.

Sergio Mejía, 33

Pedir auxilio nunca fue tan fácil gracias a su 'app' que envía alertas con solo agitar el móvil

  • Por José Carlos Sánchez

Ayuda rápida, sencilla y efectiva. Ese era el objetivo de Sergio Mejía cuando comenzó a pensar, en 2012, cómo pedir auxilio de la manera más eficaz posible. Este joven boliviano sentía que amenazas como los secuestros crecían en su ciudad (La Paz). Según datos del Instituto Nacional de Estadística de Bolivia, las denuncias por trata y tráfico de personas en el Departamento de la Paz han pasado de 122 en 2012 a 235 en 2014.  "Nace por necesidad. Comencé a pensar en una solución en casa y también para mi país", explica Mejía.

El resultado fue Shake4Help, una aplicación móvil que pide auxilio de forma automática con solo agitar el teléfono. Ante un peligro inminente, la persona sacude el dispositivo. El movimiento activa su acelerómetro y la app lo comunica a un contacto de confianza. Su potencial masivo así como su sencillez han convertido a Mejía, ingeniero informático de profesión, en uno de los ganadores de Innovadores menores de 35 Paraguay y Bolivia 2016 de MIT Technology Review en español.

Para este joven innovador, la clave de su proyecto, lanzado en 2013 y que ya cuenta con 7.500 descargas, es cómo se adapta a la realidad boliviana. A diferencia de otros, explica, Shake4Help permite enviar alertas sin conexión a internet a partir de la red móvil. Y para que funcione en todo tipo de modelos, independientemente de sus prestaciones, ha incluido alternativas al meneo como pulsar repetidamente el botón de encendido. El contacto de emergencia también puede conocer la ubicación de la otra persona a través de un SMS con una palabra secreta.

En total, cuenta con 15 tipos de funciones de alerta. Para evitar falsas alarmas, la app permite calibrar el movimiento propio de cada usuario, y también ofrece una cuenta atrás para poder cancelar la alerta antes de enviarla. De momento solo está disponible para Android y se basa en un modelo freemium que el joven todavía está perfeccionando.

Para el investigador informático de la Pontificia Universidad Católica del Perú y miembro del jurado de Innovadores menores de 35 Paraguay y Bolivia, Hugo Alatrista, se trata de un proyecto "muy interesante y útil, sobre todo desde que la inseguridad es un problema que ha crecido en los últimos años". Según el experto, "tiene potencial para destacar".

Pero lograrlo no es fácil. "Emprender en Bolivia es muy complicado", lamenta Mejía. El joven innovador cree que de haber tenido "más oportunidades a nivel país", como en los impuestos y la visibilidad, habría logrado los avances actuales dos años antes. Sus próximos pasos se centran en seguir dando a conocer la aplicación gracias al desarrollo de una versión para iOS y adaptar la interfaz de usuario a los estándares actuales. Pretende que no haya excusas para no usarla. Mejía defiende su apuesta: "Shake4help puede salvar vidas y comenzando con una, creo que ya tenemos el éxito comprado", y concluye: "Cada día nos sorprendemos más de lo que puede lograr. Estamos confiados de que podemos crear impacto social a nivel global. Poco a poco".

Descubre todos los proyectos de los ganadores de Innovadores menores de 35 Paraguay y Bolivia 2016