.

Imágenes cortesía de la familia de Yusufi.

Tecnología y Sociedad

El piloto de Uber asesinado reabre el debate sobre el trabajo de plataformas

1

La compañía alega que el conductor no estaba conectado a la 'app' cuando recibió el disparo, por lo que no estaba trabajando para la compañía y se niega a compartir sus registros. Para la familia, se trata de algo irrelevante y pide una indemnización y un mejor sueldo para todos los conductores de la empresa

  • por Tate Ryan-mosley | traducido por Ana Milutinovic
  • 21 Diciembre, 2021

El inmigrante afgano que llegó a Estados Unidos con un visado especial por haber sido traductor para el ejército estadounidense, Ahmad Fawad Yusufi, de 31 años, estaba durmiendo en su coche en el aparcamiento de un parque infantil de San Francisco (EE. UU.) alrededor de las 5 de la mañana del 28 de noviembre cuando alguien se acercó al coche, intentó robarle la cartera y lo disparó causando su muerte. Yusufi había llegado a la ciudad desde su casa en Sacramento (EE. UU.) para ser conductor de Uber y trataba de descansar un poco entre turnos.

Desde aquella terrible noche, la familia de Yusufi (su hermano, su esposa y sus tres hijos) busca respuestas desesperadamente, y creen que Uber debe hacer su parte para ayudar. En una carta a la empresa publicada la semana pasada a través del grupo laboral Gig Workers Rising, el hermano de Yusufi, Mohammed, que se conoce con el nombre de Ilyas y se refiere a Ahmad como hermano, destacó sus tres peticiones: acceso a la cuenta de Uber de Yusufi, 3,56 millones de euros como ayuda inmediata para la familia y un sueldo mejor para todos los conductores de Uber. (Ilyas también trabaja como conductor de la empresa).

Uber primero respondió al asesinato afirmando que Yusufi "parecía estar offline" en el momento del incidente y no ha querido compartir ningún registro ni documentación de la actividad de su cuenta con su familia ni con la prensa.

En la carta, Ilyas cuestionó si estar offline en la app significaba que Yusufi no trabajaba para Uber, destacando uno de los principales inconvenientes del trabajo de este tipo. "Mi hermano Ahmad fue asesinado mientras conducía para su empresa. Ustedes mintieron cuando afirmaron a la prensa que él no trabajaba para Uber en el momento en el que fue asesinado. Él estaba en San Francisco para trabajar para Uber... Se paró para descansar después de trabajar para Uber esa noche".

Yusufi se había mudado a California (EE. UU.) desde Afganistán tres años antes, como medida de seguridad necesaria después del tiempo que pasó ayudando al ejército estadounidense. Los ingresos de Yusufi eran fundamentales para la familia, asegura Ilyas, y aunque tratan de sobrevivir a través de distintas medidas entre las que se incluye la página de financiación colectiva GoFundMe, la esposa y los hijos de Yusufi no disponen de los medios económicos adecuados.

Crecientes preocupaciones de seguridad

En EE. UU., los conductores están demasiado acostumbrados a este tipo los delitos violentos. Una investigación reciente del Wall Street Journal reveló que, aunque la empresa no quería compartir sus estadísticas, estos conductores sufren el 11 % de los asaltos a vehículos en Minneapolis (EE. UU.), y un informe del Markup publicado en julio de este año registró en 124 asaltos a vehículos confirmados e intentos del mismo delito el año y medio anterior, en los cuales las víctimas eran conductores de viajes compartidos.

Uber ha implementado varias medidas de seguridad nuevas, como el acceso rápido a 911, la posibilidad de transmitir coordenadas GPS a la policía y una opción de grabación de audio lanzada este mes. Pero según algunas mediciones, este es uno de los trabajos más peligrosos del país, y algunos conductores y grupos laborales, como la Asociación de Conductores Independientes (Independent Drivers Guild), han acusado a la empresa de no hacer lo suficiente para mantener a salvo a sus trabajadores. Algunos han empezado a tomar el asunto con sus propias manos, llevando gas pimienta, instalando cámaras de seguridad e incluso portando armas.

