Biomedicina

¡Bienvenidos al mundo, monos transgénicos!

Unos macacos chinos son los primeros primates nacidos con un genoma modificado mediante métodos que actúan sobre genes específicos

  • Lunes, 3 de febrero de 2014
  • Por Susan Young
  • Traducido por Lía Moya


Foto: Los tenues patrones en escalera de una imagen de ADN demuestran que la tecnología de edición del genoma ha modificado con éxito un gen en dos macacos bebé (columnas centrales) pero no en un animal sin tratar (columna derecha). La columna izquierda muestra un estándar de tamaño.

Investigadores de la Universidad Médica de Nanjing y el Laboratorio Yunnan Key de Investigación Biomédica en Primates en Kunming (China), han criado monos modificados genéticamente gracias a un nuevo método de ingeniería del ADN que se conoce como Crispr. Los macacos bebés demuestran que la edición del genoma escogiendo genes específicos es factible en primates, una bendición potencial para los científicos que estudian enfermedades complejas, entre ellas las neurológicas, y un avance que sugiere que el método podría funcionar algún día en humanos. El trabajo se presentó en la revista Cell el jueves pasado.

Los científicos ya habían usado esta nueva técnica de edición del genoma para insertar y modificar el ADN de células humanas y células de otros animales cultivadas en placas de Petri. El método también se ha usado para modificar genes en animales completos como ratones, ratas o peces cebra. El nuevo estudio demuestra, por primera vez, que Crispr puede crear primates viables con genomas en los que se han modificado genes concretos. 

Los investigadores chinos inyectaron ARN en embriones de una única célula de macaco para guiar el proceso de edición del genoma. El equipo modificó tres genes en los monos: uno que regula el metabolismo, otro que regula el desarrollo de las células inmunes y un tercero que regula las células madre y la determinación del sexo, explica el coautor del estudio e investigador en el Laboratorio Yunnan Key de Investigación Biomédica en Primates, Wezhi Ji. Los investigadores descubrieron que las herramientas para edición del genoma produjeron múltiples cambios en los genes modificados en los diferentes estados del desarrollo embrionario. Los monos bebé son aún demasiado pequeños para que el equipo sepa si los cambios genéticos tienen un efecto sobre la fisiología o el comportamiento, explica Ji, pero añade que "los datos de esta especie deberían ser muy útiles para curar enfermedades humanas y mejorar la salud de los humanos".

Investigadores en todo el mundo ya habían creado un puñado de monos transgénicos, como un macaco Rhesus que produce la versión del gen causante de la enfermedad de la enfermedad de Huntington. Investigadores de la Universidad de Emory en Atlanta (EEUU) crearon este avatar de la enfermedad humana inyectando un virus en óvulos de macaco. El virus introdujo una versión del gen humano con la enfermedad de Huntington en un lugar al azar del genoma del mono.

Foto: Unos macacos bebés gemelos en cuyo genoma se han modificado tres genes.

Pero con Crispr se puede insertar, borrar o reescribir una secuencia de ADN en un punto concreto del genoma. Al igual que la inserción viral al azar usada por el equipo de Emory, el método Crispr utilizado por Ji y sus colegas puede crear animales modificados genéticamente en una única generación, una consideración importante para los investigadores que trabajan con animales que pueden tardar hasta tres años en alcanzar la madurez sexual y que son caros y difíciles de criar.

Otros investigadores afirman estar ansiosos por usar Crispr para crear sus propios monos. El director del Instituto McGovern de Investigación Cerebral, Robert Desimone,  afirma que él y sus compañeros planean usar esta edición genómica para producir monos modificados. Y afirma que es posible que el éxito de los investigadores chinos anime a otros grupos a usar primates en sus trabajos. "Aunque los ratones nos están proporcionando muchísima información sobre la biología básica del cerebro y la biología de la enfermedad, sigue habiendo una gran diferencia entre el cerebro de un ratón y el de un mono", sostiene Desimone.

Explica, por ejemplo, que muchos medicamentos que funcionan en ratones para tratar enfermedades no funcionan e humanos. Desimone espera que estos éxitos en monos hagan que las farmacéuticas se interesen por la neurociencia, aludiendo a la tendencia reciente de que las grandes farmacéuticas abandonen la investigación en enfermedades cerebrales porque los trabajos no han tenido éxito. Se espera que la investigación con monos tenga mayores probabilidades de dar lugar a terapias en humanos porque ambos primates comparten comportamientos y estructuras sociales complejos. "Somos cautamente optimistas", afirma Desimone.

El hecho de que la edición genómica haya funcionado para crear un mono modificado sugiere que también podría funcionar para crear humanos genéticamente modificados. Crispr ya se usa para modificar células humanas cultivadas en laboratorio, pero no se ha probado ni en embriones humanos, ni en adultos. "Creemos que el éxito de esta estrategia en primates no humanos ofrece muchas posibilidades de que se pueda aplicar en humanos, pero creemos que debido a cuestiones de seguridad, aún se tardará mucho en expandir esta estrategia a los embriones humanos", afirma Ji.

A pesar de todo, ya hay quien está deseando que la edición genómica llegue a los humanos. Varios pioneros estadounidenses en el uso del sistema Crispr acaban de fundar una start-up que intentará desarrollar curas para enfermedades genéticas usando tecnología de edición del genoma (ver "Un nuevo 'copy&paste' genético permite la terapia génica de forma más precisa y eficaz").

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Informes Especiales

El futuro de la medicina: un tratamiento para cada paciente

Una ola de avances científicos e inversiones financieras puede estar a punto de marcar el nacimiento de una nueva era de atención sanitaria marcada por la personalización y la precisión. Bienvenidos al futuro de la medicina.

Otros Informes Especiales

Advertisement
Advertisement
Publicidad