.

Esther García, 34

Sus 'gadgets' permiten que las personas con necesidades especiales puedan usar ordenadores y 'smartphones'

  • Por Maximiliano Corredor

Los dispositivos como ordenadores y smartphones hacen la vida más fácil para mucha gente, ya sea en el ámbito laboral o personal. Pero su diseño no está pensado para las personas con necesidades especiales como la discapacidad motriz, por lo que a medida que estos aparatos se integran en la sociedad van aumentando la exclusión social y laboral a la que se exponen estos colectivos. Para frenar esta situación, Esther García está dedicando su carrera a crear aparatos que estas personas puedan utilizar. Este esfuerzo la ha convertido en una de los ganadores de Innovadores menores de 35 España 2016 de MIT Technology Review en español.  

Desde su empresa Eneso García ya ha desarrollado enPathia, un dispositivo que permite controlar un ordenador con los movimientos de la cabeza. La joven recuerda que "en aquel momento la única alternativa existente eran los rastreadores del movimiento ocular, que eran muy caros y complicados de configurar". Su alternativa es algo más sencilla y se compone de los mismos acelerómetros típicos de los teléfonos inteligentes. enPathia puede sujetarse a la cabeza con una cinta o acoplarse a unos auriculares. Así, los movimientos de la cabeza del usuario permiten controlar un puntero en la pantalla del ordenador. Esto es de especial utilidad para personas que hayan perdido la movilidad del cuello para abajo, como tetrapléjicos. 

El dispositivo se completa con un software especializado que se encarga de interpretar los movimientos y mostrar en el momento adecuado diferentes menús con las opciones disponibles. Aunque desde su lanzamiento García ha ido perfeccionando el software de enPathia, el hardware casi no ha cambiado. Por ello, ahora la joven está trabajando en una nueva versión más precisa y sin cables. 

García es doctora en Telecomunicaciones por la Universidad de Málaga (España). Recuerda que "cuando en 2010 empezó la andadura de Eneso, en el mercado existía la necesidad de integrar a las personas discapacitadas en el uso de las nuevas tecnologías informáticas pero no se estaba haciendo". Decidió detectar "qué necesidades concretas había, qué podía hacerse al respecto y por qué no se había hecho", explica. Tras realizar este análisis descubrió que no había ninguna limitación "técnica ni económica" que justificara la ausencia de aparatos especializados. Y así fue como se puso manos a la obra. 

Además de enPathia, García ha desarrollado otra serie de productos, entre los que destaca Verbo, un comunicador a base de pictogramas para personas con autismo, parálisis cerebral o cualquier otra discapacidad que impida la comunicación oral. "Los productos de Eneso son mayoritariamente adquiridos por asociaciones y colectivos que trabajan para facilitar la inclusión de personas discapacitadas, de modo que el número de usuarios que pueden utilizarlo y el impacto integrador de la tecnología son mayores", defiende su creadora. 

"Hay un extraordinario ingenio en el diseño de enPathia", afirma el profesor de Telecomunicaciones de la Universidad Europea de Madrid (España) Víctor Padrón, que forma parte del jurado de Innovadores menores de 35 España 2016. En su opinión, "más que un proyecto concreto, merece la pena destacar la creación de una exitosa empresa dedicada a acercar las nuevas tecnologías a colectivos con necesidades especiales". Para Padrón, Eneso ya "se ha convertido en un referente internacional en el área". 

Descubre todos los proyectos de losganadores de Innovadores menores de 35España2016.