.

Bicanski vía Pixnio

Biotecnología

Superpropagadores: definición, efecto y formas de combatir su impacto

1

Cada vez hay más consenso en que el 80 % de los casos de COVID-19 son responsabilidad de un 20 % de los portadores, a los que se conoce como superpropagadores. Aunque todavía no hay forma de identificarlos, se recomienda evitar las tres C de la transmisión para frenar los contagios

  • por Neel V. Patel | traducido por Ana Milutinovic
  • 19 Junio, 2020

A medida que conocemos más detalles sobre cómo se propaga el coronavirus (COVID-19) entre las personas, aparecen numerosas pruebas que sugieren que, en la mayoría de los casos, el contagio se transmite por unos pocos individuos denominados "superpropagadores". A continuación, explicamos qué significa ser un súper propagador, qué impacto tienen estas personas en la transmisión del virus y las iniciativas para luchar contra su enorme influencia en la pandemia.  

¿Quiénes son los superpropagadores? Se trata de un término genérico que se refiere a una persona inusualmente contagiosa que se ha infectado con alguna enfermedad. En el contexto del coronavirus, los científicos aún no han determinado la cantidad de infecciones que alguien debe causar para calificarlo como un superpropagador, pero en términos generales supera bastante a las dos o tres personas que los investigadores estimaron al principio que podía infectar de media una persona contagiada.

¿Cuál es el impacto de los superpropagadores en cuanto a la COVID-19? Después de varios nuevos estudios, los investigadores están cada vez más de  acuerdo en que la  transmisión del coronavirus sigue más o menos el principio de Pareto o la regla del 80/20, es decir, el 80 % de todas las consecuencias provienen solo del 20 % de las posibles causas. Para la COVID-19, esto significa que el 80 % de las nuevas transmisiones son causadas por menos del 20 % de los portadores: la gran mayoría de las personas contagian a muy poca gente o incluso a nadie, mientras que una selecta minoría de individuos propaga el virus de forma agresiva. Un reciente estudio publicado en preimpresión analiza la transmisión en Hong Kong y confirma esas cifras, mientras que otro que se centra en el contagio en Shenzhen (China) muestra los números más cerca del 90/10.

Muchos brotes en todo el mundo se han relacionado con algunos acontecimientos concretos en los que, probablemente, un único superpropagador contagió a docenas de personas. Por ejemplo, en un ensayo de coro en el estado de Washington (EE. UU.) se contagiaron unas 52 personas; una  gran iglesia en Seúl fue el vínculo de la mayoría de las primeras infecciones en Corea del Sur; y una boda en Jordania con unos 350 invitados produjo a 76 casos confirmados.

¿Qué hace que alguien sea un súper propagador? Todavía no se sabe qué es lo que hay en la biología de algunas personas para convertirse en superpropagadores. Podría haber una relación con el aumento de las cargas virales y la eliminación de más cantidad de virus de lo normal, pero aún no sabemos qué podría producir esto, y mucho menos cómo identificarlo de forma práctica.

¿Qué se puede hacer con los superpropagadores?  Aunque no podemos diagnosticar médicamente a los superpropagadores, sí que podemos limitar su impacto. El rastreo de contactos sigue siendo crítico para identificar a los posibles portadores y aislarlos a ellos y a cualquier persona con la que hayan estado en contacto, lo que evita que los superpropagadores se muevan y propaguen el virus. Los epidemiólogos también señalan la necesidad de mitigar las "tres C" de la transmisión: espacios cerrados con poca ventilación, lugares concurridos y contacto cercano con otros. Eso significa que maximizar el tiempo al aire libre y la ventilación en cualquier espacio interior, limitar el número de personas dentro de las salas y edificios, y seguir manteniendo la distancia interpersonal un metro y medio, como mínimo.

Biotecnología

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. Capturar billones de toneladas de CO2 poniendo arena verde en la playa

    La meteorización de minerales consiste en pulverizarlos y esparcirlos para que sean disueltos por el carbono del agua de lluvia para formar productos carbonatados que acaban en el océano, donde se fija de forma permanente en conchas de moluscos. Suena bien, pero todavía hay muchas incógnitas

  2. Inyectar ADN para que el cuerpo fabrique anticuerpos contra la COVID-19

    Este enfoque de terapia génica consiste en encontrar las instrucciones genéticas responsables de producir anticuerpos en la sangre de supervivientes, aislarlas, e inyectarlas en el músculo de pacientes para convertir sus células en biofábricas de inmunoglobulinas contra el coronavirus

  3. Las cuatro grandes incógnitas sobre la inmunidad contra el coronavirus

    Hemos depositado todas nuestras esperanzas en la llegada de una vacuna, pero, para que sea efectiva y saber a quién hay que vacunar, necesitamos responder algunas preguntas clave como cuánto dura la inmunidad, qué grado de protección debería ofrecer y qué factores influyen en la inmunidad