.

MS TECH (SCREEN) | GETTY IMAGES

Tecnología y Sociedad

Google asegura que la 'Generación Z' está más preparada ante las 'fakes news'

1

Una nueva encuesta realizada por Google muestra que la Generación Z es mejor que los millennials o los boomers en la verificación de datos, pero otras investigaciones anteriores tienen diferentes resultados

  • por Abby Ohlheiser | traducido por Ana Milutinovic
  • 26 Septiembre, 2022

La llamada "lectura lateral" es una parte fundamental de cualquier buena rutina de verificación de datos. Este hábito consiste en abrir un montón de pestañas y realizar varias búsquedas para verificar los hechos, la fuente o las afirmaciones realizadas en una información online. Por eso, el nuevo estudio elaborado por Poynter, YouGov y Google que indica que la Generación Z adopta esta técnica más que cualquier otra anterior podría parecer una buena noticia.

Este estudio, que ha sido publicado por Google al mismo tiempo que este motor de búsqueda está implementando cambios en la forma de manejar la desinformación, ha preguntado a más de 8.000 personas de siete países con edades comprendidas entre la Generación Z (definida aquí como aquellos de 18 a 25 años) y la Generación Silenciosa (más de 67). Se les cuestionaba sobre la desinformación y sobre cómo analizaban contenido dudoso online.

Básicamente, el estudio concluye que es más probable que las personas más jóvenes sean conscientes de que pueden haber compartido información falsa o engañosa sin querer, a menudo impulsadas por la presión de compartir rápidamente algún contenido emocionante. Sin embargo, también son más expertos en el uso de técnicas avanzadas de verificación de datos.

Un tercio de los encuestados de la Generación Z dijeron que practicaban la lectura lateral siempre o la mayor parte del tiempo cuando verificaban alguna información, más del doble que los boomers. Alrededor de un tercio de los jóvenes también respondieron que realizaban búsquedas en varios agregadores para comparar los resultados y que iban más allá de la primera página de los resultados de búsqueda.

Partes de esta encuesta brindan una visión interesante de cómo las personas de diferentes edades y en distintos lugares experimentan la desinformación y cómo piensan sobre su propio papel para detenerla o difundirla: un 62% de todos los encuestados cree que ve desinformación online todas las semanas, por ejemplo. Los de la generación Z, los millennials y la generación X tienen más confianza en su capacidad para detectar desinformación y están más preocupados porque sus familiares y amigos cercanos se crean los bulos.

Sin embargo, este estudio se ha basado en que los participantes informasen sobre sus propias creencias y hábitos. Las cifras optimistas sobre los hábitos de la generación Z que arroja contrastan bastante con otros hallazgos sobre cómo la gente verifica la información online.

Sam Wineburg, profesor de la Universidad de Stanford (EE UU) especializado en prácticas de verificación, cree saber por qué sucede tal contradicción: según él, cuando se quiere entender cómo se comportan las personas en internet, el "autoinforme" es una tontería".

"¿Lo que la gente dice que hace frente a lo que realmente hace?", se pregunta, y responde: "Esa discrepancia se remonta a los primeros días de la psicología social". Su propia investigación ha descubierto que, sin intervención, los jóvenes rara vez utilizan por su cuenta la lectura lateral u otras técnicas avanzadas de verificación de datos.

En un estudio reciente dirigido por Wineburg y su equipo de la Universidad de Stanford, los investigadores querían saber si un curso online sobre las técnicas de verificación de hechos podría mejorar la forma en la que los estudiantes universitarios verificaban la información. Antes del curso, solo tres de los 87 estudiantes participantes practicaban la lectura lateral, lo que significaba, en este caso, abandonar el sitio web que se les pidió evaluar para consultar una fuente externa.

"Si la gente espontáneamente realizara una lectura lateral, todos estaríamos mucho mejor", apostilla Wineburg.

En un estudio más amplio, se pidió a más de 3.000 alumnos de secundaria que investigaran una serie de afirmaciones onlineLos resultados también fueron bastante sombríos: más de la mitad de los alumnos evaluados creían que un vídeo anónimo de Facebook grabado en Rusia contenía "pruebas sólidas" de fraude electoral en EE UU. [El autor de esta información participó él mismo en un estudio anterior del equipo de Wineburg que analizaba los métodos de los verificadores de hechos y los comparaba con los utilizados por los historiadores y estudiantes universitarios de Stanford].

La Generación Z claramente usa internet de manera diferente a las generaciones anteriores. Pero los jóvenes también son susceptibles a las mismas trampas, tácticas de desinformación y presión para compartir contenido, que llevan años alimentando las malas prácticas online.

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Más allá del “crédito social”: China quiere evaluar todo lo que se dice en la red

    El sistema chino de crédito social no cuenta con un algoritmo que lo sepa todo, pero aun así tiene consecuencias significativas, especialmente en la libertad de expresión

  2. Ni vigilancia total ni problema inmediato: radiografía del crédito social chino

    Occidente está bastante confuso en relación con el sistema de crédito social chino, pero el proyecto de ley presentado este mes puede ayudar a clarificarlo

  3. Ya podemos ‘hablar’ con nuestros familiares tras su muerte, pero ¿queremos?

    Los clones digitales de las personas queridas podrían cambiar para siempre la forma en la que pasamos el duelo