.

Stringer/Imaginechina/AP

Tecnología y Sociedad

Así actúan los tres gigantes que sostienen la industria china de la IA

1

Bastan tres gráficos para ver hasta dónde llegan los tentáculos de Baidu, Alibaba y Tencent en la inteligencia artificial china. Más de la mitad de las empresas de IA aplicada a todos los sectores del país han recibido financiación de alguna de estas tres compañías

  • por Karen Hao | traducido por Ana Milutinovic
  • 20 Junio, 2019

Baidu, Alibaba y Tencent (BAT), los tres gigantes de la tecnología china y que podrían compararse con Google, Amazon y Facebook, no solo están desarrollando e implementando sus propias inteligencias artificiales (IA). Sus acaudalados bolsillos también han financiado una amplia gama de empresas de inteligencia artificial para casi todos los sectores, desde ciudades inteligentes hasta finanzas y educación.

Recientemente, el medio de comunicación chino Huxiu.com publicó un gráfico que ilustra el alcance total de su participación en la industria china de IA. (El gráfico es bastante complicado, así que lo hemos simplificado en tres gráficos de barras. Aquí puede consultar una traducción al inglés del artículo en el que se basó, cortesía del autor del boletín ChinAI newsletter Jeffrey Ding). Los números revelan que las BAT han invertido en el 53 % de las 190 principales empresas de inteligencia artificial del país. Esto no sorprenderá a quienes sigan de cerca el ecosistema de la IA en China. Pero su estrategia es muy distinta a la que se suele ver por Silicon Valley (EE. UU.).

Visto así, el gráfico revela lo mucho que estas compañías se esfuerzan por superarse unas a otras. Aunque cada una de ellas tiene un área de especialización principal: Alibaba en el comercio electrónico, Tencent en las redes sociales y Baidu en buscar y catalogar la información, también compiten entre sí en docenas de industrias.

Visto de otra manera, la escala de la participación de las BAT muestra cuánto participan estas tres compañías en la carrera de China por convertirse en líder mundial en inteligencia artificial para 2030. Su experiencia y financiación están marcando la dirección y el ritmo del desarrollo de la tecnología, pero sus debilidades también ayudan para determinar la probabilidad de que China realice sus ambiciones.

Como refleja el gráfico, las inversiones de las BAT han promovido una industria altamente pesada de la IA: muchas empresas dedicadas aplicaciones de IA y algunas pocas especializadas en el desarrollo de las tecnologías en las que se basan, incluidos los algoritmos y los avanzados chips de silicio que están detrás de las innovaciones en la visión artificial, en el procesamiento de idiomas, y en otras capacidades de la inteligencia artificial.

Los expertos ya habían advertido sobre la situación. El actual crecimiento astronómico de China en el liderazgo dentro del campo de la IA se debe a su abundancia de datos y a su relajada postura en torno a la privacidad. A corto plazo, ambas condiciones crean un terreno fértil para las aplicaciones de aprendizaje automático altamente rentables. Pero este país aún se queda atrás con respecto a Occidente en sus esfuerzos por expandir las existentes capacidades de inteligencia artificial en la investigación básica. A largo plazo, eso podría poner un límite al beneficio que saca China de la revolución en la IA.

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. La importancia de definir la línea que separa la Tierra del espacio

    Al igual que la frontera entre la superficie y el mar es indefinible y variable, lo mismo sucede con los confines de nuestro planeta. Y, del mismo modo, definir dónde empieza una cosa y acaba la otra tendrá grandes consecuencias políticas y económicas a nivel internacional

  2. China podría liderar la investigación en IA en solo dos años

    Un análisis sobre el número  y la calidad de las publicaciones científicas sobre inteligencia artificial sugiere que el gigante asiático dominará el panorama mundial en 2021, arrebatándole el primer puesto a EE. UU., que no deja de reducir su apoyo al avance de la ciencia

  3. El espacio, el nuevo gran campo de guerra de la humanidad

    Los satélites cada vez son más estratégicos y necesarios para la vida en la Tierra. Por eso, la nueva carrera espacial se centra en crear armas para comprometerlos o destruirlos, como láseres y ciberataques, así como sistemas para protegerlos de las potencias enemigas