.

ESA

Espacio

Sin consenso sobre el pasado de Marte: ¿océanos o glaciares?

1

Nuevos hallazgos sugieren que el planeta rojo pudo haber estado cubierto de capas de hielo y glaciares, y no de océanos. Continúan siendo buenas noticias para encontrar señales de vida marciana, como pretende el nuevo róver de la NASA

  • por Neel V. Patel | traducido por Ana Milutinovic
  • 12 Agosto, 2020

Marte es en la actualidad un páramo frío y seco, pero es probable que fuera muy diferente hace miles de millones de años. Desde que comenzamos a lanzar misiones robóticas a Marte en la década de 1970, los científicos han recogido pruebas que apuntan a un pasado más cálido y húmedo del planeta rojo, donde la superficie estaba repleta de lagos y océanos que podían haber albergado algún tipo de vida. Es parte de la razón por la que la NASA construyó y lanzó un nuevo róver hace unos días para buscar signos antiguos de vida extraterrestre.

Sin embargo, no hay un consenso completo sobre cómo era realmente Marte en el pasado. "El debate sobre el clima de los primeros años de Marte viene de lejos" y se remonta a hace40 años, asegura la especialista de la Universidad Estatal de Arizona (EE. UU.) y autora principal de un nuevo estudio publicado en Nature Geoscience, Anna Grau Galofre,  que contradice esos sueños de un Marte acuático. Presenta nuevos hallazgos que sugieren que el paisaje del planeta de antaño parecía más cercano a la Antártida que a los trópicos. Muchas de las características geológicas que se cree que fueron creadas por los ríos y las vías fluviales reabastecidas por frecuentes lluvias podían haber sido el resultado de masivos glaciares y capas de hielo que se derritieron con el tiempo, según sugiere la investigación.

El nuevo estudio se centra en la historia de los valles ubicados en las tierras altas del sur de Marte. "Los trabajos anteriores aseguraban que los ríos eran el origen de las redes de valles marcianos", destaca Grau Galofre, pero su investigación identifica por primera vez una fracción de sistemas con características "típicas de los canales subglaciales". Es decir, fue el hielo derretido, no los flujos de ríos, lo que excavó estos valles hace casi 3.800 millones de años.

Siguiendo la corriente

El equipo de investigación examinó 10.276 valles individuales encontrados en 66 redes de valles en Marte, mediante algoritmos especializados para agruparlos y deducir qué tipo de procesos de erosión los formaron. Luego lo compararon con los valles terrestres que fueron creados por los canales subglaciales en el Ártico canadiense. 

La principal diferencia entre las redes formadas por los ríos y las creadas por el hielo derretido es el resultado de cómo fluye el agua. Los ríos solo pueden forjar valles si el agua corre cuesta abajo, pero los canales subglaciales están presurizados, por lo que el agua derretida también puede fluir cuesta arriba. Los modelos de los investigadores pueden detectar e identificar signos reveladores de la dirección del agua y evaluar cuál fue la causa más probable. 

Los investigadores encontraron que 22 de las redes de valles parecían haber sido excavadas por el agua del deshielo subglacial, 14 por el agua fluvial y el resto se formó a través de otros procesos de erosión. Si estos autores tienen razón, "eso sugeriría que Marte era principalmente frío al inicio de su historia", afirma el científico planetario de Caltech (Instituto Tecnológico de California, EE. UU.) que no ha participado en el estudio, Jay Dickson. Algunos modelos climáticos han llegado a la misma conclusión en contra de la idea predominante anteriormente sobre Marte como un planeta cubierto de océanos y lagos, subraya.

Sin embargo, los nuevos hallazgos no implican que Marte fuera una bola gigante de hielo en el pasado.  El geólogo de la Universidad de Colgate (EE. UU.) Joe Levy, que no ha participado en el estudio, cree que la investigación sobre los glaciares invita a la reflexión, pero señala que "resulta difícil precisar un proceso único de la formación de cada valle". 

"Eso podría deberse a que no hay un solo proceso que haya resultado en la creación de cada valle marciano", sostiene, y añade: "Cuando se tiene que trabajar con un margen de miles de millones de años, es muy posible que cada valle haya experimentado de todo, desde la erosión glacial hasta los flujos de lava y las crecientes inundaciones bajo un cielo plateado. Cada uno de esos procesos cambia la forma de la red de valles y deja una serie de características sobreimpresas". 

Las buenas noticias

Afortunadamente, un Marte frío no significa malas noticias para la posibilidad de la existencia antigua de vida marciana. "El entorno subglacial pudo haber proporcionado un entorno estable, con agua fácilmente disponible, una temperatura sin grandes oscilaciones y protección contra las partículas de energía solar y la radiación sin necesidad de un campo magnético", explica Grau Galofre. 

Ya sabemos que la vida puede sobrevivir en ambientes fríos como este, como lo demuestran los organismos que viven bajo la capa de hielo de la Antártida en un lugar como el lago Vostok. Lo mismo pudo haber sido posible en Marte, incluso en estos canales subglaciales. 

Dickson cree que los nuevos hallazgos impulsarán a los investigadores a observar otras partes de Marte para compararlas. "Marte tiene cientos de lagos secos muy grandes que datan de esta época y albergaban grandes volúmenes de agua de deshielo de estas redes de valles", afirma. 

Esto incluye el lugar de aterrizaje del róver Perseverance de la NASA que llegará el próximo febrero al cráter Jezero. Esa misión posiblemente hará un hueco para buscar este tipo de pruebas. "Se trata de un reto apasionante para toda la comunidad científica de Marte", concluye Dickson.

Espacio

  1. La importancia de que la media luna del agujero negro M87* tiemble

    El hallazgo, basado en un nuevo análisis de los datos captados por el Telescopio Horizonte de Sucesos, podría resolver algunos de los fenómenos más increíbles relacionados con los agujeros negros supermasivos, como su forma de interactuar con la materia que hay en su entorno inmediato

  2. Razones por las que debemos ir a Venus cuanto antes

    Confirmar si el fosfano hallado en su atmósfera es consecuencia de la presencia de vida requerirá la colaboración de distintas misiones capaces de observar el planeta de forma directa. La más adecuada para empezar sería un orbitador, pero ninguna podrá empezar a enviar datos hasta dentro de varios años

  3. China afirma tener su primera nave espacial reutilizable funcional

    Aunque casi no ha dado detalles de la misión, asegura que ha logrado despegar y aterrizar con éxito un prototipo de avión espacial inspirado en el X-37B de las Fuerzas Aéreas de EE. UU. Si se confirma, el gigante asiático podría ejecutar misiones en órbita terrestre baja de manera más eficiente