.

Innovadores menores de 35

Humanitarios

Estos jóvenes encuentran soluciones tecnológicas que mejoran e incluso salvan la vida de la gente

Katherine Taylor, 28

Khethworks

Su sencilla bomba de agua podría transformar las vidas de millones de agricultores en la India

El riego no debería ser un problema para los 30 millones de pequeñas plantaciones ubicadas en la cuenca del río Ganges, rica en agua, ubicada al este de la India. Pero actualmente, la mayoría de los agricultores han de escoger entre cultivar una única cosecha al año durante las lluvias monzónicas, o gastar hasta el 90% de sus beneficios en la contratación de bombas de diésel o queroseno durante las épocas de sequía para acceder a la gran cantidad de aguas subterráneas poco profundas.

Finalmente, la mayoría de los campos no se cultivan. Así que para compensar los ingresos perdidos, los agricultores a menudo recurren a peligrosos y denigrantes trabajos en minas de diamante o fábricas de ropa en otros lugares, que les alejan de sus familias durante meses.

Esto es lo que le motivó a la ingeniera Katherine Taylor a abandonar su vida en Estados Unidos y trasladarse a la India para fundar Khethworks, cuyo sistema de riego solar asequible permite a los agricultores cultivar durante todo el año.

La joven explica: "A veces, se me pregunta si habría preferido un empleo en una empresa altamente tecnológica. Pero esto nunca fue un sacrificio para mí, siempre era el objetivo. El potencial de mantener familias unidas, para que la gente tenga un trabajo que perciba como digno, esas son el tipo de historias que queremos hacer posibles".

Originalmente, como parte del programa de posgrado de ingeniería mecánica del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, EEUU), Taylor se centró en desarrollar sistemas de riego por goteo de baja presión, pero durante una visita a la India, unos agricultores le ayudaron a identificar la verdadera necesidad que tenían. La ingeniera recuerda: "Dijeron: 'Mira, el goteo está genial, pero lo que nosotros necesitamos es una bomba asequible. ¿A quién le importa el goteo si no podemos permitirnos regar todo el año?'"

Así que Taylor y sus cofundadores de Khethworks, Victor Lesneiwski y Kevin Simon, diseñaron una bomba centrífuga tres veces más eficiente que las demás bombas de tamaño similar. Eso significaba que podía ser alimentada por un tercio de los paneles solares fotovoltaicas, que es, con diferencia, el componente más caro. Así logra reducir el coste y hacer que el sistema sea portátil para que los agricultores lo puedan alquilar.

Taylor y Lesniewski se trasladaron a Pune (India) en 2016 y enviarán su primer producto comercial la próxima primavera. Pero esto no significa que haya sido un camino fácil. La interminable burocracia ha sido frustrante, dice, y han tenido que adaptarse a una cultura empresarial con otra actitud en cuanto a los plazos límite. "Lo más importante es tener un buen sentido de humor", asegura Taylor. Pero considera "absurdo" que los grandes actores no hayan diseñado soluciones para estos agricultores.

Dirigirse a estos consumidores significa que Taylor y sus cofundadores no han podido ceñirse al consejo estándar de que las start-ups se centren en competencias claves. Es probable que tengan que hacer de todo, desde la ingeniería hasta el desarrollo de modelos de distribución. La joven concluye: "No siempre tienes el lujo de hacer exactamente aquello en lo que crees que más destacas". 

Por Edd Gent