Informática

Los expertos critican la nueva estrategia de ciberseguridad de EEUU

A pesar del aumento de fondos del 35%, el plan de Obama obvia aspectos muy importantes y sigue dependiendo de empresas privadas para luchar contra el reclutamiento terrorista en redes sociales

  • Viernes, 12 de febrero de 2016
  • Por David Talbot
  • Traducido por Teresa Woods

Foto: El presidente Obama en el Centro de Comunicaciones y Seguridad Cibernética Nacional el 13 de enero de 2015.

Después de un año de constantes filtraciones digitales, el presidente Obama ha propuesto elevar en más de un 35% el presupuesto destinado a ciberseguridad del país. Los fondos aumentarían hasta los 19.000 millones de dólares (unos 17.000 millones de euros) desde los 14.000 millones de dólares (unos 12.000 millones de euros). Además, el presidente de EEUU ha emitido una una orden ejecutiva para crear una comisión de investigación de ciberseguridad.

Las propuestas de Obama incluyen jubilar los anticuados servidores y sistemas informáticos federales e impulsar los esfuerzos de I+D para asegurar que las tecnologías de próxima generación sean más seguras desde el principio.

Pero el plan también obvia algunos aspectos importantes. Para empezar, mientras que la nueva comisión de investigación incluye un guiño a la seguridad nacional en su declaración de principios, no incluye explícitamente un mandato para crear políticas que combatan el uso por parte de los terroristas de las redes sociales para el reclutamiento y la difusión de propaganda

Obama trató este tema recientemente al formar un grupo especial de contraterrorismo y reunirse con titanes de Silicon Valley (EEUU). Pero sus iniciativas recién anunciadas implican una dependencia continua de las empresas del sector privado que debe hacer cumplir los términos de sus servicios. La semana pasada, por ejemplo, Twitter anunció que estaba acelerando de forma importante sus esfuerzos por desactivar las cuentas afiliadas con ISIS. Bloquear tales cuentas es algo que Twitter afirma que hace desde más de un año.

El investigador de ciberseguridad y políticas de la Universidad de Stanford (EEUU) Herb Lin considera que el país necesita una "ciberestrategia" más amplia que las "estrategias de ciberseguridad" anunciadas el martes. En una entrevista, Lin afirmó: "Una estrategia de ciberseguridad nacional es algo que se puede hacer perfectamente. Simplemente está incompleta, porque no incluye muchas otras cosas".

Por ejemplo, para Lin, el uso de ISIS de las redes sociales "no es el tipo de ciberseguridad que hace más seguros a los ordenadores, pero sí es un ciberproblema". El experto se pregunta: "¿Tiene Estados Unidos un enfoque completo para lidiar con las nuevas tecnologías que constituyen un riesgo para la privacidad?".

La respuesta es no. Aunque una segunda orden ejecutiva de Obama también emitida el pasado martes formó un consejo de privacidad, este órgano se centra principalmente en divisar maneras de asegurar los datos alojados por agencias federales. (El ataque devastador del año pasado a la Oficina de Administración de Personal de Estados Unidos expuso los historiales de más de 21 millones de personas).

Mientras tanto, las resonancias políticas son inquietantes. Donald Trump, quien ganó las primarias republicanas de New Hampshire el pasado martes, abogó recientemente por deshabilitar secciones de internet para impedir que los jóvenes sean reclutados para viajar al extranjero y luchar en causas terroristas.

En palabras del propio Trump: "Estamos perdiendo a mucha gente por culpa de internet". Uno no puede evitar preguntarse qué podría incluir su ciberestrategia.

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Informes Especiales

El dinero del mañana sin monedas ni billetes

Desde Apple Pay hasta Bitcoin, la tecnología bancaria está cambiando. Ya puedes pagar con el móvil y los bancos quieren saberlo todo de ti. Es la revolución del futuro del dinero y del dinero del futuro

Otros Informes Especiales

Advertisement
Advertisement
Publicidad