.

Inteligencia Artificial

Microsoft quiere que juegues junto a tus amigos en la misma realidad virtual

1

Múltiples usuarios podrían interactuar con los mismos elementos digitalizados, lo que sería muy útil en comunicaciones y videojuegos

  • por Will Knight | traducido por Teresa Woods
  • 14 Octubre, 2015

Foto: En un ejemplo de la realidad mixta compartida, dos estudiantes observan el efecto visual que se produce al darse la mano.

La realidad aumentada o mixta, que representa imágenes virtuales en una vista del mundo real, puede resultar espectacular. Pero sería aún más divertida cuando la experimentes junto a un amigo.

Investigadores del laboratorio de Microsoft liderado por Jaron Lanier están desarrollando realidades aumentadas para múltiples personas. Los resultados podrían ayudar a dar forma a la manera de comercializar y emplear la tecnología. Lanier fue un pionero de la realidad virtual y aumentada, o realidad mixta, en la década de 1980.

Microsoft está probando un producto comercial de realidad aumentada llamado HoloLens. Lanier recalca que su trabajo es independiente de HoloLens y no refleja el desarrollo de ese producto. Aun así, la realidad mixta de múltiples usuarios es un reto tradicional para los que se interesan por esta tecnología. Más allá de los videojuegos, se espera que la realidad virtual y aumentada se muestren útiles para las comunicaciones, la colaboración y para nuevos métodos de acceder a la información y procesarla.

El proyecto de Lanier se llama Comrade (Camarada). Un vídeo producido por el laboratorio de Lanier muestra varios proyectos desarrollados por estudiantes becarios en los que más de una persona interactúa con el mismo objeto o fenómeno virtual. Estos cascos se fabricaron con smartphones y ordenadores portátiles, y el rastreo de los movimientos de cabeza del usuario se realiza mediante unos sensores externos. Y la mayor parte del vídeo fue grabada por uno de los cascos.

Foto: Una de las estudiantes de Lanier, Andrea Stevenson Won, lleva puesto uno de los cascos desarrollados en su laboratorio de Microsoft.

El vídeo muestra varias aplicaciones experimentales desarrolladas para la plataforma. Andrea Stevenson Won de la Universidad de Stanford (EEUU) está evaluando las implicaciones sociales de la tecnología con un sistema que realza las interacciones físicas con los efectos virtuales. Judith Amores and Xavier Benavides del MIT Media Lab crearon un método para que unos bloques del mundo real correspondan con objetos y animaciones virtuales, ofreciendo así una manera para que los niños jueguen dentro de la realidad mixta, incluso si no todos llevan un casco.

Otros estudiantes del grupo desarrollaron aplicaciones más prácticas. Andrzej Banburski el Instituto Perimeter para la Física Avanzada, desarrolló una herramienta para visualizar las ecuaciones matemáticas. Y Kishore Rathinavel, de la Universidad de Carolina del Norte en hapel Hill (EEUU), creó un sistema que permite detectar las ondas de sonido para luego representarlas visualmente. En una escena del vídeo del grupo, el sonido generado por la flauta de Lanier se muestra en realidad mixta. Otros dos estudiantes, Victor Mateevitsi, de la Universidad de Illinois en  Chicago (EEUU), y Gheric Speiginer del Instituto de Tecnología de Georgia (EEUU), también formaron parte del grupo.

Tanto la realidad aumentada como la realidad virtual – que proporciona una experiencia totalmente envolvente – son actualmente áreas candentes de la investigación y el desarrollo comercial en varias empresas tecnológicas. Facebook, Google y Sony están desarrollando cascos y software de realidad virtual. Mientras tanto, una empresa llamada Magic Leap ha recaudado más de 500 millones de dólares (unos 439 millones de euros) en financiación para desarrollar una forma convincente de la realidad aumentada mediante el uso de una tecnología holográfica (ver TR10: Magic Leap redefine la realidad).

Foto: Jaron Lanier

Microsoft demostró HoloLens la semana pasada en un evento celebrado para el lanzamiento de Windows 10, la última versión de su sistema operativo. La demostración mostró un videojuego experimental, llamado Project X-Ray, en el que el jugador ve como unos robots salen de una pared y puede dispararlos con un accesorio para la mano.

Los vídeos de HoloLens muestran objetos virtuales generados sobre la marcha y añadidos al vídeo, por lo que no son una representación fiel de lo que ve el usuario por el casco. Realmente, el campo visual de un casco de HoloLens es relativamente estrecho, lo que significa que los objetos virtuales sólo aparecen directamente delante del portador.

Hablando del proyecto de Lanier, Jeremy Bailenson, el director fundador del Laboratorio de Interacción Humana de la Universidad de Stanford, dice que el problema de la generación de experiencias virtuales para múltiples usuarios es el rastreo del movimiento. "El aspecto crítico para la realidad virtual de múltiples usuarios es que tienes que rastrear los movimientos de todos de forma muy precisa dentro de su escenario", dice.

Bailenson cree que alguna forma de realidad virtual se mostrará especialmente útil para las comunicaciones. Y dice que Microsoft está haciendo unos trabajos muy buenos tanto con el HoloLens como con las investigaciones. "Jaron es el hombre adecuado para hacerlo", añade. "Lleva décadas pensando en esto".

Inteligencia Artificial

 

La inteligencia artificial y los robots están transofrmando nuestra forma de trabajar y nuestro estilo de vida.

  1. El mundo empieza a sentir la urgencia de proteger a los niños de la IA

    Los más pequeños son los más vulnerables a las amenazas de los algoritmos, por eso, Unicef y la Academia de Inteligencia Artificial de Pekín (China) han publicado sendas recomendaciones y van a lanzar proyectos piloto para que empresas y gobiernos empiecen a crear protecciones especiales para ellos

  2. Facebook crea un espacio virtual para robots que parece y suena real

    Su plataforma Habitat ahora permite incorporar sonidos realistas para que los modelos de IA aprendan cosas como abrir la puerta cuando alguien está llamando. El objetivo es mejorar la capacidad de navegación simulada y trasladar esos conocimientos a robots para que los apliquen en el mundo físico

  3. Estas normas internacionales impedirán que la IA engañe a los médicos

    Hasta ahora, los sistemas de inteligencia artificial utilizados en ensayos clínicos no se sometían a auditorías independientes ni debían rendir cuentas sobre su diseño, lo que permitía exagerar sus capacidades, pero eso está a punto de acabar gracias a estos nuevos estándares