.

Abhishek Chinnappa / Getty Images

Cambio Climático

La promesa de emisiones cero de India para 2070 es factible y adecuada

1

Varios expertos han resaltado el anuncio realizado durante la COP26 por uno de los mayores contaminantes mundiales y que depende del carbón para producir gran parte de su energía. El primer ministro del país pidió a las naciones más ricas que financien proyectos climáticos en estados en desarrollo: esa será una de las claves para que su plan triunfe

  • por Casey Crownhart | traducido por Ana Milutinovic
  • 05 Noviembre, 2021

India se ha unido oficialmente al club del compromiso de cero emisiones netas, y su objetivo para 2070 presenta un plan razonable, aunque desafiante, para el país. Esa promesa fue anunciada por el primer ministro Narendra Modi esta semana en la conferencia climática COP26 de la ONU.

Si bien aún faltan décadas para la fecha prevista, y es posterior a la meta de 2050 establecida por muchos otros países, los expertos afirman que es un compromiso ambicioso y significativo por parte de una de las naciones de más rápido desarrollo del mundo. Ahora es el momento de que los países más ricos que han contaminado mucho más durante mucho más tiempo, como Estados Unidos, intensifiquen su apoyo a los esfuerzos de la India y otros países en desarrollo para alcanzar sus objetivos climáticos.

India es actualmente el tercer país con mayores emisiones del mundo. Sin embargo, también alberga al 17 % de la población mundial, por lo que en emisiones per cápita es menos de la mitad de la media mundial, muy por debajo de otros grandes emisores. Decenas de millones de personas en el país aún no tienen acceso a la electricidad.

Cuando se tiene en cuenta el registro histórico, India es responsable de menos del 5 % de las emisiones acumuladas de dióxido de carbono (Estados Unidos representa el 20 %, más que cualquier otro país). "Si se quisieran distribuir los presupuestos de carbono justos, la India sería vista como un verdadero héroe", opina el investigador principal del Centro para el Progreso Social y Económico de Nueva Delhi, Rahul Tongia.

Independientemente de eso, el anuncio de Modi fue una agradable sorpresa para algunos investigadores, asegura la economista y directora climática del Instituto de Recursos Mundiales de India, Ulka Kelkar. Los objetivos son unas "mejoras claras" de los anteriores, señala la experta, y pocos esperaban ese compromiso de cero emisiones netas de la India en la conferencia de este año.

El objetivo era "diplomáticamente necesario", resalta el profesor del Centro de Investigación de Políticas de Nueva Delhi Navroz Dubash, y lo ve principalmente como una "casilla que había que marcar", ya que los 10 principales emisores, salvo Irán, y la mayoría de las otras economías importantes han hecho sus propias promesas de cero neto.

Lo que podría ser más relevante, según Dubash, son los objetivos intermedios que definió Modi. En su discurso, Modi prometió que para 2030 India tendría 500 gigavatios de capacidad eléctrica de fuentes libres de carbono (incluida la nuclear) y obtendría el 50 % de sus "requisitos energéticos" de fuentes renovables. También, se comprometió a reducir las emisiones totales de India en 1.000 millones de toneladas métricas y su intensidad de carbono (que compara las emisiones generadas con la electricidad producida) en un 45 %, también para 2030.

El Gobierno indio aclaró más tarde que el objetivo del 50 % se refiere a la capacidad eléctrica. Esto significa que no incluirá, por ejemplo, la mayor parte de la energía utilizada en los sectores difíciles de descarbonizar como el transporte. También se trata de la capacidad, no de la generación. Y probablemente habrá menos limitaciones sobre el carbón de lo que algunos investigadores habían pensado al principio, explica Dubash.

Con el tiempo, será necesario alejarse del carbón para alcanzar las cero emisiones netas, y eso presentará un verdadero desafío para la economía del país, ya que aproximadamente el 70 % de su energía actualmente proviene de esa fuente. Limpiar otros sectores además de la electricidad, como la industria y el transporte, que generan una gran parte de las emisiones de la India, podría resultar especialmente difícil. "Ni siquiera tenemos soluciones efectivas en el mundo desarrollado, por lo que no está claro cómo se llevará a cabo en un lugar como India", subraya el profesor de geosistemas de la Universidad de Texas en Austin (EE. UU.) Arvind Ravikumar.

El profesor añade que algunos países como Estados Unidos podrían ayudar financiando investigación y trabajando con los países en desarrollo para descubrir y pagar las nuevas tecnologías. En su discurso de la COP26, Modi pidió a los países ricos que proporcionen 1 billón de dólares (más de 867.000 millones de euros) de financiación climática para las naciones en desarrollo. Pero esas promesas de financiación se han quedado cortas por ahora: el compromiso de 2009 de 100.000 millones de dólares (86.546 millones de euros) anuales de los países industrializados, que iba a comenzar en 2020, no se ha materializado.

La financiación y la tecnología podrían determinar si la India es capaz de cumplir con las prometidas reducciones de las emisiones. En un informe reciente de la Agencia Internacional de Energía, los investigadores presentaron un escenario por el cual el país alcanzaría cero emisiones netas a mediados de la década de 2060. Según su estimación, alcanzar ese objetivo requeriría 1,4 billones de dólares (1,2 billones de euros) en capital adicional para los proyectos de energía limpia entre ahora y 2040.

"El mundo se ha aferrado al cero neto como instrumento para combatir el cambio climático", destaca Tongia, pero una fecha para conseguir cero emisiones netas no cuenta toda la historia de la acción climática de un país. La cantidad total de emisiones a lo largo del tiempo, así como el contexto en el que se producen, influirán en su impacto. Y aunque algunos podrían argumentar que el tiempo es esencial, Tongia concluye que para la India el compromiso para 2070 sigue siendo "un cambio enorme que intenta equilibrar los problemas de equidad con las acciones significativas".

Cambio Climático

  1. Fiebre del oro, agricultura y cambio climático: así secamos California

    Desde los primeros colonos hasta los agricultores de hoy, los humanos hemos esquilmado el agua de esta región y modificado su terreno a niveles nunca vistos. Pero la naturaleza está viva y no podemos manipularla a nuestro antojo eternamente. La emergencia climática está respondiendo y el futuro es incierto

  2. El Paso, 'la urbe a prueba de sequías', lucha contra el cambio climático

    Ubicada en pleno desierto, lleva décadas adaptándose a la escasez de agua con políticas sociales y medidas tecnológicas, pero todo podría ser insuficiente ante la creciente amenaza de la emergencia climática. Estas intervenciones no son infinitas, ¿hasta dónde seremos capaces de llevarlas?

  3. El cambio climático hunde Ciudad de México, su población contrataca

    Erigida sobre lechos de lagos secos, se inunda con las lluvias y se queda sin agua en las sequías, pero un balance deficitario la hundió 12 metros el siglo pasado y la tendencia va a peor. Para combatir la situación, los ciudadanos están aplicando distintas técnicas, como los techos de lluvia y la reforestación