Biomedicina

Nanosensores de oro para el seguimiento de enfermedades

(Página 2 de 2)

  • Lunes, 12 de Abril, 2010
  • Por Jane Palmer
  • Traducido por Joan Minguet (Opinno)

"Es muy importante detectar las proteínas sin el uso del marcado fluorescente", afirma Luke Lee, director del Centro de Nanotecnología Biomolecular de la Universidad de California, Berkeley, quien no estuvo involucrado directamente en la investigación. El marcado fluorescente es complejo y propenso a la decoloración o disipación, lo que puede alterar la señal.

La investigación ha establecido el potencial de la tecnología para detectar bajas concentraciones de proteínas en un mero atolitro de sangre. Si bien tal sensibilidad no es crítica para identificar el riesgo de coagulación de la sangre, sí que es importante en el control de otras enfermedades. Los científicos podrían registrar medidas en diferentes orgánulos celulares--compartimentos separados dentro de la célula--en lugar de un promedio de toda la célula. "Es un logro notable que sean capaces de detectar la proteína en concentraciones tan bajas", señala Lee.

"De hecho, se podría localizar qué está ocurriendo en una célula durante una infección viral en un punto de tiempo determinado", afirma Michael Ochsenkühn, químico en la Universidad de Edimburgo y uno de los investigadores del proyecto. Actualmente, los científicos de Edimburgo están utilizando la misma tecnología para observar las interacciones biomoleculares implicadas en enfermedades autoinmunes. También están investigando las interacciones huésped-patógeno para la investigación viral.

El equipo de Campbell había demostrado previamente que las nanocápsulas de oro parecen ser seguras cuando se inyectan en las células--no causan la muerte celular o impiden el crecimiento de células nuevas. Como el oro no es reactivo, el cuerpo no rechazará el implante, afirman los investigadores. Pero la tecnología todavía tiene varios obstáculos que superar antes de que pueda ser utilizada para aplicaciones médicas.

"El límite de este tipo de investigación es que requiere de un aptámero que capture una proteína específica," afirma Jaebum Choo, químico analítico de la Universidad Hanyang en Corea, que no participó en el estudio. "Si bien los aptámeros de la trombina son bien conocidos, los aptámeros conocidos para otras proteínas son pocos en este momento. Para el desarrollo de esta tecnología, biólogos y bioquímicos necesitan encontrar los distintos tipos de aptámeros para capturar las proteínas de interés.

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Informes Especiales

Especial papel noviembre/diciembre 2014

La relación entre la tecnología y la desigualdad es el tema central de este número de 'MIT Technology Review'

Otros Informes Especiales

Video

Carlo Ratti, Director del grupo Senseable City Lab en el MIT

Más Vídeos

Advertisement
Advertisement
Publicidad