.

Nasa Johnson | Flickr

Tecnología y Sociedad

"En seis meses hacemos cosas para las que se suelen tener dos años"

1

El veterano astronauta Edward Michael Fincke será de uno de los miembros de la tripulación que Boeing planea llevar en su primer viaje a la Estación Espacial Internacional. Si todo va bien, su trabajo podría conseguir que viajar hasta allí sea tan frecuente y seguro como cualquier vuelo en avión

  • por Erin Winick | traducido por Ana Milutinovic
  • 27 Marzo, 2019

Mientras Boeing sigue envuelta en un escándalo provocado por sus aviones terrestres 737 MAX, la compañía planea usar su vehículo de transporte espacial Starliner para llevar a humanos a la Estación Espacial Internacional este mismo año, al igual que SpaceX. Ambas misiones, que despegarán en suelo estadounidense, incluirán a cinco astronautas: Bob Behnken y Doug Hurleyviajarán en el Crew Dragon de SpaceX, y Nicole Aunapu Mann, Chris Ferguson y Edward Michael Fincke, en Starliner de Boeing. Pero esta lista de nombres no siempre fue así. En enero, Fincke recibió la noticia de que sustituiría a su compañero astronauta Eric Boe, que debía abandonar la misión por razones médicas.

Crédito: Nasa Johnson Flickr

Aunque es el novato de esta misión, Fincke ya tiene experiencia en el espacio. En 2011, batió el récord del mayor período de tiempo en el espacio de astronautas estadounidenses (que fue superado más tarde por Scott Kelly durante su año en el espacio y por Peggy Whitson), y completó nueve paseos espaciales. En la celebración del 50 aniversario del Programa Apolo durante la Semana Espacial del MIT, hablé con él sobre su próxima misión.

Este enero le asignaron la misión de Boeing. ¿Cómo se sintió al enterarse de que iba a regresar al espacio? 

Siempre es emocionante conseguir una misión espacial. Ya sabe, esta es mi cuarta misión espacial. He tenido que esperar ocho años y medio para volver a oír esas palabras. Por otro lado, se produjo a expensas de mi muy querido y buen amigo Eric Boe. Él y yo llevábamos cuatro o cinco años trabajando en este programa juntos y le tocaba a él. Desafortunadamente, no pudo ser. Me encantó poder entrar, pero no a expensas de Eric. Así que tuve sentimientos encontrados, pero la misión debe continuar, claro.

¿Cómo es este entrenamiento en comparación con sus últimas misiones en la Soyuz y la lanzadera? 

Esta misión se llama prueba en vuelo, por lo que nuestro primer y principal objetivo consiste en ser la primera tripulación en probar el Boeing CST-100 Starliner para poder certificarlo y para que las futuras tripulaciones puedan subir y bajar de la estación espacial con una frecuencia regular. Por otro lado, también nos estamos quedando sin Soyuzes, por lo que la NASA tiene una opción con Boeing para ampliar nuestra misión a seis meses. Así que mi entrenamiento consiste en asegurarme de saber qué se puede hacer en nuestra propia nave espacial, y también en dejarla lista para otra misión espacial de seis meses. Ya he hecho dos misiones de ese tipo, así que eso es lo que aporto al equipo, mientras que mis colegas Nicole Mann y Chris Ferguson de Boeing están más centrados en la nave espacial.

Entonces, ¿en qué punto están los preparativos ahora mismo? 

Ahora mismo, la propia nave espacial, la CST-100 Starliner, está pasando por su fase de prueba. Al final de cada fase, le echamos un vistazo y pasamos tiempo con nuestra pequeña nave espacial como si fuera un bebé. Bueno, no es un bebé pequeño. Es un bebé grande.

Otra cosa que me lleva mucho tiempo es ponerme al día con la estación espacial. La estación espacial es un proyecto internacional, por supuesto, así que tengo que pasar cinco semanas en Rusia para ver la parte rusa. Estaré una semana en Europa y otra semana en Japón. Por lo tanto, gran parte de mi agenda se basa actualizar mis conocimientos sobre la estación espacial moderna, además de centrarme en nuestra nueva nave espacial. Así que estoy muy ocupado.

Crédito: Boeing

¿Está en contacto con el equipo de SpaceX también? Ya que es probable que salgan antes que ustedes. 

Bueno, yo no diría "probable". Solo ya hayan llevado a cabo su primera misión no significa que su segunda misión vaya a ocurrir rápidamente. Pero sí, sigo manteniendo mucho contacto con mis colegas de SpaceX, no para comparar ni contrastar nuestra nave espacial, sino para asegurarnos de que todos estamos centrados en lo correcto para nuestra misión. Ellos tienen una misión muy similar a la nuestra. Pero no tendrán la opción de quedarse ahí durante seis meses [Boeing es el único con la opción de contrato de la NASA para eso], pero están probando en vuelo una nueva nave espacial. No hemos hecho eso desde 1981 con el transbordador espacial.

"Estamos haciendo cosas en seis u ocho meses para las que la mayoría de los equipos tienen uno o dos años"

¿Cuáles son los objetivos más importantes que quedan por cumplir antes del lanzamiento? 

Para mí personalmente y para el programa, uno de los objetivos más grandes es que nuestros amigos de SpaceX acaban de regresar de su misión Demo 1. Estamos a punto de lanzar nuestra misión de prueba de vuelo orbital (OFT) en los próximos meses. Y eso va a ser importantísimo. Cuando se lance, se acople en la estación espacial y regrese de manera segura, nos ayudará a comprender si de verdad estamos listos para la prueba de vuelo. Así que estamos observando el rendimiento de la nave espacial, viendo cómo funciona y ayudando a los equipos a superar cualquier desafío que surja. Esto será fascinante, además de asegurarnos de que estamos listos para la estación espacial, capacitados para los paseos espaciales y operaciones con el brazo robótico. Nos queda mucho trabajo por hacer. Estamos haciendo cosas en seis u ocho meses para las que la mayoría de los equipos tienen uno o dos años. Estamos tratando de comprimirlo todo.

¿Planea seguir como astronauta para otro lanzamiento después de este? 

Ya veremos. Han pasado ocho años y medio desde mi último lanzamiento, y no sé si quiero esperar otros ocho o diez años para otro, pero ya sabe, ha valido la pena cada minuto de la espera.

 

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Historias de adicción a los videojuegos: el nuevo trastorno de la OMS

    Las causas por las que las personas acaban abusando de ellos todavía no están claras ni tampoco cuál es la mejor estrategia para combatirlo o si la adicción no es más que un síntoma de otra cosa peor. En cualquier caso, parece que cada vez hay más gente que necesita ayuda

  2. Las revistas que rechazaron la investigación de las gemelas CRISPR de China

    Las prestigiosas 'Nature' y 'JAMA' se negaron a publicar los manuscritos de He Jiankui sobre la edición genética de dos embriones humanos. Los defectos de la investigación y su falta de ética han sido los principales motivos para el rechazo. Incluso el servidor bioRxiv se ha negado a publicarlo

  3. La tecnología que espió a periodistas y activistas intenta lavar su imagen

    Hacking Team vendía programas de vigilancia a dictaduras y gobiernos que los usaron para abusar de los derechos humanos. Cuando se hizo público, la empresa se hundió. Ahora, otra compañía intenta relanzar el negocio asegurando que se usará de forma legal, pero los expertos dudan de que eso sea posible