.

Yoshi Sodeoka

Computación

TR10: Internet imposible de hackear

1

A lo largo de este año, un equipo de investigación de los Países Bajos completarán una conexión de internet cuántico entre Delft y La Haya

  • por Russ Juskalian | traducido por Ana Milutinovic
  • 26 Febrero, 2020

  • ¿Qué? A finales de este año, un equipo de investigadores creará una red de internet cuántico entre Delft y La Haya (Países Bajos)

  • ¿Por qué? Internet es cada vez más vulnerable a los hackers, pero su versión cuántica será imposible de hackear

  • ¿Quién? Universidad Tecnológica de Delft (Países Bajos), Alianza de Internet Cuántico, Universidad de Ciencia y Tecnología de China

  • ¿Cuándo? En los próximos cinco años

Dentro de poco, una red de internet basada en las propiedades de la física cuántica permitirá una comunicación inherentemente segura (ver Europa trabaja en un internet cuántico imposible de hackear). El equipo responsable, dirigido por la investigadora de la Universidad Tecnológica de Delft Stephanie Wehner, está trabajando en una red que conectaría a cuatro ciudades en los Países Bajos mediante la tecnología cuántica. Los mensajes enviados a través de ella serán imposibles de hackear.

En los últimos años, los científicos han aprendido a transmitir pares de fotones a través de cables de fibra óptica de una forma que protege al 100 % la información codificada en ellos. Un equipo chino utilizó esta estrategia para crear una red troncal de 2.000 kilómetros entre Pekín y Shanghái (ambas en China), pero dicho proyecto se basa, en parte, en algunos componentes convencionales que de vez en cuando rompen el enlace cuántico antes de establecer uno nuevo, lo que supone un riesgo de hackeos.

En cambio, la red de Delft será la primera en transmitir información entre ciudades mediante técnicas cuánticas de extremo a extremo. La tecnología se basa en un fenómeno cuántico de las partículas atómicas llamado entrelazamiento. Gracias a él, los fotones entrelazados no se pueden leer de forma encubierta sin interrumpir su contenido (ver ¿Qué es la comunicación cuántica? Definición y conceptos clave).

Pero es difícil crear partículas entrelazadas y mucho más, transmitirlas a largas distancias. El equipo de Wehner ha demostrado que puede enviarlas a más de 1,5 kilómetros, y confían en poder crear un enlace cuántico entre Delft y La Haya a finales de este año. Asegurar una conexión ininterrumpida a mayores distancias requerirá repetidores cuánticos para ampliar la capacidad de la red. A principios de año, un equipo chino consiguió entrelazar dos partículas separadas por un cable de fibra óptima de 50 kilómetros de distancia, pero en realidad, el cable estaba enrollado y ubicado en su totalidad en una misma habitación.

Tanto Delft como otros laboratorios ya están trabajando en diseños para dichos repetidores. El primero debería estar listo en los próximos cinco a seis años, según Wehner, lo que permitiría crear una red cuántica global a finales de esta década.

 

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. Cómo la soberanía digital amenaza el avance y las ventajas de la nube

    Las iniciativas de distintos países para establecer reglas propias para los datos nacionales por parte de proveedores internacionales de computación en la nube hará que el acceso a la tecnología sea cada vez más caro y complicado y concentrará sus beneficios en un puñado de grandes empresas capaces de afrontar los cambios

  2. Casi 20.000 empresas y gobiernos, víctimas de un hackeo ruso masivo

    Gracias a un trabajo "inteligente y estratégico", los ciberdelincuentes colocaron una puerta trasera en el software de SolarWinds y la usaron durante meses sin ser detectados. Entre las víctimas del ciberataque destacan los departamentos del Tesoro, de Comercio y de Seguridad nacional de EE. UU.

  3. La radiación cósmica destruye los cúbits superconductores en milisegundos

    Los componentes básicos de la computación cuántica son tan sensibles que, incluso a niveles bajos, estos rayos provocan su decoherencia. Aunque el hallazgo podría contribuir a la búsqueda de materia oscura, obligará a revestir los ordenadores cuánticos de hormigón o a instalarlos bajo tierra