Yusufi es uno de los muchos refugiados afganos que viven en Sacramento y que conducen para Uber en San Francisco, donde hay más demanda de servicio (alrededor del 56 % de todos los trabajadores autónomos en San Francisco son inmigrantes). Ilyas cuenta que Yusufi salió de Sacramento hacía el Área de la Bahía el viernes 26 de noviembre para trabajar para Uber y que dormía en su coche tanto como podía entre trayectos, una práctica común entre los conductores que no pueden permitirse una habitación de hotel. Según Ilyas, un amigo que también era conductor y estaba con Yusufi aseguró que estaban descansando en el coche en el momento del disparo.

Uber solo permite a los conductores permanecer activos en la app durante 12 horas y luego requiere un descanso de seis horas para garantizar una conducción más segura. Durante los descansos, las siestas o las comidas, los conductores salen de su app para maximizar el tiempo disponible para ganar dinero.

En la carta, Ilyas resalta que los bajos salarios de los conductores de Uber "mantienen esas condiciones laborales tan precarias y que cientos de conductores afganos conducen de Sacramento a San Francisco cada semana y duermen en sus coches en entornos inseguros, solo para ganar lo suficiente cada semana para sustentar a sus familias".

¿Qué cuenta como trabajo?

Uber aún no ha respondido a la carta, aunque la empresa está en contacto con la familia. En una declaración a MIT Technology Review antes de la publicación de la misiva, el portavoz de Uber dijo: "Nos entristece este acto de violencia ciega que le quitó la vida al Sr. Yusufi. Nuestro corazón está con su familia en este momento difícil".

Ilyas y la familia de su hermano están desesperados por saber algo más sobre las circunstancias de la muerte de Yusufi, pero no hay respuestas del Departamento de Policía de San Francisco. Ilyas ha intentado acceder a la cuenta de Uber de Yusufi y afirma que ha sido deshabilitada. Ha intentado comunicarse con Uber sobre este problema y asegura que Uber ha respondido que eso va en contra de su política.

El 5 de diciembre, el canal de noticias local ABC10 informó que Uber había comentado que Yusufi "parecía estar offline" en el momento del disparo.

En una conversación telefónica con MIT Technology Review, el portavoz de Uber destacó que Yusufi no estaba activo en la app desde la medianoche hasta las 5 de la mañana el 28 de noviembre, cuando acudió la policía, pero que sí había estado activo el 27 de noviembre. Uber no ha querido hacer públicos esos tiempos. La compañía también se negó a proporcionar documentación de los registros de conducción de Yusufi a MIT Technology Review cuando se le solicitó, citando preocupaciones de privacidad.

El caso de Yusufi llega al fondo de un polémico debate sobre si los trabajadores de este tipo se consideran empleados de la empresa. La ley del estado de California ha ido cambiando sobre este tema en los últimos años, y en 2020, Uber, Lyft, DoorDash e Instacart invirtieron alrededor de 180 millones de euros para presionar a favor de una medida que excluiría a estos trabajadores de beneficios como descansos pagados. Esa ley, la Propuesta 22, fue aprobada en 2020, pero un juez la anuló por inconstitucional. Los trabajadores de este tipo permanecerán desprotegidos mientras avanza el proceso de apelación.

Para la familia de Yusufi, el hecho de si él estaba usando activamente la app de Uber en el momento del tiroteo resulta irrelevante. Desde su perspectiva, según Ilyas, Yusufi estaba en San Francisco para conducir para Uber. Y sentencia: "Somos refugiados en este país. No tenemos buena información. Somos nuevos. No tenemos a nadie que nos respalde. Pueden hacer lo que quieran".

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Apostar por lo local: la única receta contra el mal de la economía global

    La desregulación financiera, el antisindicalismo, el valor accionista como mayor objetivo de los negocios y la globalización de las cadenas de suministro han dejado atrás a pequeñas ciudades que fueron prósperos centros de fabricación, con igualdad y empleos de calidad. Alguien tiene que arreglarlo

  2. Cinco poemas sobre la mente

    Cinco poetas nos abren su corazón, su alma y su cerebro en estas cinco composiciones sobre la complejidad del cerebro, la razón y la conciencia

  3. Cómo medir el agua dulce del mundo (y mejorar así su gestión)

    La teledetección ha facilitado a los científicos la supervisión de los ríos, lagos y embalses, cuando la construcción y el desarrollo urbano masivos llevan años alterando las reservas de agua dulce