Informática

Los robochefs cocinan cada vez mejor, siempre que se dediquen a la comida rápida

Aunque manipular objetos blandos siempre ha sido uno de los retos para la robótica en la cocina, una empresa va a probar un nuevo modelo para cocinar hamburguesas en sus restaurantes

  • Miércoles, 15 de marzo de 2017
  • Por Jamie Condliffe
  • Traducido por Teresa Woods

Crédito: Cortesía de Miso Robotics.

Los chefs de Le Cordon Bleu aún no necesitan preocuparse de perder su trabajo a manos de los robots. Pero varias start-ups creen que algunas de las tareas más sencillas de la cocina podrían automatizarse pronto en los restaurantes de comida rápida.

Según publicó TechCrunch la semana pasada, una empresa llamada Miso Robotics ha desarrollado un nuevo robot para preparar hamburguesas llamado Flippy. El brazo robótico emplea una selección de herramientas para colocar las hamburguesas sobre una parrilla, monitorizar su cocción con cámaras y sensores térmicos, y después colocarlas encima de un pan a la espera de que un humano añade la guarnición y la termine.

El resultado no es tan elegante como si fuera un chef con estrellas Michelín; el robot tiene más bien el garbo de un ayudante de cocina en prácticas. Pero la destreza del robot ha impresionado lo suficiente a la cadena de restaurantes CaliBurger como para probar la tecnología en 50 de sus restaurantes durante los dos próximos años. 

En otro lugar, la start-up BeeHex de Silicon Valley ha desarrollado un robot que puede imprimir pizzas en 3D. Financiado en un principio por la NASA para intentar encontrar nuevas maneras de proporcionar comida a los astronautas, el dispositivo deposita masa, salsa de tomate y queso para formar algo que se parece a una pizza en tan solo un minuto; después lo cocina durante cinco minutos más. Aunque las grandes aspiraciones de la empresa fueron abandonadas hace tiempo, el robot sí que llegará a parques temáticos y centros comerciales durante el próximo año. 

Mientras espera que su cena automatizada llegue, otros robots podrían traerle una bebida. La empresa de San Fracisco Cafe X (EEUU), por ejemplo, le servirá un café humeante gracias a uno de sus camareros robóticos. En Las Vegas (EEUU) están a punto de poner a un barman robótico a servir cócteles.

Lo que está claro de estas máquinas es que los roboticistas están logrando progresos en la automatización de la preparación de alimentos. En 2015, por ejemplo, examinamos un sistema que empleó dos brazos robóticos para preparar una ensalada bastante rudimentaria. Aunque el plato no fuera el mejor, coger objetos blandos y de formas desconocidas a menudo resulta difícil para los robots. Imitar la habilidad humana para utilizar cuchillos, también. Huelga decir que los resultados solo tenían probabilidades de impresionar si uno disfruta con trozos muy grandes de pepino. 

En su lugar, los robots más nuevos están diseñados para encargarse de las tareas de cocina más sencillas y manejables, lo que aumenta sus probabilidades de triunfar. Y, especialmente en el caso de BeeHex, sus desarrolladores no temen asignarles tareas a ejecutar con enfoques no humanos, algo que parece producir resultados positivos. De todos modos, no les pida una ensalada aún. 

(Para saber más: TechCrunch, Business Insider, Los robots empiezan a pillarle el tranquillo a la cocina, Llega el robot capaz de manipular verduras, aunque aún hay que ponérselo fácil)

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Informes Especiales

El futuro de la medicina: un tratamiento para cada paciente

Una ola de avances científicos e inversiones financieras puede estar a punto de marcar el nacimiento de una nueva era de atención sanitaria marcada por la personalización y la precisión. Bienvenidos al futuro de la medicina.

Otros Informes Especiales

Advertisement
Advertisement
Publicidad