.

Lenovo

Cadenas de bloques y aplicaciones

Esta cámara de RV de consumo logra transportar al usuario al pasado

1

A pesar de algunos defectos de diseño, la experiencia de capturar imágenes y vídeos en 3D con la Mirage Camera y visualizarlos en realidad virtual con el casco Mirage Solo de Lenovo permite revivir recuerdos de una forma que no se consigue con ningún 'smartphone'.

  • por Rachel Metz | traducido por Mariana Díaz
  • 21 Mayo, 2018

Como muchos otros padres, yo también estoy obsesionada con hacer fotos y vídeos de mi hija. Tanto, que cada vez que mi pequeña me ve con mi smartphone en la mano, exclama: "¡Otra vez!". No solo estoy documentando momentos en el tiempo para archivarlos; de hecho, los miro una y otra vez. Ver vídeos de sus primeros meses me da una sensación de flashback, y cuando estoy de viaje me siento más cerca de casa cuando la veo bebiendo su leche y bailando al ritmo de sus canciones favoritas de reggae.

Hasta hace poco, documentaba y almacenaba todas estas cosas en mi teléfono. Pero con las cámaras de realidad virtual (RV) cada vez son mejores (y más asequibles) y los cascos todo-en-uno que han llegado al mercado, quería saber si estos dispositivos podrían reemplazar, o al menos complementar, mi hábito de documentarlo todo con mi teléfono inteligente con algo que pareciera más real y atractivo que una pantalla plana de 5,5 pulgadas.

Recientemente, pasé varios días sacando fotos y vídeos 3D de familiares y amigos con la nueva cámara Mirage de Lenovo (que cuesta unos 250 euros). Luego los visualicé con el casco de RV Mirage Solo de Lenovo (que se vende a un precio de unos 340 euros), el primer dispositivo autónomo inalámbrico que usa la plataforma de realidad virtual Daydream de Google.

Puede tomar fotos y videos en 3D de 180 ° con la cámara Mirage, y luego verificarlos en realidad virtual con los auriculares Mirage Solo.

Foto: Puede hacer fotos y vídeos en 3D de 180 ° con la cámara Mirage, y luego reproducirlos en realidad virtual con el casco Mirage Solo. Crédito: Rachel Metz.

A pesar de algunas limitaciones importantes de la cámara y la pesadez del casco, disfruté de poder capturar y ver a mis seres queridos a través de una forma nueva y más inmersiva.

La cámara Mirage es un poco más larga que una lata de sardinas, con dos lentes de ojo de pez de 13 megapíxeles integrados al frente. Pero en lugar de tomar imágenes de 360 ° como muchas cámaras RV de consumo, esta se limita capturar imágenes y vídeos de 180 ° en 3D. Está diseñada para funcionar con el casco Mirage Solo, el casco Daydream de Google, que funcionan con teléfonos inteligentes y con Google Cardboard. También puede transmitir vídeos en directo desde el dispositivo a YouTube. Y, como no podía faltar, también permite visualizar el contenido en una pantalla plana.

La cámara tiene muy pocos botones. Los diseñadores no le han puesto pantalla de forma intencionada porque la cámara, básicamente, enfoca lo que esté delante de ella. Este tipo de simplicidad me resultó estupenda, y terminé capturando todo en el plano de visión de 180 ° de la cámara.

Si desea tener más control sobre la composición de las imágenes, puede usar una app de Google llamada VR 180, que convierte el teléfono en un visor y un botón para el obturador. También permite ajustar la calidad de la imagen y otras configuraciones de la cámara. Sin embargo, no llegué a usar estas funciones, ya que para eso hace falta un trípode o, al menos, un buen lugar para dejar la cámara. En mi experiencia, las buenas oportunidades para capturar momentos tiernos rara vez se pueden planificar de antemano.

Aunque basta con tener la cámara a mano para capturar buenas imágenes, presenta varios defectos de diseño que pueden complicar las cosas. La cámara tiene un poco de retraso en el obturador, lo que impide capturar cosas que pasan en un instante (a menudo este el caso de los niños pequeños, por desgracia). Y por la forma y el diseño de la cámara, mis dedos se deslizaban en muchas tomas, especialmente al principio, arruinándolas o simplemente creando un efecto espeluznante.

