.

Cambio Climático

La paradoja de la reforestación: podría agravar el cambio climático

1

Según la ONU, algunas ‘soluciones naturales’ para absorber CO2 podrían ejercer más presión sobre los ecosistemas que el propio calentamiento global

  • por James Temple | traducido por Ana Milutinovic
  • 04 Marzo, 2022

Muchos investigadores han venido hablando de la posibilidad de aprovechar la naturaleza para combatir el cambio climático mediante la plantación de árboles o cultivos para absorber el dióxido de carbono de la atmósfera.

Pero el nuevo informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU es más pesimista y señala que depender en gran medida de estos enfoques también podría presentar riesgos reales.

El análisis de casi 4.000 páginas, publicado el pasado lunes, advierte de que más de 3.000 millones de personas en todo el mundo son "altamente vulnerables" al cambio climático y de que los fenómenos extremos y otros efectos ya están empujando a los sistemas humanos más allá de su capacidad de adaptación. Dada la demora de varias décadas en abandonar los combustibles fósiles, los investigadores concluyen que el mundo debe mitigar rápidamente las emisiones, adaptarse a los cambios que ya están en marcha y eliminar miles de millones de toneladas de gases de efecto invernadero que impulsan el cambio climático.

Con anterioridad, el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU calculó que limitar el calentamiento global a 1,5 ˚C requeriría extraer anualmente hasta 8.000 millones de toneladas de dióxido de carbono del aire para mediados de siglo, utilizando lo que se conoce como la bioenergía con captura y almacenamiento de carbono, o BECCS.

Este proceso aprovecha la capacidad natural de los cultivos y otras plantas para absorber los gases de efecto invernadero a medida que crecen. A su vez, se podrían utilizar estas plantas para producir electricidad o combustibles, mediante instalaciones diseñadas a tal efecto, al tiempo que capturan y almacenan las emisiones resultantes. En la actualidad, solo existen un puñado de instalaciones de este tipo pero hay un número creciente de proyectos en este sentido.

Sin embargo, el informe de la ONU advierte de que la plantación de suficientes cultivos como para eliminar niveles significativos de dióxido de carbono requeriría extensiones de terreno enormes. Eso podría entrar en conflicto con los esfuerzos para producir alimentos para una población en crecimiento y podría ejercer una presión adicional sobre las especies animales y vegetales. Otro estudio señala que convertir suficiente terreno para evitar 2 ˚C de calentamiento afectaría más a la biodiversidad de aves europeas que un aumento 4 ˚C debido al cambio climático.

Numerosos grupos, incluida la Iniciativa Trillion Trees, han destacado del mismo modo el potencial de plantar árboles como medio para combatir el cambio climático. Varias regiones y organizaciones ofrecen a propietarios de tierras y empresas comprar y vender compensaciones de carbono como parte de dichos esfuerzos.

El informe señala que la replantación de árboles en áreas anteriormente boscosas genera múltiples beneficios. Pero advierten de que plantar árboles donde no crecen naturalmente puede tener efectos ambientales adversos.

El cultivo de árboles sobre pastizales abiertos naturales puede reducir el flujo de agua en los arroyos y aumentar la intensidad de los incendios. Incluso puede contribuir al calentamiento global, porque los pastos reflejan más calor que los bosques. Del mismo modo, drenar turberas para plantar árboles podría liberar grandes cantidades de gases de efecto invernadero de estos ricos sumideros naturales de carbono.

Los autores del informe señalan que garantizar que estos enfoques sirvan para eliminar los gases de efecto invernadero de manera fiable y sin efectos adversos, requerirá analizar cuidadosamente el contexto y las condiciones locales. Las conclusiones también subrayan la importancia de buscar diversos enfoques para la eliminación de carbono, incluidos otros métodos tecnológicos emergentes como la captura directa de aire y el uso de varios tipos de minerales.

Cada vez es más claro que el mundo tendrá que eliminar grandes cantidades de gases de efecto invernadero en las próximas décadas. Pero aún no sabemos cómo lograrlo de manera asequible, efectiva o fiable, ni mucho menos a la escala necesaria.

Cambio Climático

  1. La última baza contra el cambio climático: para crecer, ahora toca decrecer

    Ya hay tecnología e inversión para la descarbonización y una mejor protección de ecosistemas olvidados, como los acuáticos, pero los expertos apuntan a una falta de visión global y de un enfoque social para una transición realista e inteligente, que deje por fin de lado la codicia y el crecimiento innecesario

  2. Lluvia de millones para las 'start-ups' de captura de CO2

    Los planes de Lowercarbon Capital son una nueva señal del creciente interés en este sector que emerge a medida que se evidencian los peligros del calentamiento global

    Planta de captura directa de aire de Carbon Engineering en Squamish (Canadá) / ALAMY
  3. Círculo vicioso en EE UU: menos energía limpia a causa del cambio climático

    Las emisiones de gas de efecto invernadero aumentan cuando el gas natural sustituye la energía hidroeléctrica por falta de agua