.

Mika Baumeister vía Unsplash

Cadenas de bloques y aplicaciones

Apple y Google liberan a los países de crear una 'app' como Radar Covid

1

La nueva versión de su API para rastrear contactos de coronavirus ya no requiere que las autoridades sanitarias locales desarrollen una aplicación específica. Los usuarios de Apple solo tendrán que tocar la pantalla para instalarla y los de Android tendrán que descargar una 'app' creada por Google

  • por Charlotte Jee | traducido por Ana Milutinovic
  • 04 Septiembre, 2020

La noticia: Apple y Google han anunciado que están ampliando su sistema de aviso de exposición al coronavirus (COVID-19) para que las agencias sanitarias puedan usarlo sin necesidad de crear una app propia. Es una importante mejora para el sistema, que usa Bluetooth para determinar si las personas han estado cerca unas de otras durante períodos prolongados de tiempo y luego informa a los contactos cercanos de alguien que ha dado positivo a la prueba del coronavirus. El sistema original se lanzó en mayo y desde entonces ha sido implementado por seis estados de EE. UU. y al menos 15 países más.

Cómo funciona: en los estados o regiones que han habilitado la herramienta Exposure Notifications Express, aparecerá un mensaje en los teléfonos con la última versión del sistema operativo Apple o Android, informando al usuario de su disponibilidad. Los usuarios de Apple solo tienen que tocar la pantalla para instalarlo. Los usuarios de Android tendrán que descargar una app; pero, Google genera automáticamente esa app para las autoridades de salud pública. Todo lo que tiene que hacer la agencia es proporcionar a Apple y a Google la información básica y habilitar servidores para alojar las claves de Bluetooth y la verificación de exposición.

Por qué es importante: en un momento en el que la atención en torno a las aplicaciones de rastreo de contactos se ha reducido claramente, se trata de un desarrollo prometedor. Cualquier cosa que facilite a las agencias la configuración de estas aplicaciones debería ayudar a impulsar su adopción en la población general, algo crucial para romper la cadena de contagios. Sin embargo, todavía no es una panacea. Estas aplicaciones solo serán parte de la lucha general contra la COVID-19, que todavía depende en gran medida del rastreo manual de contactos, el distanciamiento social y las masivas pruebas de diagnóstico.

Cadenas de bloques y aplicaciones

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. Google Maps muestra dónde están aumentando los casos de coronavirus

    Su nueva función, disponible en EE. UU. y Europa para iOS y Android, permite ver el número de casos de COVID-19 por cada 100.000 personas en un área determinada, con una señal que indica si la cifra tiene una tendencia ascendente o descendente para ayudar a la gente a decidir dónde es seguro ir

  2. El desafío de la privacidad y los datos va mucho más allá de TikTok y China

    Castigar aplicaciones individuales como WeChat no es más que un parche cortoplacista que no aborda la raíz del problema: una economía global de 'apps' que recopila y monetiza todos los datos que puede. La única forma de solucionarlo es con una legislación sólida y democrática más parecida al RGPD de la UE

  3. EE. UU. no ha prohibido TikTok ni WeChat, pero casi

    Aunque el Gobierno emitió una orden para ilegalizar e impedir la descarga de ambas aplicaciones de propiedad China, ambas siguen disponibles. El 20 % de TikTok será adquirido por Oracle y Walmart con la bendición de Trump, y la prohibición de WeChat ha sido paralizada por un juez de San Francisco