.

Biomedicina

El nuevo mundo de la genealogía genética

1

La combinación de ADN y genealogía tiene un gran potencial para identificar a personas adoptadas, niños abandonados y concebidos por donación; incluso, para ayudar en investigaciones criminales. Pero debe usarse de manera responsable

  • por Debbie Kennett | traducido por Mariana Díaz
  • 04 Mayo, 2018

El otro día desperté con la noticia de que GEDmatch, la web de genealogía genética de código abierto, fue un instrumento fundamental para identificar a Joseph James DeAngelo como el sospechoso de llevar a cabo asesinatos en serie y violaciones en el estado de California (EE. UU.) entre las décadas de 1970 y 1980, a quien popularmente se le conoce como el "asesino en serie de Golden State". Como genealogista, hace mucho tiempo que soy usuaria de GEDmatch, y no estoy del todo segura de cómo me siento acerca de la probabilidad de que mi ADN haya sido utilizado en una investigación criminal al otro lado del Atlántico. A pesar de que es positivo que se pueda hacer justicia y que las familias afectadas finalmente puedan cerrar este capítulo, hay que tener en cuenta muchas consideraciones éticas importantes cuando se realizan este tipo de investigaciones.  

Las pruebas de ADN son una herramienta muy útil para los historiadores familiares. En sí, el ADN no da demasiada información, pero si se compara con grandes bases de datos de genealogía genética y se utiliza en combinación con fuentes genealógicas online y sitios web de redes sociales, puede llegar a ser muy poderoso. Las personas adoptadas, los niños abandonados y las personas concebidas por donación ahora pueden descubrir su identidad genética o biológica a través de pruebas de ADN. Si la prueba que se realicen coincide con la de un segundo primo, esto indica que comparten los mismos bisabuelos y, por lo tanto, podrían tener información sobre su familia.

Si se utilizan métodos de investigación genealógica estándar, solo hay que seguir todas las líneas hasta el día de hoy para identificar a los candidatos adecuados que estaban en el lugar correcto en el momento correcto. En algunos casos, las personas son enlazadas con un padre o un hermano con la primera prueba. A diario aparecen conmovedoras historias de ADN que han tenido éxito y que derrumban paredes de ladrillo genealógicas. A pesar de que existen posibles implicaciones de privacidad en la exposición de secretos familiares que han estado enterrados durante mucho tiempo, generalmente se reconoce que los derechos del niño prevalecen sobre los derechos de los padres. La genealogía genética ahora está corrigiendo las violaciones éticas de las generaciones anteriores. Una persona adoptada a la que se le niega el acceso a los registros de nacimiento originales ahora puede recuperar su identidad o herencia genética y biológica. Una persona que nació gracias a un donante de esperma anónimo ahora tiene la posibilidad de identificar a ese donante y encontrar a sus medio hermanos.

Puede que fuera inevitable que las mismas técnicas que los genealogistas genéticos utilizaban para buscar padres desconocidos se utilizaran en investigaciones criminales. El precedente se estableció con el Proyecto Doe de ADN, que logró su primer éxito a principios de este mes con la identificación de la víctima de asesinato conocida como Buckskin Girl. El ADN se extrajo de una muestra de sangre que se tomó durante la autopsia. Full Genomes Corporation, una compañía de genealogía genética comercial, utilizó la secuenciación de última generación para generar una secuencia de ADN a partir de la muestra degradada. Luego, se creó un kit de GEDmatch falso y la coincidencia con un primo hermano proporcionó el hallazgo. Los detalles completos de la metodología utilizada en el caso del asesino en serie de Golden State todavía no se han revelado, pero es probable que las técnicas hayan sido similares.

 

Lo que está en juego es demasiado arriesgado para que la base de datos de GEDmatch sea utilizada por la policía sin la supervisión de un tribunal de justicia.

 

Aunque aplaudo el uso innovador de la tecnología de ADN en estos casos, tengo dudas sobre el uso clandestino de GEDmatch por parte de las fuerzas del orden y sobre la falta de consentimiento para el uso, no solo de mis datos, sino de los datos de todos los otros millones de usuarios de GEDmatch. Todos nosotros tenemos derecho a decidir cómo se utilizan nuestro ADN y nuestros propios datos. La fuerza policial en un país extranjero no debería tener el derecho de tomar esa decisión por mí.

La combinación de ADN y genealogía es una gran fuerza con un potencial que se puede utilizar para crear un impacto positivo en el mundo, pero debe usarse de manera responsable. En todos los casos en los que se utilizan bases de datos públicas como las de GEDmatch, las posibilidades de hacer el bien deben equilibrarse con las de generar daño. Por ejemplo, los casos que involucran registros de personas adoptadas, desaparecidas y cuerpos no identificados, el potencial para causar una huella positiva suele ser notablemente mayor que la huella negativa.

No obstante, si los casos involucran a sospechosos de violación y asesinato, la situación no es tan clara. El daño potencial es mucho mayor en estas circunstancias, ya que el uso indebido, la aplicación incorrecta o la interpretación errónea de los datos pueden llevar a la identificación errónea de los sospechosos. Lo que está en juego es demasiado arriesgado para que la base de datos de GEDmatch sea utilizada por la policía sin la supervisión de un tribunal de justicia.

Sin embargo, no estamos mirando hacia un futuro distópico. A largo plazo, el intercambio público de datos de ADN, si se realiza de manera responsable, probablemente tenga enormes beneficios para la sociedad. Si se puede capturar a un criminal solo por la coincidencia de ADN con un primo, las personas serán menos propensas a cometer un crimen. Gracias al paso de la secuenciación del genoma completo en casos forenses, será posible hacer un mejor uso de los métodos de genealogía genética y bases de datos para identificar a las personas desaparecidas, los restos de soldados muertos en combate y las víctimas de desastres naturales y aquellos provocados por el hombre. Podremos darle a muchas más personas no identificadas la dignidad de que se conozca su identidad en la muerte. Pero cada uno de nosotros controlamos nuestro propio ADN y todos debemos poder decidir qué es lo que, en todo caso, deseamos compartir.

*Debbie Kennett es una escritora, editora, genealogista y entusiasta del ADN afincada en Reino Unido. Es autora de The Surnames Handbook y DNA and Social Networking: A Guide to Genealogy in the Twenty-First Century.

Biomedicina

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. Un nuevo magnetómetro podría diagnosticar fallos cardíacos en fetos

    El gran avance del dispositivo es que funciona a temperatura ambiente, lo que le permite acercarse lo suficiente al órgano como para captar sus señales magnéticas. Gracias a él, se podrían empezar a medir signos biomagnéticos de órganos como el cerebro, que hasta ahora eran imposibles de registrar

  2. El universo creó los animoácidos poco después del Big Bang

    Parece que colonizaron el universo primitivo mucho antes de que surgiera la vida, unos 9.000 millones de años antes. Esto contradice la clásica idea de que estas moléculas son un indicio del potencial de crear vida y complica las investigaciones que intentan descubrir su origen

  3. Este algoritmo detecta los ataques cardíacos tan bien como un humano

    Una red neuronal entrenada con datos de pacientes ha igualado la capacidad de los cardiólogos para analizar las señales que detectan un infarto de miocardio. El aprendizaje automático progresa y su potencial para aplicaciones médicas es enorme