.

Móvil

'Blockchain' para mejorar la conectividad del internet de las cosas

1

La 'start-up' Helium cree que una cadena de bloques puede conseguir una cobertura inalámbrica segura, ubicua, confiable y muy económica. Por ejemplo, gracias a ello, se podría monitorizar la ubicación y temperatura de medicamentos de manera fiable 

  • por Mike Orcutt | traducido por Mariana Díaz
  • 16 Mayo, 2018

A cualquiera que suelte una carcajada al escuchar que una start-up de IoT (internet de las cosas, por sus siglas en inglés) está iniciándose en la tecnología blockchain, habría que perdonarlo, porque a primera vista puede parecer un sinsentido. Pero el cofundador de Helium Amir Haleem dice que no tiene ningún interés en obtener un beneficio rápido de la irracionalidad y exuberancia que gobierna en el mundo de las criptomonedas. De hecho, Haleem está interesado en todo lo contrario: a él solo le interesa la criptomoneda como una vía para construir un verdadero internet de las cosas de una vez por todas. El cofundador sabe que su idea es complicada, así que podría llevar un tiempo que la gente la comprenda.

En 2013, Haleem fundó Helium junto con el creador de Napster, Shawn Fanning. El primer producto de la compañía, que ahora está en el mercado, es un sistema de hardware que utiliza un estándar inalámbrico de cosecha propia para proporcionar cobertura inalámbrica de largo alcance y baja potencia, para dispositivos como sensores que rastrean y monitorean medicamentos o cadenas de suministro de alimentos. El software enruta los datos a aplicaciones basadas en internet, alojadas por el propietario de los sensores.

Sin embargo, Haleem cree que el internet de las cosas no se ha materializado como mucha gente pensó que lo haría; al menos, no lo ha hecho para los dispositivos de baja potencia. Esto se debe a que hay pocos incentivos para construir una cobertura inalámbrica generalizada que sea segura, confiable y muy económica. También sostiene que los operadores inalámbricos ya establecidos no lo ven como una oportunidad de negocio: construir redes orientadas a dispositivos que podrían transmitir datos por menos de un dólar al año no está en su punto de mira.

Por ejemplo, Helium está trabajando con una compañía farmacéutica que quiere rastrear frascos de medicamentos individuales y monitorear su temperatura casi en tiempo real, sin interrupción. Pero Haleem señala que ese producto ahora mismo no puede existir porque no se puede confiar en que haya cobertura en cualquier lugar. Él y sus colegas están convencidos de que pueden usar una cadena de bloques para solucionar este problema. El plan es lanzar un nuevo libro mayor de contabilidad distribuido que sea público, como en el que se basa Bitcoin, pero reemplazar el proceso de "prueba de trabajo", que es el que utilizan los mineros de Bitcoin para asegurar la contabilidad de pagos entre iguales, con un novedoso sistema al que Helium llama "prueba de cobertura".

Los mineros de Bitcoin gastan grandes cantidades de su energía de computación para demostrar que han hecho el trabajo necesario para asegurar criptográficamente blockchain. Helium ha encontrado un proceso similar, monitoreando las firmas físicas que se crean cuando un dispositivo emite ondas de radio, para verificar criptográficamente que están proporcionando cobertura en una ubicación específica.

Los mineros se conectan a la red utilizando dispositivos llamados gateways (puerta de enlace), algo así como los enrutadores wifi, pero que utilizan menos energía y proporcionan un mejor alcance. Les pagan para tomar datos de los dispositivos conectados y transportarlos a su destino a través de internet. Los detalles de cómo funcionan estas transacciones exactamente son bastante técnicos, pero puede entenderse con un ejemplo sencillo. Digamos que usted tiene una puerta de enlace en su casa: si un medicamento entrara en su zona de cobertura, enviaría su ubicación y los datos de temperatura a su puerta de enlace, que luego lo enviaría al destino apropiado a cambio de una cuota en criptomonedas previamente acordada. Estos pasos se verificarían criptográficamente y se registrarían en el libro mayor distribuido.

La criptomoneda de Helium puede proporcionar una utilidad real, pero de momento solo es una idea en un libro blanco. Crear un sistema monetario completamente nuevo y hacer que la gente lo use es un gran desafío. Dada la cantidad de inversiones temerarias generadas recientemente, es comprensible que exista un poco de escepticismo.

De hecho, hay tantas pruebas criptográficas que es difícil evaluar si un nuevo participante puede obtener popularidad, explica la analista de Forrester Martha Bennett, que dice haber analizado unas 1.000 start-ups de blockchain. No obstante, Bennett, que está familiarizada con el libro blanco de Helium, cree que la compañía ofrece una "propuesta de valor única". También dice que, a diferencia de otros proyectos similares, Helium es una compañía establecida con un producto real y con experiencia demostrada en redes inalámbricas.

Mientras tanto, la compañía esperará para la oferta inicial de monedas hasta que se lance su red; cosa que según la empresa sucederá antes de fin de año. Haleem está ansioso por que desaparezca el clima de Salvaje Oeste que se está viviendo actualmente con las criptomonedas. "La próxima generación de estos asuntos se llevará a cabo en un nivel más alto", concluye Haleem.

Móvil

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. Fabricación 4.0: realidad aumentada para construir naves espaciales

    En su proyecto con la NASA, los ingenieros de Lockheed Martin están usando los cascos HoloLens de RA para agilizar las labores de montaje. Los hologramas del dispositivo pueden sustituir a manuales de más de 1.000 páginas y acelerar el proceso. El siguiente paso: que los astronautas los usen en el espacio

  2. Presenciar un evento en RV: peor que en persona, mejor que por la tele

    Decidí aceptar la propuesta de Facebook de asistir a su congreso anual desde su plataforma de realidad virtual. Lo bueno: me ahorré cuatro horas de coche y me sentía muy cerca de los ponentes. Lo malo: me mareé bastante y no pude probar el nuevo casco Quest que se presentó en el auditorio

  3. Si está harto de Facebook, deje de quejarse y cree su propia red social

    El 62 % de los sujetos estudiados no sabía que un algoritmo determinaba lo que aparecía en su muro de noticias. Los expertos coinciden en que las redes sociales y los motores de búsqueda necesitan mejorar, aunque una opción menos agresiva sería que tuvieran configuraciones más sencillas