.

Elena Soaje, 34

Ha ideado un dron educativo que se construye con piezas de Lego y se controla desde el 'smartphone'

  • Por Elena Zafra

Durante siete años la joven Elena Soaje trabajó como gerente de finanzas en una firma que da soporte a varias empresas maquiladoras en Guadalajara (México). Allí ayudaba a Recursos Humanos a contratar ingenieros y no tardó en darse cuenta de que cada vez era más difícil encontrar graduados de las carreras de ingeniería. “Los alumnos cada vez tienen más miedo a materias como matemáticas, ciencias o física”, recuerda la joven.

Ante esta crisis de vocaciones científico-tecnológicas entre las nuevas generaciones, Soaje decidió hacer algo para “inculcar a estos chavitos que estas materias no son tan complicadas como creen”. Su propuesta fue Robocrea, la empresa que Soaje fundó en 2010 y que diseña programas para enseñar a los niños a crear tecnología mediante el juego y la práctica.

Tras analizar las herramientas educativas disponibles en México, Soaje ideó una metodología lúdica y contactó con Lego para empezar a usar sus piezas en el diseño de robots. Sus actividades se desarrollan en colegios –sobre todo por medio de actividades extraescolares- y en un centro propio en Guadalajara. 

Pero además de enseñar a los alumnos a fabricar robots ‘tradicionales’, Robocrea ha inventado el que definen como “el primer dron que se ensambla sin herramientas y vuela de forma autónoma”. Su robot volador se construye también con piezas de Lego (Robocrea es distribuidora autorizada en la región) pero sin instrucciones de montaje. El aparato se maneja desde un control remoto o desde un smartphone, a través de una aplicación que también enseñan a programar a los niños.

Además de las piezas usuales, para el dron utilizan otras de diseño propio con las que los alumnos construyen las hélices. El equipo de Soaje dispone de una impresora 3D y les enseña a diseñar y fabricar con ella los componentes que necesitan para que su robot despegue. “El único límite es su imaginación”, afirma Soaje.

El dron en sí está compuesto por piezas de Lego para la estructura, un controlador, cableado, un estabilizador, varios motores y una pila, además de las piezas impresas en 3D para las hélices y los cobertores de las mismas para evitar daños. Aunque todos son similares, la base, tamaño, color y forma del aparato pueden personalizarse. Una vez construido, Soaje y su equipo están diseñando una serie de retos para motivar a los alumnos, como por ejemplo, mover objetos de un lugar a otro con el dron para resolver un problema.

Los niños reciben los materiales y la formación necesaria en sesiones impartidas por un profesor de Robocrea: “Les enseñan conceptos como poleas, engranajes, medición de distancias y velocidades, fricción, tiempos y movimientos”, detalla Soaje. También aprenden a programar la aplicación de control para el móvil –el suyo propio o uno facilitado por Robocrea- o para el control remoto. “La base es una aplicación libre que el equipo técnico de Robocrea desarrolló para adecuarla a las necesidades del dron”, explica Soaje. El terminal móvil envía las órdenes de movimiento al dron mediante Bluetooth. 

Los alumnos que participan en estos talleres tienen de 10 años en adelante y trabajan en grupos de tres. Gracias a su metodología “entrenan su creatividad, imaginación, agilidad mental, seguridad, comunicación, habilidades de resolución de problemas y trabajo en equipo”, explica Soaje.

La construcción del dron es un proyecto piloto que están desarrollando en su sucursal de Guadalajara y esperan llevar luego a los colegios. Hasta ahora han pasado por Robocrea 2.500 niños en Guadalajara, Colima y Zacatecas y esperan llegar a 39.000 en los próximos tres años. Han concedido también una franquicia a la empresa Robótica para impartir talleres siguiendo su sistema.

Hernán Fernández, cofundador y socio director de Angel Ventures México y juez de los premios MIT Technology Review Innovadores menores de 35 México 2015, ha destacado el “importante liderazgo social” de Soaje y el hecho de “ser una madre de dos, haber salido de contabilidad y volverse emprendedora”. “Haber impactado en tantos niños será quizá su gran contribución tecnológica a largo plazo”, concluye el juez.

Aquí puedes ver el listado completo de los 10 ganadores de Innovadores menores de 35 México 2015