Móvil

Tras días sin usuarios, Oculus cierra sus estaciones de prueba de realidad virtual

Facebook afirma que seguirá invirtiendo en la tecnología a pesar de los indicios de que el mercado masivo todavía no tiene interés y pide paciencia a los accionistas para continuar con el trabajo

  • Viernes 17 de febrero de 2017
  • Por Rachel Metz
  • Traducido por Teresa Woods

Si lo construyes... ellos vendrán. Parece que Oculus tenía esta mítica frase de Campo de Sueños en mente cuando decidió construir su red de 500 estaciones de demostración de realidad virtual (RV) para el público. Pero los usuarios no han venido.

La división de realidad virtual de Facebook quería que la gente pudiera experimentar la RV con su casco Oculus Rift. Pero según un informe de Business Insider, alrededor de 200 de esos puestos cerrarán a causa del interés casi nulo de los consumidores.

El personal de las estaciones explicó a la publicación que podían pasar días sin que nadie solicitara una demostración. Un memorando interno obtenido por Business Insider describe los planes de cerrar los puestos de demostración, alegando el "rendimiento de tienda". Best Buy, la cadena en la que se instalaron, aún planea vender el casco.  

El Rift es uno de varios cascos de realidad virtual de consumo de gama alta que se lanzaron el año pasado, pero la tecnología aún está en sus primeras fases. Los cascos son voluminosos y los que ofrecen la mejor experiencia, como el Rift, requieren una conexión física con un ordenador caro. Incluso si uno dispone del equipo completo, aún no hay demasiadas opciones para disfrutar dentro de la RV.

Y de momento parece que las ventas están dando cuenta de ello. La empresa de análisis de mercado Canalys calcula que en 2016 se vendieron algo más de dos millones de cascos (con el Rift en tercer lugar, con casi 400.000 cascos enviados, tras el PlayStation VR de Sony y el HTC Vive). Es una cifra pequeña en comparación con las consolas de videojuegos. Sólo durante la temporada navideña, Sony vendió más de seis millones de unidades de su PS4.

La portavoz de Oculus, Andrea Schubert, dijo que la red de puestos de demostración se contrató por motivos "de temporada" y que la empresa se está concentrando en ofrecer demostraciones en cientos de tiendas de Best Buy en los mercados más grandes. También dijo que Oculus celebrará eventos con demostraciones en directo de su tecnología de realidad virtual en tiendas y comunidades locales durante el año. La responsable añadió: "Aún creemos que la mejor manera de aprender sobre la RV es con una demostración en directo".

Varios analistas especializados en realidad virtual creen que abandonar estas estaciones después de la temporada festiva tal vez tenga sentido. Pero también señalaran el reto de vender cascos de realidad virtual, que aún son grandes y pueden resultan extraños.

El analista de CCS Insight Geoff Blaber afirma: "Creo que lograr que la gente se sienta y viva la experiencia de ponerse un casco y aprenda a utilizar la tecnología dentro de una tienda es bastante difícil".

Blaber cree que resultará más fácil cuando las empresas convenzan a los consumidores de que existen más opciones de entretenimiento dentro de la RV que en los videojuegos, y cuando se lancen más cascos que no necesiten estar atados físicamente a un ordenador. Oculus ha presentado un casco inalámbrico, aunque no ha indicado cuándo podría debutar en las estanterías de las tiendas.

El analista de Gartner Brian Blau dijo que la decisión de cerrar muchas de las estaciones refleja el estado general de la realidad virtual conectada. Aunque la tecnología ya es lo suficientemente madura para colocar algo entre las manos de la gente, no ha avanzado lo suficiente como para seducir al mercado de masas. Cree que esto cambiará en los próximos uno o dos años a medida que los fabricantes de cascos mejoran sus dispositivos. 

Blau afirma: "Para mí, esta no es una tecnología que vaya a desaparecer, pero va a necesitar tiempo para madurar hasta llegar a ser lo que la gente quiere que sea".

El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, quien lideró la carga de su empresa para adquirir Oculus por unos 2.800 millones de euros en 2014 comparte esta opinión. El CEO calcula que hará falta una década para que la RV sea adoptada de forma masiva. Durante la última reunión de resultados de la empresa, Zuckerberg reafirmó su postura y pidió a los inversores que tengan paciencia. Facebook tiene planes de "invertir mucho en esto", aseguró Zuckerber, aunque Oculus "no será realmente rentable durante bastante tiempo".

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Informes Especiales

El futuro de la medicina: un tratamiento para cada paciente

Una ola de avances científicos e inversiones financieras puede estar a punto de marcar el nacimiento de una nueva era de atención sanitaria marcada por la personalización y la precisión. Bienvenidos al futuro de la medicina.

Otros Informes Especiales

Advertisement
Advertisement
Publicidad