.

Los investigadores de Ott Lab bombean células humanas a un pulmón de rata al que le han extraído sus propias células

Biomedicina

Fotogalería: La fábrica que vacía corazones animales para convertirlos en humanos

1

Un equipo de Harvard cree que podría revolucionar los trasplantes de órganos con su revolucionaria técnica. Eliminan todas las células de órganos animales y los rellenan con células madre humanas para reconstruirlos de forma que las personas no los rechacen

  • por Erin Winick | traducido por Mariana Díaz
  • 23 Febrero, 2018

El cirujano de la Escuela de Medicina de Harvard (EE. UU.) Harald Ott cree que los poco convencionales métodos de su laboratorio podrían llegar a resolver la crisis del trasplante de órganos. Aunque España es uno de los países líderes en trasplantes, una media de 20 personas muere cada día en EE. UU. mientras espera una donación, según la Fundación Americana de Trasplantes. Si la idea de Ott funciona, algún día las listas de espera para obtener un órgano podrían pasar a la historia.

El proceso comienza conectando el sistema circulatorio de un órgano animal, en este caso un pulmón de cerdo, a una bomba que envía detergente a través del órgano.

Foto: El proceso comienza conectando el sistema circulatorio de un órgano animal, en este caso un pulmón de cerdo, a una bomba que envía detergente a través del órgano.

El laboratorio también ha utilizado el mismo proceso para eliminar con éxito las células de los pulmones humanos, como se muestra aquí, para su uso como andamios.

Foto: Este proceso también se utiliza para eliminar las células de los pulmones humanos, como se muestra aquí, para usarlos como estructura.

El laboratorio trata órganos de ratas y cerdos con químicos para eliminar todas sus células, dejando únicamente una estructura vacía. Después, los investigadores rellenan la estructura con células madre de un paciente, con la esperanza de crear un órgano que su cuerpo no rechace.

En su última investigación, el laboratorio está utilizando una técnica que Ott ayudó a desarrollar, llamada regeneración pulmonar. Consiste en transformar los pulmones de ratas y cerdos en modelos aptos para los seres humanos. Aunque los pulmones de rata no son adecuados para trasplantes humanos, proporcionan un medio excelente para testear el procedimiento de regeneración.

Los primeros órganos utilizados por Ott Lab para las pruebas provinieron de ratas. Los pulmones de rata como estos todavía se usan porque sus células se pueden eliminar en solo dos horas.

Foto: Los primeros órganos utilizados para las pruebas por el laboratorio Ott Lab eran de ratas. Los pulmones de rata, como estos, todavía se usan porque sus células se pueden eliminar en tan solo dos horas.

Tres pulmones de rata se prueban en una incubadora bajo diferentes condiciones para encontrar el mejor proceso para regenerar los órganos.

Foto: Tres pulmones de rata se analizan en una incubadora bajo diferentes condiciones para encontrar el mejor proceso para regenerar los órganos​.

"Creo que aquí todos compartimos la creencia de que esto podría funcionar de verdad".

Ott originalmente comenzó a desarrollar esta técnica mientras estudiaba en la Universidad de Minnesota (EE. UU.). En los 10 años que han pasado desde entonces, su laboratorio ha hecho grandes progresos para descifrar las condiciones en las que las células madre se convierten en órganos funcionales.

De momento, el equipo ya ha sido capaz de trasplantar órganos recreados con células madre humanas a cerdos y ratas. Dado que los órganos tienen células humanas ajenas a los animales, solo permanecen con vida una semana, pero los experimentos demuestran que estos órganos pueden funcionar en un organismo vivo.

Un pulmón de rata se encuentra en una incubadora donde se bombea un medio de cultivo a través del órgano, se agregan factores de crecimiento y se introduce oxígeno para que el pulmón "respire".

Foto: Un pulmón de rata en una incubadora en la que se bombea un cultivo a través del órgano, se agregan factores de crecimiento y se introduce oxígeno para que el pulmón "respire".

Biomedicina

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. Pruebas de ADN solo aptas para blancos: cuando la ciencia discrimina

    Las puntuaciones de riesgo poligénicas podrían convertirse en un avance médico espectacular, pero de momento, solo funcionan en usuarios de ascendencia Europea, lo que limita sus beneficios para otras poblaciones como los hispanos y los asiáticos

  2. Bebés de diseño para evitar enfermedades: una desigualdad desde la cuna

    Las tecnologías capaces de evitar que un hijo nazca sin las mutaciones de sus padres ya son una realidad y casi nadie discute la selección genética de embriones por cuestiones de salud. Pero el coste es tan elevado que corremos el riesgo de dividir a la sociedad entre ricos y pobres genéticos

  3. "Se ha exagerado el impacto de la medicina personalizada"

    El reputado oncólogo Vinay Prasad cree que no hay pruebas de que la medicina de precisión esté despegando y defiende que las exageraciones sobre los avances perjudican a los pacientes. También reclama que las farmacéuticas justifiquen cuánto les cuesta desarrollar un medicamento