Innovadores Menores De 35 Perú La edición en español de
MIT Technology Review elige a los
innovadores menores de 35

Amparo Nalvarte, 24

Ha creado un sistema de pago móvil para 'smartphones' a través de códigos QR

Culqi

Amparo Nalvarte. Crédito: Cesar Quijano

De los dos millones de pequeñas y medianas empresas que hay Perú el 77% solo acepta efectivo. Esta cifra supera en más de diez puntos a la media latinoamericana y representa una oportunidad perdida para ellas de captar al creciente número de usuarios de tarjetas y de diferentes pagos móviles. Este negocio, que mueve más de 3.000 millones de euros mensuales, puede movilizarse con ayuda de herramientas tecnológicas que faciliten las transacciones entre comprador y vendedor. Aquí es donde entra la joven peruana Amparo Nalvarte.

Mientras trabajaba en su proyecto de fin de grado en Administración y Dirección de Empresas en la Universidad del Pacífico (Perú) ideó un medio de pago equivalente a las tarjetas bancarias pero más sencillo de usar y con un coste más bajo para los comerciantes. En 2013, al finalizar la carrera, Nalvarte y su socio Nicolás Di Pace transformaron esta idea en la start-up Culqi.

Culqi trabaja con dos aplicaciones gratuitas disponibles en su página web. Por un lado está CulqiPOS, dirigida a las empresas; y por otro está Culqi, una especie de billetera digital donde los usuarios almacenan sus tarjetas y realizan los pagos. Para empezar a utilizar este medio de pago, el usuario debe registrarse en la web, descargar su aplicación e introducir los datos de al menos una tarjeta de crédito, en el caso del comprador, y de la cuenta bancaria donde se depositará el dinero si es un vendedor. Nalvarte explica que Culqi simplifica los procesos tanto para comerciantes como para clientes porque sus aplicaciones funcionan con un sistema sencillo como son los códigos QR.

Estas matrices de puntos son un tipo de  código de barras de dos dimensiones capaces de almacenar información. La cámara de un teléfono móvil escanea el código y la transfiere al usuario. En el caso de Culqi, cuando el comprador quiere pagar un producto, abre la aplicación, escanea el código y completa la transacción mediante un pin preestablecido. Culqi permite cobrar y realizar pagos de manera presencial, online y mediante la lectura de un QR impreso en la factura de compra.

Su creadora asegura que pese a la simplicidad de uso de sus apps, la empresa enfrenta dos grandes retos: la privacidad y la seguridad en las transacciones. Muchos de usuarios potenciales de Culqi dudan a la hora de adoptar la nueva herramienta, pero para Nalvarte, la situación se resolverá por si misma a medida que las empresas utilicen la aplicación y comprueben como Culqi ha superado los desafíos técnicos en materia de seguridad.

La start-up trabaja conjuntamente con Visa y Mastercard en un programa de monitoreo antifraude y está en proceso de obtener la certificación internacional Estandar de Seguridad de Datos para la Industria de Tarjetas de Pago (PCI DSS, por sus siglas en inglés). Además, en caso de robo el usuario puede bloquear el dispositivo desde la web sin necesidad de bloquear sus tarjetas de crédito. Nalvarte asegura: “Al contrario que la competencia, nosotros no exponemos datos de las tarjetas, ni leemos bandas magnéticas que se puedan prestar a clonación, modalidad de robo muy usada en este país”.

El próximo 15 de diciembre se realizarán la primera transacción con dinero real a través de Culqi y en enero de 2015 empezarán las pruebas con un grupo reducido de empresas. La start-up ha buscado alianzas con compañías asentadas en el mercado peruano como Belcorp. Este negocio del sector de belleza y cuidado personal tiene más de un millón de vendedores por toda Latinoamérica y formará parte del grupo de inicial de prueba.

La competencia

En Perú existen varias empresas  en el mercado de pago móvil. La más extendida y conocida es Paypal. Pero esta herramienta está enfocada exclusivamente a pagos online mientras que Culqi también ofrece una solución para el pago presencial con dispositivos móviles.  Además el coste para el vendedor es único y asciende al 4,5% de cada transacción frente al 5,4% más un fijo de 24 céntimos de euro que cobra Paypal en Perú.  La joven emprendedora explica: “Culqi trabaja con un banco, negocia las mejores condiciones y se convierte en el intermediario para que el comerciante no pague ningún tipo de afiliación”.

Durante 2015 la start-up espera cerrar contratos con 300 empresas y, en el futuro, entrar en un país latinoamericano cada año. Nalvarte resume: “Esperamos convertirnos en una de las empresas de pago online y presencial más importantes de Latinoamérica y competir con las grandes marcas de referencia y los medios de pago bancarios”.

Según el miembro fundador de Alta Tecnología Andina (Perú), José Carlos Mariátegui, miembro del jurado de los premios MIT Technology Review Innovadores menores de 35 Perú, “lo innovador de la solución es que es integral, es decir, busca resolver el problema tanto desde la parte del comprador como del vendedor”. Mariátegui añade que se trata de un proyecto que “busca contribuir a la sociedad con nuevas formas de pago en sectores que no pueden acceder tan fácilmente a sistemas con cargos de comisiones altos”. - María C. Sánchez

Ganadores de Innovadores menores de 35 Perú 2014

Amparo Nalvarte

Ha creado un sistema de pago móvil para 'smartphones' a través de códigos QR

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?