Móvil

Facebook se adelanta al futuro de la RV con su nuevo casco inalámbrico

Cortar el cable que ata la realidad virtual a un ordenador aumentaría su potencia. El prototipo Santa Cruz de Zuckerberg podría conquistar a las masas, aunque aún tardará en llegar a las tiendas

  • Miércoles, 19 de octubre de 2016
  • Por Tom Simonite
  • Traducido por Teresa Woods

A cuatro patas, gateé hacia delante para asomarme a una ventana cortada en un trozo de cartón para echar un vistazo al salón de un monstruo de aspecto amigable. A los pocos minutos de estar probando el nuevo prototipo de casco de realidad virtual de Oculus, los beneficios de no estar atado a un ordenador como lo estaría con su modelo insignia, el Rift, me habían quedado claros.

Oculus está probando un diseño inalámbrico porque lo considera necesario para lograr que la realidad virtual conquiste a las masas.

El CEO de Facebook (que compró Oculus en 2014), Mark Zuckerberg, desveló el prototipo "Santa Cruz" hace un par de semanas. Hablando en la conferencia anual para desarrolladores Oculus Connect celebrada en San José (EEUU), dijo que el diseño "independiente" estará en una posición intermedia entre los caros cascos como el Rift, que se conectan a un potente ordenador, y los cascos baratos como el Gear VR de Samsung, que se alimentan mediante un smartphone, lo que limita su potencia.

Foto: Mark Zuckerberg proyectó un corto vídeo de alguien que probaba un nuevo prototipo de casco de realidad virtual durante un evento celebrado en San José. Crédito: Oculus Connect.

La característica más destacable del prototipo Santa Cruz son sus cuatro cámaras para observar el mundo que rodea al usuario y rastrear su posición. Durante mi corta demostración, pude desplazarme por un salón escenificado para explorar un colorido mundo virtual de cartón. El casco me avisaba cuando me aproximaba a una pared.

El Rift también puede rastrear la posición del usuario, pero no ofrece tanta libertad de movimiento. No sólo le ata el cable de conexión al ordenador, también requiere la colocación de un sensor especial en una mesa o estantería delante del usuario. El casco Vive de HTC tiene un diseño similar. El Gear VR de bajo coste y el próximo casco Daydream de Google no pueden rastrear la posición de la cabeza del usuario en absoluto, lo que limita a los usuarios a simples giros la cabeza desde una posición estática.

Santa Cruz es una versión modificada de Rift, con un compacto bulto electrónico extra en la parte posterior de la correa. Oculus se niega a dar detalles sobre qué hay dentro, pero uno de los miembros del equipo que colabora en su desarrollo dijo que los componentes son similares a los que se encuentran en un smartphone.

Zuckerberg reafirmó su predicción de que la realidad virtual se convertirá en un fenómeno similar al smartphone, y habló de que algún día 1.000 millones de personas emplearán regularmente la tecnología.

El vicepresidente de tecnologías móviles de Oculus, Max Cohen, explicó a MIT Technology Review que el diseño del Santa Cruz demuestra un posible camino hacia ese futuro. Cohen afirmó: "Creemos que [el diseño] inalámbrico representa un punto clave que nos ayudará a recorrer la mayor parte del camino hacia los mil millones [de usuarios habituales]".

Intel y Qualcomm han demostrado recientemente sus propios cascos inalámbricos, aunque parecen estar menos pulidos y las demostraciones que han hecho hasta ahora han sido limitadas. Cohen cree probable que la industria al completo se concentre alrededor de los diseños de casco inalámbricos, también conocidos como "todo-en-uno".

El responsable no quiso hacer comentarios sobre cuándo podría convertirse en un producto. Cuando Zuckerberg presentó el prototipo desde el escenario, señaló que no será en un futuro próximo. "Aún es pronto", dijo, y añadió: "No quiero generar falsas esperanzas. Tenemos una demostración. Aún no tenemos un producto".

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Informes Especiales

El futuro de la medicina: un tratamiento para cada paciente

Una ola de avances científicos e inversiones financieras puede estar a punto de marcar el nacimiento de una nueva era de atención sanitaria marcada por la personalización y la precisión. Bienvenidos al futuro de la medicina.

Otros Informes Especiales

Advertisement
Advertisement
Publicidad