posicionar a la gente con una precisión de dos metros y realizar su seguimiento. "En vez de depender de que los clientes decidan descargarse una app específica de la tienda, se coloca un chip localizador en un objeto que el usuario recoge a la entrada", aclara el ingeniero. "En el caso de grandes superficies estos objetos pueden ser una cesta de la compra o un carrito, pero puede ser cualquier cosa, como una tarjeta de identificación o una pulsera que se entregue a la entrada y recoja a la salida". Estos chips emiten una señal de Bluetooth de baja energía que es detectada por una red de sensores instalados en el techo del espacio a cubrir.

Cada objeto es geoposicionado por el sistema de navegación desarrollado por Bueno. "Las señales de wifi y Bluetooth no están pensadas para navegación sino para la transmisión de información, por lo que su triangulación es poco precisa por problemas asociados a la variación de potencia de la señal e interferencias con campos electromagnéticos", explica el ingeniero. El sistema de navegación de Proximus solventa este problema mediante el aprendizaje automático, gracias a una mezcla de algoritmos genéticos y evolutivos. El resultado es un mapa dinámico con las posiciones de todas las señales electromagnéticas.

Proximus mide otra serie de variables y estadísticas, individuales y agregadas, que aportan información en tiempo real. Y si al finalizar la compra el cliente utiliza una tarjeta de fidelización, estos datos pueden ser cruzados con los productos adquiridos, lo que permitirá tomar decisiones sobre personalización de ofertas.

La directora de Telecomunicaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México, María de Lourdes Velázquez, miembro del jurado de los premios MIT Technology Review en español Innovadores menores de 35 España 2015, valora la complejidad del proyecto, "que requiere de mucho conocimiento técnico tanto de hardware como de software. Considera que Bueno ha sabido combinar las habilidades para ser emprendedor y establecer su propia empresa".

A sus 30 años, Bueno atesora dos ingenierías (Industrial especialidad Electrónica y Telecomunicaciones especialidad Telemática), un máster y un doctorado en robótica y automática, títulos todos ellos obtenidos en la Universidad Carlos III de Madrid (España). Paralelamente a su vida académica, el joven madrileño encadena una serie de emprendimientos que comenzó con tan sólo 15 años y que culminan con la fundación de Proximus.


Aquí puedes ver el listado completo de los 10 ganadores de Innovadores menores de 35 España 2015.