.

Luis Pacheco, 26

Acerca todo el potencial de la impresión 3D con su software que enseña a diseñar modelos propios de forma sencilla

  • Por Maximiliano Corredor

La impresión en 3D cada día está más extendida. Pero para poder aprovechar al máximo su potencial es necesario tener conocimientos específicos para crear diseños propios. De lo contrario, el usuario se limita a imprimir modelos de otros. El joven Luis Pacheco quiere acercar la tecnología a la gente, y para ello ha desarrollado ScratchyCAD, un software que enseña a crear objetos tridimensionales con un ordenador que luego pueden imprimirse. Su iniciativa ha convertido a Pacheco en uno de los ganadores de Innovadores menores de 35 México 2016 por MIT Technology Review en español.

Cuando Pacheco conoció la impresión en 3D durante sus estudios de arquitectura lo primero que hizo fue comprarse dos para ofrecer productos a sus compañeros. Pero pronto cambió de idea y se centró en fabricar sus propias impresoras, a través de la empresa que fundó junto a su cuñado, MakerMex. Tras una exitosa campaña de financiación en Kickstarter que les permitió abrir una oficina en EEUU, Pacheco descubrió que "ya había una competencia feroz en el mercado de fabricación de impresoras 3D", recuerda el joven.

Donde sí había hueco era en el sector educativo. Pacheco detalla: "Todas las escuelas quieren una impresora 3D, pero luego nadie hace nada con ellas porque no saben generar modelos". Para el joven innovador, el problema es que "los profesores se descargan plantillas pero no enseñan a los niños a generar otras nuevas, no se desarrolla su creatividad". Consciente de esta situación, Pacheco se planteó hacer algo similar a Scratch, un entorno para enseñar a programar a niños, pero adaptado a la impresión en 3D.

Así nació ScratchyCAD, que utiliza una metodología de programación en bloques para que los niños aprendan a construir objetos y operar con ellos de una forma visual y sencilla. "Con ScratchyCAD los niños aprenden matemáticas, geometría y programación, además de cómo crear un objeto tridimensional virtual", detalla el joven. "El objeto se puede imprimir o los pequeños pueden ir más allá y crear su propio modelo de sistema solar visualizable utilizando unas Google Cardboard, por lo que también sirve para aprender otras materias", explica orgulloso Pacheco.


Foto: Un niño utiliza ScratchyCAD para construir una casa virtual. Crédito: Luis Pacheco.

Convencido del potencial de su herramienta, Pacheco ha lanzado otra campaña en Kickstarter para obtener financiación para desarrollar contenido, perfeccionar el software y afinar el modelo de negocio. El profesor de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Informáticos de la Universidad Politécnica de Madrid (España), José Carrillo, destaca de Pacheco su "experiencia emprendedora en la impresión 3D". Para este miembro del jurado de Innovadores menores de 35 México 2016, "este proyecto innovador permite a cualquier persona utilizar la tecnología 3D en todo su potencial".

Descubre todos los proyectos de los ganadores de Innovadores menores de 35 México 2016