Biomedicina

TR35 Spain 2011: Innovador Solidario del Año

(Página 2 de 2)

  • jueves, 27 de octubre de 2011
  • Por Elena Zafra

El equipo de Teresa eligió ingredientes que contaban con la aprobación de la Agencia Estadounidense del Medicamento (FDA) y pretendía mejorar su molécula añadiéndole un sustrato que fuera reconocido por las células cancerosas, pero ante la difícil perspectiva de que un sistema con tantas partes fuese aceptado por las autoridades regulatorias, la investigadora predice que los desarrolladores que están continuando con su estudio ”se quedarán con el sistema más sencillo” (el que incluye solo la nanocápsula y la molécula de polietilenglicol).

Tras la experiencia acumulada durante estos años y después de comprobar las dificultades que implica transferir los avances del laboratorio al mercado, Teresa ha fundado un su propia empresa, Ambiox Biotech, para materializar el potencial de las nanopartículas que investiga. Su primer reto es poner en circulación un gel de uso tópico que prevenga las cinco millones de nuevas infecciones por VIH que se producen cada año en el mundo. Para ello emplearía los dendrímeros, con los que ha estado investigando junto a otros científicos, y cuyo mecanismo de actuación consiste en su adhesión a una de las proteínas que presenta el VIH en su cápsula para dificultar que este pueda unirse con los receptores de la célula a la que intenta entrar. Como consecuencia, podría inhibirse hasta un 80 por ciento la infección.

Frente a otros geles microbicidas, este presenta la ventaja de que no genera resistencias, no pasa a la sangre y sus partículas tienen un efecto antiinflamatorio sinérgico con la capacidad de competir con el virus, según asegura Gonzalo. No obstante, la experta en nanopartículas no descarta el desarrollo de un gel que combine dendrímeros junto con componentes usados en otros microbicidas en estudio, posibilidad por la que asegura que ya ha mostrado interés una conocida multinacional farmacéutica.

En cualquier caso, lo importante es lograr un gel eficaz que pueda llegar allí donde es más necesario: en zonas con escasez de recursos y donde las mujeres están sometidas a los deseos de su cónyuge.

Gonzalo, que tiene este objetivo muy presente, ya ha realizado una previsión del precio que tendría su gel en países en vías de desarrollo -basada en un estudio farmacoeconómico de la Fundación Rockefeller- y cree que sería viable trasladar el microbicida a zonas menos desarrolladas estableciendo un precio más elevado en los países más ricos, que serían los encargados de cubrir los costes de incorporación al mercado. Los beneficios subsidiarían el gasto en países subdesarrollados, “donde realmente salvaría vidas”, afirma.

Al margen de esta posibilidad, el gel de Ambiox sería relativamente económico en comparación con otros productos, ya que el coste de fabricación a escala de estos dendrímeros es bajo por no tratarse de moléculas biológicas. Además, al ser de aplicación tópica, entraña un menor riesgo y, por tanto, un proceso regulatorio más sencillo.

Todos los detalles hacen que el coste de desarrollo total del producto sea menor y afianzan la propuesta de Teresa, que está convencida de que, debido al elevado coste de eficacia que supone para los gobiernos tratar a los pacientes con sida, estos harán lo posible por incorporar armas tan prometedoras como el gel de Ambiox Biotech en la lucha preventiva.

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Informes Especiales

Las 50 empresas más disruptivas de 2013

La revista 'MIT Technology Review' ha seleccionado a las 50 compañías más brillantes de 2013. Google, Amazon y Tesla, integran la clasificación

Otros Informes Especiales

Video

Carlo Ratti, Director del grupo Senseable City Lab en el MIT

Más Vídeos

Advertisement
Advertisement
Publicidad