.

Stephen Brashear/Getty Images

Tecnología y Sociedad

La automatización se cebará con los trabajadores jóvenes y rurales

1

Un análisis del riesgo de que la tecnología asuma nuevos empleos en función de la región y del tejido económico revela que las zonas rurales se llevan la peor parte, así como las personas sin estudios superiores y los jóvenes que empiezan su carrera con trabajos en servicios y ventas al por menor

  • por Erin Winick | traducido por Ana Milutinovic
  • 26 Marzo, 2019

Si usted es joven y pertenece a alguna minoría laboral de alguna zona rural tiene muchas posibilidades de que la automatización acabe haciendo su trabajo. Así lo afirma un nuevo informe del grupo de investigación Brookings, que ha analizado las zonas y grupos de EE. UU con mayor "potencial de automatización", un término que se refiere a la probabilidad de que un trabajo acabe siendo realizado por alguna tecnología. Los investigadores han obtenido las probabilidades a través de la combinación de distintos cálculos sobre el potencial de automatización de las tareas en cada trabajo e industria, procedentes de la consultora McKinsey, con datos y predicciones de empleo estatales.

Según sus cálculos, los puestos de los operadores de empaquetado y llenado tienen un potencial de automatización del 100 %. Dicho esto, si todos los empleados del estado de Nebraska trabajaran como operadores de máquinas de empaquetado, el potencial de automatización de la zona sería del 100 %.

Potencial de automatización medio por estados, 2016

Uno de los resultados más llamativos es que las cifras son relativamente homogéneas para todo el país. El riesgo de automatización más alto es del 48,7 % mientras que el más bajo es del 42, 4%. Esto se debe a que todos los estados de EE. UU. combinan áreas urbanas y rurales, lo que hace que las diferencias no sean muy pronunciadas.

Sin embargo, cuando se analizan en profundidad regiones más pequeñas como condados o áreas metropolitanas, un núcleo de población combinado con los suburbios que lo rodean, todo se ve mucho más claro. Las ciudades más pequeñas de las zonas predominantemente rurales del país tienen un mayor riesgo. "Las tecnologías más recientes crearán presión sobre los trabajos de baja calificación. Y los lugares que ya han perdido trabajos de calificación media ahora también sufrirán presión sobre los trabajos de calificación baja", afirma el autor principal del informe, Mark Muro.

Potencial de automatización medio por áreas metropolitanas, 2016

Los autores del informe enfatizan que estas diferencias regionales son la razón por la cual los programas de formación y reciclaje laboral deben organizarse e implementarse a nivel local. Un programa en Dalton debería enfocarse en preparar a los trabajadores para un conjunto de trabajos diferente al que se implementa en Atlanta, por ejemplo.

Los grupos con poca representación y los trabajadores más jóvenes trabajan de manera desproporcionada en empleos con una gran cantidad de tareas automatizables, sin importar su lugar de residencia. Los empleados de 16 a 24 años de edad trabajan principalmente en puestos de servicio y ventas al por menor, dos áreas que incluyen un alto número de tareas automatizables, según McKinsey. Muchos de estos trabajadores no mantendrán estos puestos durante toda su carrera, pero si los robots llegan a asumir estas funciones, la naturaleza del primer empleo y la formación temprana podría cambiar.

La mejor manera de protegerse de la automatización es obtener una licenciatura. Los puestos de trabajo con requisitos de educación superior tienen menos probabilidades de ser reemplazados por la tecnología.

No obstante, aún no está claro a qué velocidad se irán automatizando las distintas tareas de la industria. Aunque Muro opina que cuanto más gradual sea, mejor, le preocupa que la automatización se acelere ante una crisis económica. El autor concluye: "Muchos estudios indican que la automatización aumenta especialmente en las recesiones. Es algo que me preocupa".

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. El coronavirus resucita el arte de escribir cartas

    La soledad del confinamiento ha hecho estallar este movimiento por su capacidad de conectar a las personas. Sus impulsores utilizan Instagram para mostrar sus creaciones por correspondencia, las cuales también se han convertido en una forma de activismo político para impulsar el voto

  2. "Nuestra propuesta se basa en la digitalización y el contacto emocional"

    El coronavirus ha irrumpido en plena transformación del sector asegurador, y compañías como Generali han reaccionado implantando más herramientas digitales y replanteando las nociones de productividad, fexibilidad y teletrabajo, explica su consejero delegado en España, Santiago Villa

  3. Los incendios de California: cambio climático y un siglo de mala gestión

    Cinco de sus 10 mayores incendios de la era moderna han ocurrido a la vez. La histórica práctica del estado de apagar cualquier fuego lo antes posible ha generado enormes montones de material combustible alimentados por veranos cada vez más secos y patrones de lluvia cada vez más extremos