.

Consumo diario de proteínas per cápita, en gramos (2017). Una persona necesita de media alrededor de 50 gramos al día, en función de la edad, el peso, el nivel de actividad y el metabolismo. muchas personas no pueden acceder a una cantidad suficiente

Cambio Climático

Siete gráficos para demostrar el drama del consumo de proteína mundial

1

Mientras que los países ricos comen mucho más de lo que deberían, los países en vías de desarrollo no llegan a las cantidades recomendadas. Además, la tendencia a primar el consumo de proteína animal de vacuno y cerdo frente a alternativas más sostenibles genera un impacto medioambiental enorme

  • por Konstantin Kakaes And Emily Luong | traducido por Ana Milutinovic
  • 14 Enero, 2021

Nuestros hábitos alimenticios dicen mucho sobre nosotros, y eso se ve perfectamente nuestra forma de consumir proteínas. Casi una quinta parte de la población mundial no tiene suficiente, mientras que las personas de los países más ricos ingieren muchas más de las que necesitan.

La gente también tiende a comer más carne a medida que se hace más rica. Eso tiene grandes consecuencias para el medio ambiente: la cría de ganado requiere enormes cantidades de tierra y cultivos y actualmente genera casi 20 % de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

Estados Unidos y Europa han sido obstinadamente adictos a la carne durante décadas, comiendo mucho más de los 50 gramos por persona al día recomendados.

 

China y Brasil también han consumido más carne a medida que sus economías han crecido.

Pero las personas no están necesariamente condenadas a volverse carnívoras a medida que salen de la pobreza. Los más de 1.000 millones de habitantes de la India no ha cambiado mucho sus hábitos de consumo de carne.

Incluso aunque el nivel de riqueza del país haya aumentado mucho.

Cualquier carnívoro debería reflexionar sobre esto.

Aproximadamente 2/5 del terreno en la Tierra (sin contar la Antártida) se utiliza para producir alimentos, y cambiar el uso del suelo para alimentar a las vacas y ovejas que come la gente come tiene un impacto enorme.

Las alternativas protéicas más ecológicas como los insectos y la carne cultivada reciben mucha atención, pero siguen siendo mucho más caras que las carnes básicas (y, en general, no son tan sabrosas).

Pedir a culturas enteras que abandonen la carne no es realista. Pero nuestro ritmo actual de consumo tampoco lo es. Tendremos que recortar de algún lado

Cambio Climático

  1. Las tristes lecciones sobre cambio climático que la pandemia nos ha dado

    Aunque 2020 podría marcar un punto de inflexión en la emergencia climática, las emisiones volverán a subir y los cambios radicales que requiere nuestra economía no se están produciendo a velocidad suficiente. Además, hay mucha gente que sigue sin ser consciente del enorme peligro que nos acecha

  2. Lo que Biden debe copiar de Europa para luchar contra el cambio climático

    Una de las mejores formas de entender qué está pasando en la Tierra es con datos captados por satélites espaciales, una estrategia que aún sufre los recortes de la administración Trump. Pero el país no solo necesita reforzar su capacidad de observación terrestre, también necesita mejorar su análisis de datos

  3. Estas baterías pretenden pisar el acelerador del coche eléctrico

    QuantumScape afirma haber desarrollado baterías de estado sólido que reducen el tiempo de carga, permiten una mayor autonomía y son más económicas y seguras. Volkswagen prevé incorporarlas en sus vehículos en 2025, pero algunos expertos desconfían debido a los retos que aún tienen que superar para su fabricación