.

Otros

Logos para todos

99designs se abre paso en el mercado online del diseño gráfico en España y Latinoamérica con el lanzamiento de la versión en español de su plataforma, que se ha convertido en caso de estudio para otras start-ups.

  • por Esther Paniagua | traducido por
  • 13 Marzo, 2013

En 2011, Patrick Llewelly llegó a Silicon Valley con el objetivo de obtener financiación para 99designs, una start-up australiana fundada tres años atrás, de la que había sido nombrado director ejecutivo. Tras un periodo de autofinanciación, los fundadores de esta plataforma de referencia en el mercado digital del diseño gráfico -Mark Harbottle y Matt Mickiewicz- habían decidido que era hora de emprender un viaje a tierras lejanas y conquistar la meca la tecnología. Meses después, el grupo de capital riesgo Accel Partners creyó en su proyecto y decidió invertir en él 35 millones de dólares (unos 27 millones de euros).

99designs cuenta actualmente con más de 210.000 diseñadores de 192 países y casi 200.000 clientes, y sigue creciendo. En agosto de 2012, esta empresa fundada por los creadores de SitePoint inició su expansión por un nuevo continente y adquirió la plataforma online 12designer para entrar en Europa.

A día de hoy, cuenta con versiones locales en Alemania, Francia e Italia. Su expansión continúa: desde esta semana, también tiene edición en castellano para España y parte de Latinoamérica.

Su modelo de negocio -similar al de otras empresas del sector como Brandsupply, Choosa o la española Adtriboo- se basa en conectar a empresas que necesitan un diseño con diseñadores que pueden ofrecérselo de manera “rápida y económica”, mediante su plataforma de crowdsourcing. El modus operandi habitual consiste en lanzar en la comunidad un concurso de diseño en el que se definen los objetivos del cliente, lo que busca y el precio que está dispuesto a pagar por ello. Los diseñadores interesados envían sus propuestas, de las que el demandante seleccionará la que más le guste. 

De esta transacción, 99designs se lleva una comisión de un máximo del 30 por ciento sobre el importe abonado por el cliente. La parte más polémica es que este no tiene la obligación de pagar si los resultados no se ajustan a su idea o no queda satisfecho, lo que provoca quejas entre los diseñadores debido al riesgo de no recibir ningún pago por su trabajo y de que, aún así, este sea usado.

Otras opciones que ofrece 99designs son las de comprar plantillas ya diseñadas en su tienda de logos o trabajar uno a uno con los diseñadores a nivel individual. Al tratarse de una plataforma online y global, las start-ups, pequeñas empresas, emprendedores y organizaciones que la usen podrán acceder a creativos de todo el mundo. Aunque 99designs ya contaba con una comunidad de diseñadores en España, México, Argentina, Chile y Colombia, con la introducción del soporte y servicios en español esperan que esta aumente exponencialmente.

Sol Fauquier, directora de Marketing de 99designs en el ámbito hispanohablante, espera no defraudar sus expectativas de crecimiento, que en el resto de países europeos han sido de un 25 por ciento en el número de usuarios registrados y de un 100 por ciento en los concursos de diseño durante el primer trimestre siguiente al lanzamiento local, según datos de la start-up. En su opinión, una de las principales ventajas de 99designs es que, al tener su sede social en Australia, los diseñadores (ya sean profesionales o amateurs) no necesitan estar dados de alta como autónomos para cobrar el pago por su trabajo, algo que a menudo disuade a potenciales usuarios.

Un caso de éxito

99designs cuenta hoy con más de 80 empleados y ha lanzado más de 200.000 concursos de diseño gráfico en todo el mundo desde que se fundó en 2008. Para llegar donde está, la start-up no ha tenido que recorrer un largo y tortuoso camino, ni todo lo contrario. Su ejemplo de crecimiento sostenido es caso de estudio para otros emprendedores que tienen dudas acerca de lo que les conviene y de cómo gestionar sus tiempos.

Llewelly explicó durante un una charla este lunes en Madrid que “entender y definir el problema que estás resolviendo, el mercado y las formas de acceder a tus clientes, escucharlos, conocer a tus competidores y saber cómo monetizar tu actividad para obtener beneficio”, es clave. Sin embargo, el CEO de 99design cree que este retorno de la inversión no es siempre necesario, “al igual que no siempre es necesario buscar una gran inversión fuera”. De hecho, el 76 por ciento de las compañías adquiridas en 2012 no habían obtenido ningún tipo de inversión de capital riesgo ni de fondos de inversión, según un informe de la firma CB Insights citado por Llewelly.

Sus consejos para una empresa que necesite financiación y se plantee ir a Silicon Valley a buscarla: preguntarse cuándo es el mejor momento, no dejarse llevar por “la fiebre del oro” y tener en cuenta que, además de mucho dinero, también hay mucha competencia y que, frente a esta, no cuentas con las redes de contactos que sí tienes en tu mercado doméstico.

¿Cómo ser, pues, la reina de la fiesta? En su opinión, la estrategia de hacerse la interesante y rechazar a un inversor que no convenga a tu empresa hace que el resto se sientan más atraídos hacia a ti y quieran saber por qué no aceptaste ‘bailar’ con él. Lo malo es que no siempre es fácil saber si una ‘pareja’ te conviene. Llewelly cree que es importante tener cuenta los siguientes 'mandamientos': sabrá entender tu negocio y la oportunidad que representa, poseerá una gran red de contactos o unos conocimientos y habilidades que necesitas y que te harán respetarlo, y habrá una conexión real entre ambos, de modo que sea alguien con quien quieres trabajar y que forme parte de tu equipo. 

Si no tiene todas estas cualidades pero necesitas su dinero, la respuesta de Llewelly es que “al menos deberá contar con una buena red, y sobre todo con tu  respeto”. 

Otros

  1. Un único sensor para convertir toda una cocina en inteligente

    Un equipo de investigación combina diferentes sensores en un único dispositivo que se conecta a la corriente eléctrica y es capaz de monitorizar con una precisión del 96 % elementos como el microondas, el grifo y la puerta 

  2. Puede que la única opción para salvar la Gran Barrera de Coral consista en manipular las nubes

    Un equipo de investigación lleva años estudiando el problema y ha llegado a la conclusión de que hacer que las nubes de la región reflejen más luz para enfriar el agua parece la mejor estrategia contra el blanqueo del coral

  3. Nueve grandes fracasos tecnológicos de 2016

    Un móvil que explota, una planta brillante que nunca llegó a brillar y un algoritmo para noticias que privilegia la información falsa son solo tres ejemplos de la lista de este año