.

Ben Esakoff

Computación

Europa supera a EE. UU. en seguridad cuántica

1

Diseñar sistemas criptográficos que resistan a los potentes ordenadores cuánticos se ha convertido en una labor estratégica. Con su cable de fibra óptica de más de 2.000 kilómetros, China está a la cabeza seguida de la Unión Europa, con su sistema combinado de fibra óptica y satélites

  • por Neel V. Patel | traducido por Ana Milutinovic
  • 17 Diciembre, 2019

Han pasado seis años desde que un grupo hacker vinculado con el Gobierno de China violó el sistema informático de la Oficina de Administración de Personal de EE. UU. (OPM, por sus siglas en inglés) y robó información confidencial sobre millones de empleados federales y proveedores. La información violada era la que el organismo recogía durante las verificaciones de antecedentes para controles de seguridad, es decir, datos muy personales. Pero no todo estaba perdido. Aunque había grandes fallos en la configuración de seguridad de la OPM, algunos de sus datos estaban encriptados, por lo que a los hackers no les sirvieron de nada.

Pero la ventaja de la encriptación podría desaparecer muy pronto. Solo es cuestión de tiempo que los datos cifrados empiecen a estar en peligro, según el CEO de la empresa de ciberseguridad Quantum Xchange, John Prisco. Así lo afirmo en la reciente conferencia EmTech Future Compute. El experto aseguró que el agresivo empeño de China en el campo de la computación cuántica sugiere que, con el tiempo, el país tendrá un sistema capaz de descubrir la clave para acceder a esos datos. Los sistemas de encriptación actuales no tienen muchas posibilidades contra un sistema cuántico diseñado para romperlos.

El enfoque actual de China consiste en "capturar hoy, descifrar mañana", afirma Prisco. Bajo este esquema, el gigante asiático estaría intentando robar la mayor cantidad de datos posible, aunque aún no pueda descifrarlos, porque confía en que será capaz de hacerlo antes o después, añadió. Prisco también detalló que China invierte 10 veces más en computación cuántica que Estados Unidos. En teoría, ha invertido casi 9.000 millones de euros solo para construir el Laboratorio Nacional de Ciencias de Información Cuántica, cuya inauguración está programada para el próximo año (aunque esta cantidad aún no está confirmada). Por otra parte, la inversión de Estados Unidos algo más de 1.000 millones de euros en cinco años para la ciencia de información cuántica. El experto añadió: "La realidad es que no estamos tan seguros".

Buena parte de la enorme inversión de China se ha destinado a la seguridad cuántica en sí, incluido el desarrollo de la distribución de claves cuánticas, o QKD. Esto implica enviar datos cifrados en forma de bits clásicos (información estrictamente binaria) a través de una red de fibra óptica, mientras las claves utilizadas para descifrar la información se envían en forma de cúbits (que pueden representar más de dos estados, gracias a la superposición cuántica). El simple hecho de intentar ver la clave cambia su estado, alertando al remitente y al receptor de una violación de seguridad.

Pero la técnica también tiene sus límites. La QKD requiere el envío de fotones que transportan información a través de distancias increíblemente largas (decenas a cientos de kilómetros). La mejor manera de llevar a cabo actualmente es mediante la instalación de una red de fibra óptica, un proceso costoso y lento. Y ni siquiera es infalible. Al final, las señales se dispersan y se descomponen en largos tramos de fibra óptica, por lo que se deben construir nodos que sigan impulsándolos hacia adelante. Estas redes también son solo de un punto a otro (a diferencia de una conexión de difusión), por lo que solo puede comunicarse con una única parte a la vez. 

No obstante, China parece destacar en las redes QKDEl país ya ha construido una red de fibra óptica de 2.033 kilómetros entre Pekín y Shanghái (ambas en China) para el envío de claves cuánticas. Y una exitosa demostración de QKD a través del satélite chino Micius fue realizada a través de 7.564 kilómetros entre Pekín y Viena (Austria).

Incluso Europa está avanzando bastante en este campo: la iniciativa OPENQKD de la Unión Europea combina fibra óptica y satélites para crear una red de comunicación segura con QKD para 13 países. Prisco cree que Estados Unidos va increíblemente muy por detrás. Su proyecto más cercano es un cable de fibra óptica de 805 kilómetros. Quantum Xchange ha firmado un acuerdo sobre el uso de ese cable para crear una red QKD que asegure las transferencias de datos para sus clientes.

Europa y China ya han tomado en serio el QKD, y por eso Prisco quiere ver a Estados Unidos ponerse al día, y rápido. El experto concluye: "Esto se parece mucho a la carrera espacial. No podemos permitirnos llegar en segundo lugar".

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. TR10: Internet imposible de hackear

    A lo largo de este año, un equipo de investigación de los Países Bajos completarán una conexión de internet cuántico entre Delft y La Haya

  2. TR10: Supremacía cuántica

    El año pasado, Google ofreció la primera demostración clara de un ordenador cuántico capaz de superar el rendimiento de un computador clásico

  3. Un entrelazamiento a 50 km revive el sueño del internet 100% seguro

    Un nuevo enfoque ha conseguido entrelazar dos partículas separadas por un cable de fibra óptima a 50 kilómetros de distancia. Este podría ser el enfoque que siente las bases del futuro internet cuántico y podría usarse dentro de poco para establecer redes entre distintas ciudades