Otro problema es que bajo la luz solar directa es casi imposible saber si la cámara está encendida y en qué modo está. El aparato indica ambas cosas con un destello azul en el botón del obturador y varios iconos en la cámara. Traté de proteger el dispositivo con la mano y entrecerrar los ojos, pero a veces me tenía que ir a una sombra para asegurarme de que estaba encendido.

Conseguir sacar las fotos y los vídeos de la cámara y pasarlos a realidad virtual resultó ser una tarea complicada. Dentro de la aplicación VR 180, se pueden ver miniaturas del contenido, pero hay que tocar cada foto o vídeo y guardarlo en la aplicación (lo que significa descargarlo) antes de poder verlo en el teléfono o reproducirlo en realidad virtual.

La aplicación está diseñada para funcionar fácilmente con Google Fotos y YouTube, pero el proceso es un poco largo. Debido a que tengo mi teléfono configurado para cargar automáticamente todas mis fotos y vídeos a Google Fotos, todo lo que guardé en la aplicación VR 180 acabó allí (en muchos casos tardó un poco en subirlo, especialmente para los vídeos). No fue hasta que los tuve todo en Google Fotos cuando pude ver mi trabajo a través del casco Mirage Solo.

Sin embargo, mirar las imágenes y los vídeos que hice fue fantástico. Ver a mi hija correr hacia su padre y abrazarlo en el soleado patio trasero de mis padres, con un efecto 3D y desde el mismo punto de vista en el que grabé el vídeo, me hizo sentir casi como estar allí. Lo mismo ocurre con las fotos y los vídeos de mi sobrina y mi sobrino haciendo el tonto, y algunos fotogramas que obtuve de mis padres. A veces deseaba poder dar la vuelta y ver, digamos, el resto del jardín de mis padres, pero me sorprendía lo transportada que me sentía incluso con imágenes hechas solo en 180 °.

La calidad de la imagen podría ser más nítida y la iluminación no siempre resulta excelente. De todas formas, me dio una sensación de presencia que no puedo obtener con mi teléfono.

La realidad virtual de consumo está en sus inicios y muchos de nosotros no tendremos la tentación de pagar un por un casco ni una cámara para hacer cosas que nuestros teléfonos también permiten. Pero igual como la videocámara transformó la forma en que muchos de los que nacimos en las décadas de 1980 y 1990 capturamos la vida familiar, esta nueva ola de cámaras RV podría documentar recuerdos icónicos para los niños, y hacerlo de una manera que parece llevar al espectador atrás en el tiempo.

La cámara Mirage Camera y el casco Mirage Solo son una prueba de que cada vez estamos más cerca de resolver esto. Y estoy emocionada de ver cómo evoluciona la tecnología en los próximos años.

Cadenas de bloques y aplicaciones

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. Las críticas obligan a Noruega a retirar su 'app' de rastreo de coronavirus

    Aunque Smittestopp tiene buenas características de privacidad, el organismo de protección de datos del país afirma que la baja tasa de contagios nacionales no justifica su uso. Los responsables del Instituto Noruego de Salud Pública no están de acuerdo y creen que la decisión limitará su capacidad de prevenir nuevos brotes

  2. Twitter intenta que la gente se lea los artículos antes de compartirlos

    Si un usuario va a retuitear un enlace sin haber pinchado en él, recibirá un mensaje animándolo a leerlo primero. La medida, lanzada de forma piloto en inglés y para teléfonos Android, supone un paso más en la cada vez más contundente postura de Twitter contra la viralización del odio y las noticias falsas

  3. Ocho cosas que Facebook debe hacer para mejorar la moderación de contenido

    Aunque se trata de una tarea imprescindible, la red social la ha externalizado en trabajadores precarios y sin la formación necesaria para soportar la traumática experiencia. Además, debería duplicar el número de moderadores y hacer que toda la empresa sea más consciente del impacto de sus decisiones