.

Crop2X

Computación

El 'big data' puede ayudar a resolver el problema del agua en Pakistán

1

La ciudad más poblada del país, Karachi, pierde miles de millones de litros diarios por una mala gestión del recurso. Ayudar a los agricultores a ahorrar el agua en los alrededores podría mejorar la producción y salvar a los ciudadanos

  • por Mariya Karimjee | traducido por Ana Milutinovic
  • 07 Enero, 2022

Cuando Ahsan Rehman se licenció en 2016 en una de las mejores universidades de ingeniería de Pakistán, sabía que quería un trabajo que ayudara a la gente. No tuvo que ir muy lejos en busca de ideas. En su casa de Karachi (Pakistán), su familia a menudo pasaba días sin agua de las tuberías de la ciudad. Primero, había cavado un pozo, perforando el acuífero que se encontraba debajo de la ciudad. Cuando el agua de ahí empezó a agotarse, recurrieron al sistema de los camiones municipales de reparto para complementar su suministro. Al final, su familia decidió cavar otro pozo aún más profundo, sabiendo que, si todos los que los rodeaban hicieran lo mismo, el suministro de agua subterránea de la ciudad estaría aún más en peligro. "Era como una competición en la que al final todos pierden", admite Rehman. "Personalmente, me siento muy mal por tener que hacer esto, pero no tengo otra opción".

Pakistán figura constantemente como uno de los países con mayor riesgo de sufrir una crisis del agua. La lluvia cae más fuerte que antes allí, pero no con tanta frecuencia, y esa situación dificulta la reposición de las reservas de agua subterránea. Las temperaturas más altas incrementan la evaporación y los cultivos piden más agua. Con el tiempo, el deshielo y el derretimiento de los glaciares, dos importantes fuentes de agua para el país, se reducirán a un goteo.

Pero Pakistán no se enfrenta a este problema hídrico solo por el cambio climático. Los conservacionistas del agua aseguran que la combinación de mala gestión de los recursos, disminución del agua subterránea y almacenamiento inadecuado de ha llevado al sistema a este punto precario.

En ningún lugar esto resulta más evidente que en Karachi, la ciudad más poblada de Pakistán, que tiene una escasez diaria de agua de cientos de millones de litros. A pesar de eso, el precio baja constantemente, su uso no se mide y muchas fuentes no están reguladas.

Preocupado por el futuro del agua en la ciudad, Rehman comenzó a trabajar para la start-up tecnológica AquaAgro, formada en 2016. La premisa de la compañía era simple: usar datos para ayudar a los agricultores a tomar mejores decisiones sobre los programas de riego. Su dispositivo, que incluía una caja de energía solar y un medidor de suelo del tamaño de un pulgar, podía monitorear las condiciones climáticas como la temperatura, la humedad y la presión y medir la humedad del suelo. Todos los datos se subían en un portal, y los agricultores recibían alertas móviles que les informaban de cuándo tenían que regar sus cultivos.

En las granjas piloto de AquaAgro, el rendimiento de los cultivos aumentó en un 35 % y el uso de agua se redujo en un 50 %. Pero, cuando Rehman y sus colegas presentaron a los agricultores su producto, encontraron que pocos estaban interesados. "No era un modelo económico viable", afirma Rehman. "Como el precio del agua era tan bajo, los agricultores no estaban motivados para reducir su consumo".

"Esto es como una competición en la que al final todos pierden"

Pero el agua ya no es el recurso abundante que era antes. Las granjas alrededor del área de Karachi que dependían del agua subterránea para sus cultivos usan de todo en la actualidad, desde aguas residuales hasta camiones cisterna y agua superficial robada. La principal empresa de servicios de agua de Karachi se queja de que una gran cantidad acaba robada de un sistema de canales de 3.200 kilómetros que distribuye el agua de un lago que se encuentra a unas dos horas fuera de la ciudad. "Existe una percepción general de que hay un uso no autorizado del agua [...] por parte de las granjas, parques temáticos y personas en asentamientos improvisados, entre otros", afirma el planificador urbano de Karachi Farhan Anwar. Pero, también añade, "es difícil demostrarlo".

Rehman esperaba que AquaAgro pudiera ayudar con la crisis del agua de Karachi. Si las granjas alrededor de la ciudad usaran menos, tal vez quedaría algo para sus hijos y los hijos de sus hijos. Pero a finales de 2019, el equipo de AquaAgro llegó a la conclusión de que probablemente su producto nunca fuera rentable. Sus fuentes de financiación se habían agotado y se disolvieron poco después.

Sin embargo, las ideas del equipo no se han olvidado. La start-up Crop2X, que nació en la misma incubadora que AquaAgro, también está trabajando en distintas formas basadas en datos para ayudar a los agricultores a modernizarse. La empresa utiliza sensores e imágenes satelitales para identificar qué parcelas de terreno no funcionan a su máximo rendimiento. El fundador y CEO, Laeeq Uz Zaman, afirma: "Hemos podido utilizar las imágenes de satélite para identificar plagas y reducir la cantidad de fertilizante que se utiliza. Se trata de cosas que son valiosas para los agricultores".

Uz Zaman espera poder hacer una trampa: si convence a los agricultores de que compren un producto que quieren, que les ayudaría a reducir el gasto en fertilizantes, tal vez después incorporen también estrategias de reducción de agua. En sus informes semanales a los clientes, Crop2X incluye consejos sobre el uso de agua, en parte basándose en el programa de datos desarrollado por AquaAgro.

El enfoque general de la compañía parece estar funcionando por ahora. Actualmente, tiene más de 1.500 acres (607 hectáreas) de tierras agrícolas que utilizan sus servicios, y su objetivo es llegar a 4.000 acres (1.620 hectáreas) para el 2025. La start-up ha comenzado a implementar programas piloto en grandes granjas corporativas, con la esperanza de que los propietarios vean la utilidad de sus métodos. Aun así, Uz Zaman señala que el mayor obstáculo para su plan es el agricultor promedio, que duda de que menos agua pueda resultar en más cosecha.

*Mariya Karimjee is a freelance writer living and working in Karachi.

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. Una hora antes de la invasión, los hackers rusos ya habían atacado Ucrania

    El ataque a Viasat, empresa norteamericana de comunicación por satélite utilizada por el ejército ucraniano, muestra el papel emergente de la ciberguerra

    Escenas de la destrucción del 25 de febrero en Kiev (Ucrania).
  2. La criptomoneda indígena que sueña con la independencia financiera

    El creador de MazaCoin ha hecho realidad el sueño de crear un sistema monetario soberano para los pueblos indígenas, pero es diferente a como era hace 10 años

  3. 575 millones de euros: un golpe rutinario para los ladrones de criptodivisas

    Un presunto robo de criptomonedas en Corea del Norte se suma a una lista ya larga y creciente de grandes criptohackeos

    MS TECH | WIKIMEDIA COMMONS